Mala praxis médica

La categoría de profesional de la salud incluye no sólo médicos, enfermeras y dentistas, sino también profesionales como quiroprácticos, terapeutas ocupacionales, matronas, trabajadores sociales y psicólogos. En términos generales, el profesional de la salud habrá recibido capacitación y tendrá una licencia para desenvolverse en su campo.

Este tipo de profesionales con licencia, están sujetos a un estándar de atención para su profesión, y cuando se desvían de ella, pueden ser considerados negligentes.

¿Qué es la responsabilidad por negligencia médica?

La responsabilidad por negligencia médica se refiere a la designación de las personas o partes involucradas que deben ser legalmente responsables por las lesiones de un paciente. Esta suele ser la parte que incumplió su deber de atención y ser la causa actual de las lesiones de éste. Sin embargo, en algunos casos, puede ser difícil definir con exactitud quiénes fueron las partes que fallaron o fueron negligentes en la prestación del servicio médico.

La responsabilidad por negligencia médica a menudo puede involucrar a más de una parte. Es posible que la responsabilidad por negligencia médica se divida entre un médico y una enfermera cuya negligencia causó la lesión, o desde otro punto de vista, si se dieron instrucciones incorrectas, o un profesional no corrigió a otro cuando lo observó actuando de forma errada, puede existir una posibilidad de que ambas partes puedan ser consideradas responsables.

Asimismo, una organización hospitalaria también puede ser considerada responsable por malas prácticas, especialmente en los casos en que la política general o la calidad de la atención del hospital hayan sido deficientes.

¿Cuáles son algunos ejemplos de reclamaciones por negligencia médica?

Si bien la negligencia médica incluye cualquier negligencia que ocurrió durante el curso de un tratamiento médico, estas son algunas de las reclamaciones más comunes por esta causa:

Errores quirúrgicos

Falta de diagnóstico o diagnóstico incorrecto

Falta de tratamiento adecuado

Retraso irrazonable en el tratamiento después del diagnóstico

La mala lectura de los resultados de laboratorio

Error en la prescripción de medicamentos

Falta de tomar la historia del paciente

Errores de anestesia

Consentimiento informado: El paciente no recibió suficiente información sobre los riesgos del tratamiento.

¿Cómo se comprueba la negligencia médica en una demanda?

Se deben establecer varios elementos para demostrar la responsabilidad por negligencia médica:

El profesional de la salud tenía una relación profesional con el paciente.

El profesional de la salud fue negligente en algún aspecto del tratamiento del paciente. En otras palabras, no cumplieron con el estándar de cuidado para su profesión.

Esta negligencia causó lesiones al paciente.

Esta lesión conduce a daños medibles en el paciente, por ejemplo: discapacidad, dolor físico, dolor y sufrimiento mental y de pérdida de ingresos.

Además, si se presenta una demanda contra un hospital, se debe demostrar su negligencia en la capacitación o la supervisión del profesional. Las agencias locales, estatales o federales que operan hospitales también pueden ser incluidas en una demanda.

¿Cuáles son algunas defensas comunes en una demanda por negligencia médica?

Existen varias defensas que están disponibles para los profesionales de la salud que se encuentren acusados de negligencia médica. Algunas defensas que se utilizan en una demanda de esta naturaleza son:

Negligencia contributiva: el profesional puede alegar que no es el único responsable de la lesión del paciente, ya que el paciente contribuyó a su lesión por su propia negligencia.

Estatuto de limitaciones: muchos estados establecen límites de tiempo para reclamar por negligencia médica, y los límites pueden eliminarse en breve, generalmente de dos años o menos. Si el profesional de la salud puede demostrar que el paciente descubrió la lesión en un momento en que el plazo de prescripción ya había expirado, el caso puede ser desestimado y no se puede hacer ninguna reclamación contra el proveedor de atención médica.

Ausencia de causalidad: un acusado en una negligencia médica afirma que el demandante no resultó lesionado por la negligencia del profesional y que el profesional no fue la causa actual de la lesión del paciente.

¿Qué puedo recuperar por mis lesiones?

La recuperación en demandas por negligencia médica se divide típicamente en daños económicos y no económicos:

Los daños económicos reembolsan al demandante las pérdidas monetarias sufridas. También llamada daños específicos o especiales, esta cantidad es fácilmente cuantificable e incluye el costo de las facturas médicas, la pérdida de salarios y la disminución de las ganancias futuras.

Los daños no económicos representan una compensación por el daño en sí mismo y son más difíciles de cuantificar. También llamada daños generales, esta forma de recuperación requiere que el tribunal asigne un valor monetario a la lesión, el dolor y el sufrimiento, y cualquier discapacidad o desfiguración resultante.

Límites estatales en la recuperación de negligencia médica

Si bien los daños económicos casi siempre son recuperables, muchos estados imponen límites a los daños no económicos en casos de negligencia médica. Estos estados argumentan que las compensaciones por daños arbitrariamente altos hacen subir las primas de seguro y desalientan la práctica médica.

Otros estados han tomado la ruta opuesta y en realidad han prohibido límites en los daños no económicos. Estos estados argumentan que los límites impuestos por la ley en la recuperación son arbitrarios y violan el derecho constitucional a un juicio con jurado, y que los jurados deben evaluar los daños caso por caso.

¿Necesita un abogado?

Si usted está sufriendo una lesión como resultado del tratamiento realizado por un profesional de la salud y cree que la lesión se debió a su negligencia, debe considerar comunicarse con un abogado de lesiones personales lo más pronto posible.

Primero pueden determinar si usted está dentro del plazo de prescripción para su estado y luego evaluar los detalles de su caso con precisión para aclarar la posibilidad de presentar una demanda por negligencia médica.