Vehículo de Motor

Abogado de Vehículo de Motor

Los defectos relacionados con vehículos de motor incluyen reclamaciones que involucran no solo automóviles de pasajeros, sino también motocicletas, camiones y camionetas. A diferencia de una demanda por lesiones personales ordinarias por negligencia después de un accidente automovilístico, a fin de establecer la responsabilidad del vendedor o del fabricante de un vehículo por un defecto del automóvil, no es necesario que demuestre que fueron por descuido.

Los reclamos pueden basarse en defectos en:

  • El cuerpo (carrocería) y estructura del el armazón,
  • Sistema de frenos,
  • Sistema de refrigeración y control de temperatura,
  • Sistema eléctrico,
  • Ensamblaje del motor,
  • Sistema de escape,
  • Sistema de combustible,
  • Sistema de lubricación,
  • Compartimiento de pasajero,
  • Sistemas de dirección y suspensión,
  • Transmisión, y otras partes y accesorios.

Nuevamente, el descuido no es un requisito bajo el estándar legal de responsabilidad estricta. En cambio, la responsabilidad en casos de defectos de vehículos de motor está controlada por la doctrina de responsabilidad estricta. Independientemente de los pasos que un fabricante o distribuidor diga que toma en el diseño, montaje o manejo de un vehículo automotor, usted puede hacer una reclamación de responsabilidad estricta basada en un defecto del vehículo, sin mostrar ninguna negligencia, si alguna de tres de las siguientes condiciones existen:

  • El vehículo o uno de sus componentes tenía un defecto "irrazonablemente peligroso" que lo lastimó.
  • El defecto puede existir ya sea en el diseño del vehículo, en el proceso de fabricación, durante la manipulación o el envío (es decir, la entrega que hace el fabricante o el concesionario al comprador), o por obviar y no advertir a los consumidores sobre un aspecto peligroso del vehículo.
  • El defecto causó una lesión mientras el vehículo estaba siendo utilizado, de la formaa que estaba destinado a ser utilizado. Por ejemplo, es posible que no pueda recuperarse si se utiliza un sedán deportivo para cruzar un arroyo.
  • El vehículo no se había cambiado sustancialmente de la condición en que se vendió originalmente. "Sustancialmente" significa de una manera que afecta la forma en que se desempeña el vehículo.

Defensas a demandas defectuosas de vehículos de motor

El fabricante del vehículo y/o el vendedor pueden acudir a presentar una defensa de sus reclamos de responsabilidad estricta, especialmente si ha sido propietario del vehículo durante algún tiempo, si se puede demostrar que conocía el defecto, pero siguió utilizando el vehículo de todos modos. Por lo general, esto se establece a través de la condición del vehículo (que la compañía de seguros del fabricante o del vendedor podrá examinar si presenta un reclamo), o de su propia descripción de su uso del vehículo. En algunos estados, un fabricante o vendedor también puede defenderse contra su reclamo por defecto de vehículo de motor, según la teoría de que su negligencia contributiva o comparativa haya sido la causa o factor de sus lesiones.

Daños punitivos

Una tendencia reciente en los casos de responsabilidad por defectos de vehículos, es aumentar las indemnizaciones por daños punitivos para quienes presentan una demanda exitosa contra un fabricante o vendedor. Estas indemnizaciones por daños punitivos están por encima y más allá de los daños para compensar a un demandante por sus lesiones, y pueden llegar a decenas de millones de dólares en ciertos casos. Los daños punitivos tienen la intención de castigar a los fabricantes de vehículos, y alentarlos a reparar los defectos inherentes en los diseños de vehículos que hayan sido causantes de lesiones.

Tradicionalmente, los fabricantes de vehículos se han involucrado en lo que se conoce como un análisis de "costo-beneficio", al decidir si cambiar un diseño de vehículo potencialmente defectuoso. En este proceso, el fabricante calculará el costo de implementación de un cambio de diseño (es decir, a través de los retiros y reparaciones del vehículo), y comparará ese costo con el costo potencial del litigio y la liquidación, después que el defecto cause lesiones. Los daños punitivos a menudo se otorgan para aumentar los costos potenciales, que enfrentará un fabricante si decide no reparar un defecto de diseño, lo que hace que el análisis de costo-beneficio se dirija a la eliminación de defectos.

Las acciones de responsabilidad del producto a menudo son bastante complejas, y el establecimiento de fallas legales a menudo requiere la asistencia y el testimonio de expertos. Existen varias teorías según las cuales un demandante podría presentar una demanda, y varias defensas que podrían vencer dicha demanda. Además, cada estado tiene sus propias leyes y estatutos específicos que afectarán una acción de responsabilidad del producto. Por consiguiente, es importante consultar a un abogado experimentado si usted o un ser querido sufre una lesión causada por un producto potencialmente defectuoso.

¿Preguntas sobre demandas por vehículos defectuosos? Un abogado puede ayudar

Un reclamo exitoso contra un fabricante de vehículos de motor puede costarle a la compañía millones de dólares, por lo que puede estar seguro que luchará contra un reclamo de responsabilidad de producto, con un gran equipo legal y la defensa más agresiva que puedan llevar a cabo. Tener un abogado a su lado, puede ayudarlo a mejorar las probabilidades y asegurarse que reciba una compensación justa. Póngase en contacto con un abogado experimentado para discutir su reclamo.

Subcategorias