¿La terapia en línea es confidencial?

¿La terapia en línea es confidencial?

Algo que se ha vuelto muy común en la actualidad es la terapia en línea o tele salud. Los servicios de salud mental han obtenido una gran popularidad recientemente y hay una gran cantidad de investigaciones que respaldan la eficiencia de la terapia en línea. Sin embargo, una pregunta que se hacen muchos es si estos servicios médicos son confidenciales.

Terapia en línea

La terapia en línea normalmente se realiza mediante un chat de video, pero algunas personas prefieren las sesiones por teléfonos o a través de un chat en vivo. Normalmente cuando alguien utilice plataformas de terapia en línea, tendrá la oportunidad de enviar un mensaje para contactar con su terapeuta. La eficacia de la terapia en línea se ha estudiado en varios contextos, donde se encuentra incluida la terapia de grupo, individual y de pareja. Este servicio médico tiene algunas ventajas en particular, por ejemplo.

  • Tiempo de viaje diario. Las personas no tendrán que conducir a las sesiones o tomar el transporte público cuando la terapia es realizada de manera remota. Esto es una muy buena solución, para las personas que viven en áreas muy lejanas o que no tienen tiempo para viajar.
  • Una gama más amplia de opciones. Las personas serán capaces de ver a cualquier persona con licencia para poder practicar en su área al momento de recibir terapia en línea, esto da a los pacientes poder seleccionar al terapeuta que mejor se adapte a sus necesidades.
  • Conveniencia. La principal ventaja de cualquier servicio en línea es que podrá hacer la consulta en cualquier lugar, lo único que la persona necesitará es un internet estable.

Confidencialidad

La terapia en línea se encuentra regida por el mismo estándar legal que la terapia o asesoramiento que una tradicional. Esto significa que tiene que ver con la confidencialidad entre el terapeuta y paciente. Es importante recalcar que en los Estados Unidos las leyes pueden variar dependiendo la localidad.

En el caso de los terapeutas tienen que cumplir con la ley HIPAA como los especialistas que tratan a sus pacientes de manera presencial. No importa si una persona ejerce su profesión de manera presencial o en línea, existen repercusiones legales para los que prestan un servicio médico y de salud mental, y no cumplen con las leyes establecidas.

Una persona antes de comenzar una terapia en línea, tiene que asegurarse de algunas cosas. La primera es que tiene que verificar que los proveedores del portal web posean licencia. Normalmente los sitios web que tienen buena reputación siempre garantizan que los terapeutas de la plataforma posean licencias antes de prestar sus servicios a través de la misma.

Por otro lado, es importante que la persona vea cuales son las medidas que toma la plataforma para poder garantizar que la sesión entre él/ella y su terapeuta se encuentre protegida. Normalmente los sitios web de terapias más famosos tienen toda esta información disponible en la sección de preguntas frecuentes.


Le puede interesar: Cómo saber si es víctima del abuso emocional