Protección al Consumidor

Protección al Consumidor

La protección del consumidor hace referencia a las organizaciones y al grupo de leyes que protegen los derechos de los consumidores y fomentan el libre flujo de información sobre los productos y/o servicios que se ofrecen en el mercado, leyes que están diseñadas para evitar que las empresas se involucren en fraudes o prácticas desleales, protegiendo así a los individuos de estafadores, ladrones de identidad y demás actos delictivos.

La protección al consumidor se basa en evitar problemas y amenazas que se producen a diario como el robo de identidad, contratos de ventas ilícitos y fraudes. Un consumidor o usuario es cualquier persona que adquiere bienes o servicios para su uso directo o de sus allegados asumiendo la propiedad de los mismos., razón por la cual, deben aprender a conocer el producto o servicio que adquieren y estar seguros del beneficio adquirido, de igual manera leer la letra pequeña en los contratos que firman y comprender la importancia de elegir una contraseña de correo electrónico segura; ante esto, es de suma importancia saber cuándo la ley está de su lado y cuándo es necesario contactar a un abogado para ayudarlo a hacer valer sus derechos.

Organizaciones y agencias como la Comisión Federal de Comercio y Better Business Bureau promueven y hacen cumplir las leyes de protección al consumidor, en el evento que un consumidor sea es víctima de algún acto ilícito cometido por una organización en el que se haya violado una ley de consumo, el sistema legal es el ente propicio al que puede acudir para que su situación pueda obtenga una situación favorable.

Leyes de Protección al Consumidor

Las leyes de protección al consumidor protegen a los consumidores para que ningún tipo de organización se aproveche de ellos. Las operaciones comerciales derivadas de los consumidores, como la compra, venta y devolución de productos, están reguladas tanto a nivel estatal como federal. Asimismo, muchas leyes de protección al consumidor también involucran procesos de crédito, banca, entre otros asuntos financieros relacionados.

Algunas de estas leyes requieren la divulgación de información detallada sobre los productos, especialmente en áreas donde la seguridad o la salud pública están estrechamente involucradas. En la actualidad han sido aprobadas diversas leyes referentes a este tema, como es el caso del etiquetado de alimentos, que para efecto de los productos alimenticios son el resultado de las leyes de protección al consumidor. También se ha podido evidenciar como las leyes de seguridad de los alimentos y los medicamentos se han vuelto más frecuentes y rigurosas, en la medida que tratan de evitar que los consumidores se vean perjudicados por el consumo de productos que no reúnen los requisitos establecidos por la ley.

Robo de identidad y estafas en línea

El robo de identidad es uno de los actos delictivos de más rápido crecimiento en la nación, robando a sus víctimas el tiempo, el dinero y la tranquilidad, estos delincuentes organizados a menudo utilizan el Internet como medio para cometer delitos, pero también pueden obtener datos personales confidenciales de los botes de basura y otros lugares no seguros.

Así como en el mundo real, los peligros en el mundo virtual también están a la orden del día, ante esta situación es de suma importancia que los consumidores tengan precaución cuando se encuentren en línea. Para esto, se deberían tomar en cuenta sí es apropiado publicar información o fotos en línea o cómo actuar ante correos electrónicos no deseados. En esta sección encontrará recursos que le responderán sus dudas con respecto a múltiples maneras de ser víctima de estafas en línea y cómo poderlas evitar.

Viajes y ocio

Incluso los viajes y algunos eventos públicos pueden provocar problemas cuando se incurra en faltas a la protección del consumidor, por lo general, viajar implica una serie de acuerdos y contratos entre personas y empresas, como los contratos de alquiler de automóviles y reservas en las aerolíneas. Los consumidores con frecuencia acceden a acuerdos sin siquiera saberlo, como los impresos en la parte posterior de los boletos para viajes o eventos públicos, de hecho, tan sólo estacionar en un establecimiento puede tener consecuencias legales que los consumidores pudiesen desconocer.

Un profesional capacitado en el ámbito de protección al consumidor tiene la principal labor de hacer cumplir las diferentes leyes estatales y federales que protegen a los consumidores, ellos tienen experiencia de conducir y actuar ante situaciones relativas a la protección de los derechos de los consumidores poder diseñar una estrategia efectiva en el caso de que se requiera presentar una demanda. Esta sección posee artículos sobre la protección de su identidad, datos relevantes de la Ley de Protección al Consumidor y la Ley de Igualdad de Oportunidades de Crédito, entre otras.

Subcategorias