Litigio Civil

Abogado de Litigio Civil

En un litigio civil, un juez o jurado observan las evidencias para dar un veredicto si, por "predominio de la evidencia", el acusado tiene que ser legalmente responsable por los daños citados por el demandante. Un juicio es la oportunidad del demandante para discutir su caso, con la esperanza de obtener una sentencia en contra del acusado. Un juicio además simboliza la oportunidad del acusado de contradecir el caso del demandante y de brindar su propia evidencia relacionada con la disputa en cuestión.

Posteriormente tanto el demandante como acusado hayan presentado sus argumentos, el juez o el jurado consideran si es factible encontrar al demandado responsable por los daños reclamados por el demandante, y de ser así, en qué medida (es decir, el monto de dinero que el acusado tiene que cancelar, o alguna otra compensación). Dependiendo del tipo de caso que se perciba, un juicio civil no necesariamente se encamina solo en los alegatos del demandante y la responsabilidad del acusado. En otras palabras, en casi todos los casos de divorcio, un juez de primera instancia otorga el fallo después de escuchar las acusaciones de ambas partes de la disputa y emite una sentencia que puede favorecer a un cónyuge en un asunto (custodia del menor, por mencionar un tema), y al otro en cuanto a otro asunto (pensión alimenticia). La descripción general de un juicio civil que se presenta principalmente en el contexto de un caso típico de "demandante contra demandado".

Nota: sin embargo, un juicio es la etapa de mayor jerarquía en el proceso de demanda civil, gran parte de las disputas civiles se resuelven mucho antes de llegar a juicio, y en algunos casos incluso mucho antes de que se presente una demanda, por medio de un acuerdo entre las partes, Procesos alternativos de resolución de disputas (ADR, por sus siglas en inglés) como el arbitraje y la mediación, o mediante la desestimación del caso.

Un juicio civil completo habitualmente consta de seis etapas principales, cada una de las cuales serían:

  • Elegir al jurado
  • Declaraciones de apertura
  • Testimonio de testigos y cruz-examen
  • Argumentos de cierreInstrucción del jurado
  • Deliberación y veredicto del Jurado

Elegir un jurado

Excepto en los casos que se juzgan solo ante un juez (en otras palabras, la mayoría de los casos de tribunales de familia), el primer paso en cualquier juicio civil es escoger a un jurado. Durante la selección del jurado, el juez (y generalmente el demandante y el demandado por medio de los abogados de cada quien) cuestionarán a un grupo de personas que podrían ser posibles jurados en general y en relación con asuntos conectados con el caso en particular, comprendidas también las predisposiciones ideológicas personales o las costumbres de vida que puedan pertenecer al caso. El juez puede obviar a los posibles jurados en esta etapa, dependiendo de sus respuestas a las preguntas hechas.

Además, en esta etapa, tanto el demandante como el demandado pueden descartar a un cierto número de jurados mediante el uso de "desafíos perentorios" y "desafíos con causa". Se puede usar un desafío perentorio para excluir a un jurado por cualquier motivo (incluso el género y la etnicidad en casos civiles), y se puede usar un desafío por causa para excluir a un jurado que ha demostrado que él o ella no serían realmente imparciales al tomar las decisiones en el caso.

Declaraciones de apertura

Seguidamente que se selecciona el jurado, el primer "diálogo" en un juicio por lesiones personales se muestra de manera de dos declaraciones de aperturas iníciales: una del abogado del demandante y la otra del abogado que representa al acusado. Ningún testigo atestigua en esta etapa, y normalmente no se utiliza evidencia física.

Puesto que el demandante tiene que demostrar la responsabilidad legal del demandado basándose en los alegatos del demandante, la declaración de apertura del demandante habitualmente se muestra primero y generalmente es más detallada que la del demandado. En ciertos casos, el demandado consigue esperar hasta la conclusión del caso principal del demandante antes de realizar su propia declaración de apertura.

Independiente del momento en que las declaraciones de apertura sean realizadas por cualquiera de las partes en un caso de lesiones personales, durante esas declaraciones:

El demandante o agraviado presenta los hechos del caso y en el rol del acusado en causar los daños del demandante: básicamente comparecer ante el jurado mediante lo que el demandante pretende demostrar para obtener un juicio civil contra el demandado.

El abogado del acusado le da al jurado la adecuada interpretación de la defensa de los hechos, y dispone el escenario para refutar la(s) evidencia(s) clave(s) del demandante y exponer cualquier defensa positiva a los testimonios del demandante.

En el momento en que una demanda civil involucra a varias partes (es decir, cuando tres demandantes individuales demandan a un demandado, o una acusado demanda a dos demandados por separado), los abogados que representan a cada parte pueden presentar sus propios argumentos iníciales.

Testimonio de testigos y cruz-examen:

En el centro de cualquier juicio civil se encuentra lo que con frecuencia se denomina "caso en jefe", es el proceso en la que tanto la parte del demandante como la del demandado presentan sus pruebas y argumentos claves ante el jurado.

En el juicio, el demandante presenta sistemáticamente su evidencia en un intento de persuadir al jurado de que el acusado es legalmente responsable de los daños causados por el demandante, o que el juicio del demandante está comprendido en estas situaciones. Es en este momento que el demandante puede llamar a testigos y expertos para testificar.

Subcategorias