Última voluntad y testamento

El testamento, que establece sus preferencias sobre cómo le gustaría que sus bienes fueran distribuidos después de su muerte, es uno de los documentos más importantes que debe constituir cuando planifique su patrimonio. Sin ello, a menudo surgen disputas entre los miembros de la familia, y algunos bienes pueden ser entregados al estado si no se puede encontrar herederos. Un documento informal, una carta de instrucciones, puede contribuir en gran medida a proporcionar claridad adicional a sus beneficiarios y al ejecutor de su voluntad.

Si bien esta carta no es un documento legal, la inclusión de ciertos elementos puede ayudar a que el proceso de sucesión de bienes sea más fácil. Por ejemplo, el ejecutor de su voluntad necesita saber dónde encontrar ciertos documentos o cómo iniciar sesión en ciertas cuentas en línea.

Una carta de instrucciones debe cubrir tres áreas principales:

  • Deseos funerarios (ya sea que haya reservado o pagado una parcela; si está solicitando una cremación, dónde desea que se disemine su ceniza; si desea donar su cuerpo o sus órganos)
  • Detalles financieros (activos, tanto monetarios como de otro tipo; cualquier deuda pendiente; información de contacto de empleadores o planificadores financieros)
  • Efectos personales (donde se encuentran ciertos artículos; cómo cuidar a las mascotas; mensajes personales y otra recomendaciones a sus sobrevivientes)

Elementos específicos para incluir en su carta de instrucciones:

-La ubicación exacta de la voluntad.

-Instrucciones completas para el entierro/cremación (los veteranos pueden considerar ser enterrados en cementerios nacionales).

-Lista exhaustiva de amigos, familiares y otras personas a las que se debe contactar después de su muerte.

-La ubicación exacta de todos los documentos importantes, tales como escrituras de bienes raíces, documentos de divorcio, certificado de nacimiento, cualquier otro documento legal y registro.

-Cualquier información relacionada con la membresía en sociedades, logias u otras organizaciones similares (masones, por ejemplo). Muchos de ellos ofrecen beneficios de muerte para los beneficiarios nombrados.

-Dónde se pueden encontrar los documentos relacionados con el seguro de vida, el nombre del asegurador (es), el (los) número (s) de la póliza, etc.

-Toda la información de la cuenta bancaria, incluidos los nombres de los bancos y los números de cuenta.

-Una lista de los bonos de ahorro en los Estados Unidos (incluye nombres, denominaciones y números de serie).

-Una lista de acciones o bonos (y dónde se pueden encontrar).

-Cualquier información del plan de pensiones.

-Declaraciones de impuestos, tanto estatales como federales, de los últimos años.

-Una declaración con respecto a cualquier cambio en su voluntad.

-Ubicación de las facturas pendientes o recurrentes, más una lista de las deudas personales pendientes.

-Donde se encuentran las facturas y registros de pago.

-Cualquier regalo grande que haya recibido en los últimos años.

Asegúrese de que todo esté en orden: Obtenga ayuda de un abogado de planificación patrimonial

El contenido de cualquier carta de instrucciones variará según las necesidades únicas de cada individuo. El objetivo principal es ayudar al ejecutor de su voluntad y a sus beneficiarios a manejar el proceso de la mejor manera posible. Comuníquese con un abogado de testamentos en su localidad, que pueda ayudarlo a garantizar que los documentos de su patrimonio comuniquen sus deseos de manera clara y efectiva, cuando haya fallecido.