Zonificación

Zonificación

Las ordenanzas de zonificación generalmente dividen un área en distritos o zonas (residencial, comercial e industrial) y requieren que el uso de la propiedad se ajuste al tipo de zona. La mayoría de estas leyes se derivan del deseo de crear un lugar agradable para vivir. Por ejemplo, muy pocas personas desearían vivir cerca de una gran fábrica. Las leyes especiales de zonificación pueden aplicarse a ciertos tipos de negocios, como clubes de striptease y dispensarios de marihuana. Sin embargo, las leyes de zonificación están cambiando rápidamente a medida que más personas quieren vivir más cerca o incluso junto a las áreas comerciales y sus lugares de trabajo, y algunos municipios utilizan leyes de zonificación para fomentar una mayor densidad urbana. Esta sección proporciona información legal sobre el cumplimiento de la zonificación, los desafíos a las ordenanzas de zonificación y más.

Tipos de clasificaciones de zonificación

Hay diferentes tipos de zonas relacionadas con el desarrollo inmobiliario, que tienden a variar según la comunidad. Los principales tipos de categorías de zonificación incluyen los siguientes:

Residencial: esta zona está destinada a hogares, como casas, apartamentos, condominios y casas móviles; Las zonas residenciales a menudo se refieren a si los animales de granja (como los pollos) pueden mantenerse y si se permiten negocios en el hogar.

Comercial: esta es una categoría amplia que puede incluir oficinas, restaurantes, centros comerciales e incluso apartamentos.
Industrial: las zonas industriales incluyen fábricas, almacenes y establecimientos similares.

Agrícola: protege las tierras agrícolas para las actividades relacionadas. Por lo general, se limita la densidad de desarrollo y la superficie mínima para parcelas de tierra separadas.

Rural: Puede incluir áreas residenciales zonificadas para permitir caballos o ganado pequeño.

Histórico: algunas comunidades tienen leyes de zonificación que previenen alteraciones en edificios históricos, que a menudo afectan a aquellos que califican para incentivos fiscales.

Estética: algunas comunidades de lujo tienen leyes especiales de zonificación, reglas similares de asociación de propietarios, que cubren esquemas de color, paisajismo, materiales de construcción y otros elementos estéticos.

Mixto: algunas zonas se dividen en zonas para uso mixto con el fin de fomentar una mayor densidad de viviendas, locales comerciales y oficinas.

Alivio de las leyes de zonificación

Los dueños de propiedades típicamente deben cumplir con estás leyes de su comunidad o arriesgarse a recibir multas y otras sanciones. Pero puede haber casos aislados en los que el propietario de una propiedad se ve obligado a disputar una determinación de zonificación, particularmente cuando estas se modifican y afectan las propiedades existentes. En general, hay dos formas de disputar una ordenanza de zonificación: solicitar una excepción de la ley o impugnar la ordenanza como impropia. Cualquiera que sea la razón para impugnar esta ley, los dueños de propiedades deben consultar con un profesional en el área antes de emprender tal acción.

En algunos casos, una propiedad puede ser eximida de cualquier cambio en la ley de zonificación, que se conoce como "uso existente continuo" o "uso legal no conforme". Estas excepciones también pueden estar disponibles para los propietarios que hayan realizado una inversión sustancial en su propiedad. Por ejemplo, una persona que invirtió mucho tiempo y dinero en renovar una casa victoriana en un restaurante de alto nivel, incluso si aún no ha abierto sus puertas, puede ser elegible para una exención legal de uso no conforme. Pero si el argumento de uso público es suficientemente convincente, la exención puede ser denegada.

Otra forma de obtener alivio de una ley de zonificación es solicitar una "variación", en la que a los propietarios se les otorga permiso para incorporar variaciones específicas en ese espacio.

Leyes de zonificación y derechos de los propietarios

Si vive en una casa ubicada en un área que está zonificada solo para uso residencial, por lo general no puede usarla para usos comerciales. Si bien ciertamente puede organizar una venta de garaje o dejar que su hijo venda limonada en la esquina, no puede abrir un restaurante en su casa en lugares residenciales de la zona. Del mismo modo, la mayoría de los edificios de oficinas no pueden incluir viviendas. Asegúrese de aprender sus ordenanzas locales con respecto a la zonificación, ya que tienden a diferir de un vecindario a otro.

Subcategorias