Fraude de concesionarias

Hoy en día, adquirir un automóvil puede ser una experiencia divertida y emocionante. Desafortunadamente, a veces esa experiencia puede convertirse en una pesadilla, si el concesionario de automóviles actuó de una manera fraudulenta. El fraude en los concesionarios de automóviles describe prácticas engañosas e ilegales utilizadas por los concesionarios de automóviles. Este tipo de fraude puede ocurrir en cualquier etapa del proceso de compra del vehículo, desde la publicidad hasta la negociación de los precios de los vehículos y los términos de financiamiento. Esta sección proporciona información sobre los tipos de fraude de concesionarios de automóviles, así como consejos para comprar un automóvil usado. Asimismo, también puede encontrar preguntas frecuentes sobre el fraude en el concesionario de automóviles y cómo hacer valer sus derechos si usted es víctima de este tipo de fraude.

Tipos comunes de fraude de concesionarios de automóviles

Existen varias formas en las que un vendedor de autos puede cometer un fraude. Una situación común es inflar incorrectamente el precio de factura de un vehículo. El precio de la factura se refiere a la cantidad que el fabricante le cobró al concesionario por el vehículo. Un ejemplo de una inflación inadecuada del precio de la factura sería hacer adiciones a la cifra de la factura, aunque esos cargos se hayan incluido originalmente en el precio de la factura.

Otro ejemplo de fraude de concesionarios de automóviles es el cebo y el interruptor. Esto ocurre cuando un concesionario de automóviles atrae a un cliente al concesionario anunciando un automóvil a un precio determinado, pero luego dice que el automóvil ya no está disponible. En cambio, el concesionario utiliza tácticas agresivas para vender un vehículo diferente y más caro. Un cebo y un interruptor también pueden ocurrir si el concesionario intenta vender el vehículo anunciado a un precio más alto que el anunciado.

Hay muchas otras formas en las que un vendedor de autos puede cometer fraude. La mejor manera de defenderse contra el fraude de los concesionarios de automóviles es ser un consumidor bien informado. Investigar sobre el automóvil y el concesionario es una buena manera de estar bien informado y puede ayudarlo a evitar ser víctima de un fraude. También es bueno leer y entender cualquier documento que el distribuidor le pida que firme.

Haga cumplir sus derechos

Existe una serie de pasos que puede tomar para hacer valer sus derechos legales en caso de fraude en el concesionario de automóviles. Un paso que una persona puede tomar si él o ella es víctima de un fraude del concesionario de automóviles es ponerse en contacto con el concesionario. De hecho, muchos estados requieren que una persona se ponga en contacto con el concesionario y se le dé la oportunidad de corregir el problema antes de que pueda presentar una demanda. Es importante ponerse en contacto con el distribuidor por escrito y expresar tanto el problema como lo que desea que haga el distribuidor para solucionar el problema.

Una víctima de fraude en el concesionario de automóviles también tiene la opción de presentar una queja ante la agencia estatal que protege los derechos de los consumidores en relación con las compras de vehículos. En algunos estados, la agencia podría ser una división de protección al consumidor de la oficina del fiscal general del estado. En otros estados, la agencia podría ser una agencia separada diseñada específicamente para manejar las quejas de los concesionarios de automóviles.

Contrate a un abogado del consumidor

Si cree que podría haber sido víctima de un fraude en el concesionario de automóviles, puede comunicarse con un abogado para hablar sobre sus opciones legales. Un abogado puede ayudarlo a determinar si las acciones del distribuidor fueron, de hecho, fraudulentas. El abogado también puede aconsejarle sobre el mejor curso de acción para sus circunstancias particulares.