Bebidas Energéticas

¿Alguna vez se ha preguntado si las bebidas energéticas que todos parecen estar consumiendo son seguras o saludables?

¿Qué pasa cuando los niños se ven involucrados en este particular consumo?

Según un nuevo comentario publicado en el Diario de la Asociación Médica Americana, los padres deberían preocuparse por los potenciales daños asociados con estas bebidas. Esto se debe a que las bebidas energéticas y los problemas de salud parecen ir de la mano, como el pan y la mantequilla de maní. Los autores de dicho artículo dicen que las bebidas energéticas son especialmente populares entre los varones adolescentes, informa el Washington Post.

Los autores también afirman que las bebidas energéticas, que a menudo se mezclan con el alcohol, pueden provocar un aumento considerable en el consumo del mismo y pueden hacer que las personas crean que no están siendo afectadas. Los autores incluso llegaron a decir que las bebidas energéticas podrían contribuir a la dependencia del alcohol.

El artículo también advirtió que debido al alto nivel de cafeína, las mujeres embarazadas y las adolescentes en particular deben tener sumo cuidado con estas bebidas. Demasiada cafeína puede interferir con el embarazo, dando lugar a complicaciones como el parto prematuro, el aborto involuntario y la muerte fetal. Los adolescentes también corren el riesgo de un aumento en la presión arterial, ansiedad y problemas para dormir. Sin mencionar que las bebidas no dietéticas están llenas de azúcar, lo que también puede conducir a la obesidad.

Entonces, ¿cuánta cafeína debería permitírsele a estas bebidas? Es posible que se sorprenda al saber que la FDA ni siquiera ha establecido un límite, a pesar del hecho de que sí existen tales límites para los refrescos, informa el Washington Post.

Al final, el mensaje con respecto a este asunto no es "enloquecer y tirar todas las bebidas energéticas y hacerlas ilegales". Tales citas reaccionarias a menudo son un mensaje populista, y no hace mucho para ayudar realmente al pueblo. En verdad, el mejor mensaje es vigilar lo que estás introduciendo en tu cuerpo y practicar la moderación, proporcionando mayor concientización.