Cobro de deudas

Es muy común la modalidad de cobro de deudas que manejan muchas empresas pequeñas que mantienen una relación informal entre sus clientes y otras empresas de la localidad. Otorgar créditos a menudo ayuda a las pequeñas empresas a establecer conexiones de red con sus clientes y negocios cercanos, sin embargo, puede llegar el momento en el que la organización deba cobrar estas deudas pendientes con el fin de consolidar los aspectos financieros que se encuentren sueltos. Esto se conoce como "cobro de deudas" y es un aspecto vital de cualquier operación relacionado con una pequeña empresa.

El cobro de deudas generalmente no representa un problema para las pequeñas empresas debido a que muchos de los clientes y contactos comerciales entienden cómo funcionan los créditos. Sin embargo, la deuda puede convertirse en un problema si el prestatario se rehúsa a pagar. Por consiguiente, el cobro de deudas también se ha convertido en un aspecto de vital importancia especialmente durante el proceso y las fases de liquidación que se presentan al momento de tener que disolver una pequeña empresa.

¿Cómo pueden las pequeñas empresas hacer frente al cobro de deudas?

Existen enfoques diferentes para que una pequeña empresa pueda cobrar los pagos por una deuda pendiente. Dependiendo de la relación con el prestatario, puede ser necesario probar diferentes ángulos, especialmente si el prestatario no está dispuesto a pagar o simplemente no tiene los fondos de dinero requeridos para cubrir la deuda.

Como caso típico, algunas formas de cobrar deudas pueden incluir:

Escribir una carta o correo electrónico cortés: esta táctica puede ayudar a recordarle a la parte que le debe dinero o pago de servicios prestados. Muchas veces simplemente los deudores han olvidado que deben una cuenta pendiente que aún no han cancelado.

Hacer una llamada telefónica o enviar un mensaje de texto: puede ser útil como seguimiento de una carta o correo electrónico previamente enviado.

Creación de un contrato de reembolso con el prestatario: puede ayudar a que se inicien los pagos sin exigir demasiadas cosas al mismo tiempo.

En este punto, lo más importante es evitar acosar al prestatario, puesto que son contactos valiosos cuyos negocios y conexiones son de suma importancia para la organización.

¿Qué sucede si a pesar de los esfuerzos hechos anteriormente los deudores todavía no pagan la deuda pendiente?

Si el prestatario aún no paga la deuda pendiente, después de haber intentado las acciones anteriormente mencionadas, puede ser necesario tomar medidas más directas, las cuales pueden incluir:

Contratar una agencia de cobros

Oferta para liquidar a un precio de retorno más bajo: considere la posibilidad de perdonar una parte de la deuda o no cobrar intereses sobre el monto.

Presentar una demanda: puede ser un esfuerzo de último momento, pero también puede ser necesario desde el principio si hay una violación legal directa involucrada.

Las agencias de cobro son negocios que se especializan en contactar a los deudores en nombre de una empresa con el propósito de cobrar los dineros de la deuda pendiente. Estos servicios profesionales a menudo pueden ser útiles como intermediación, para lograr una respuesta positiva durante un proceso de cobro, debido a que pueden ayudar a evitar posibles confrontaciones entre el deudor y el acreedor.

De igual forma, debe comprender que si presenta una demanda no necesariamente destruirá para siempre la relación con un cliente o negocio. Simplemente, puede darse el caso que sea necesaria una aclaración para una figura financiera o para una determinada ley en el área. Esto se puede resolver a través de un proceso legal mediante el sistema judicial de la localidad.

¿Necesita un abogado para que lo ayude con el cobro de deudas para pequeñas empresas?

El cobro de deudas para pequeñas empresas en ocasiones puede ser complejo. Si usted se encuentra enfrentando algún problema legal o inquietud con respecto al cobro de deudas para su negocio, puede comunicarse con un abogado de negocios de inmediato. Este profesional especializado en el tema puede ayudarlo al indicarle el camino correcto a seguir mostrándole las diferentes opciones que tiene bajo las leyes de su área. Además, si necesita presentar una demanda o trabajar con una agencia de cobro de deudas, un abogado calificado puede brindarle orientación y representación durante el proceso.