Resolución Alternativa de Disputas

Resolución Alternativa de Disputas

La resolución alternativa de disputas (ADR, por sus siglas en inglés) es el procedimiento para resolver disputas sin litigio, como arbitraje, mediación o negociación. Los procedimientos de ADR son generalmente menos costosos y más expeditos Cada vez se utilizan más en disputas que de otro modo resultarían en litigios, incluyendo disputas laborales de alto perfil, acciones de divorcio y reclamaciones por lesiones personales.

Una de las razones principales por las que las partes pueden preferir los procedimientos de ADR es que, a diferencia de los litigios contenciosos, los procedimientos de ADR a menudo son colaborativos y permiten que las partes entiendan las posiciones de los contrarios, además permite que las partes propongan soluciones más creativas que a un tribunal no se le permite legalmente imponer.

Términos a saber

- Arbitraje: proceso similar a un juicio informal en el que una tercera parte imparcial escucha cada argumento de una disputa y emite una decisión; las partes pueden acordar que la decisión sea vinculante o no vinculante.
- Vinculante y no vinculante: una decisión vinculante es aquella que las partes deben respetar independientemente de si están de acuerdo o no; Una decisión no vinculante es la que las partes pueden optar por ignorar.
- Árbitro: persona imparcial que tiene el poder de resolver una disputa al escuchar a cada parte y tomar una decisión.
- Audiencia: procedimiento en el que se presentan pruebas y argumentos, generalmente a un responsable de la toma de decisiones que emitirá la resolución.
- Mediación: proceso de colaboración donde un mediador trabaja con las partes para llegar a una solución de mutuo acuerdo; la mediación es generalmente no vinculante.

Otras consideraciones al contratar a un abogado Alternativo de Resolución de Disputas

A pesar de que la Resolución Alternativa de Disputas tiene la intención de reducir los costos, el estrés y la formalidad asociados con acudir a los tribunales, muchas partes prefieren contratar profesionales en el área para que los representen. También buscan consultas previas sobre posibles soluciones o estrategias. Al igual que con cualquier disputa legal, debe contratar a un profesional con experiencia en su problema legal particular, que también esté familiarizado con el proceso de colaboración de ADR.

Generalmente los árbitros y mediadores suelen ser abogados. En lugar de contratar uno para representar a cada una de las partes en un procedimiento de ADR, algunos acuerdan contratar uno solo para que actúe como un tercero imparcial para guiar la resolución y garantizar que todas las propuestas de soluciones sean legales.

Si está involucrado en un problema legal que le gustaría resolver a través de ADR, comuníquese con un abogado de ADR para explorar sus opciones legales.

Áreas de práctica relacionadas

- Mediación y Derecho Colaborativo.
- Litigios y Apelaciones
- Divorcio
- Ley familiar
- Ley administrativa

Subcategorias