Abogado de Maltrato de ancianos

El maltrato a personas mayores es el maltrato físico, emocional, sexual o financiero de una persona mayor, incluyendo negligencia y abandono. Casi todos los estados tienen leyes que abordan específicamente el abuso de ancianos, y la mayoría ofrece servicio de protección para personas mayores. Aunque hubo muchos casos reportados de abuso de ancianos ocurridos en hogares de ancianos, con una frecuencia alarmante, los miembros de la familia suelen ser los abusadores. Los siguientes recursos cubren la base en si del abuso de ancianos, explican los variados tipos de abuso y facilitan una lista de señales de advertencia junto con información de contacto para denunciar en caso de abuso.

Tipos comunes de maltrato de ancianos

El abuso físico, verbal y emocional son las maneras más comunes del abuso de ancianos. Muchas quejas de abuso son realizadas por una persona mayor que se siente irrespetada por cuidadores o enfermeras del hogar de ancianos en el que se encuentra. El abuso, también incluye la explotación financiera, tal como el engaño o coacción hacia persona mayor para que firme de un contrato o le den mal uso a su dinero. La negligencia ocurre cuando un cuidador falla al satisfacer adecuadamente las necesidades básicas del anciano, y el abandono incluye casos como en el que un cuidador deja permanentemente a una persona mayor en un parque público o centro comercial sin el debido cuidado.

¿Por qué ocurre el abuso?

El abuso de ancianos suele ocurrir por variados motivos. El personal del hogar de ancianos puede que este sobrecargado de trabajo o sin entrenamiento, Un miembro de la familia puede verse abrumado por la responsabilidad de cuidar al anciano en cuestión y esta cantidad de responsabilidad lo lleva a la frustración y termina reprendiendo o abusando de él. Está claro que el abuso incluye negligencia y abandono; tal vez un miembro de la familia concluye en que simplemente no tiene el tiempo o dinero necesario para cuidarlo.

¿Qué tan común es el abuso?

Es complicado obtener estadísticas puesto que la mayoría de los incidentes no son reportados. De hecho, hay estudios que estiman que solo se reporta uno de cada cinco casos de abuso de ancianos. Los estados también han variado las leyes en este sentido, y a veces no quedan claras las definiciones de abuso a ancianos; por ejemplo, la negligencia y el abandono suelen ser las más comunes indistintamente que se describen diferentes formas de abuso. Hay más informes de maltrato a personas mayores cada año, pero no está claro si eso significa que el problema está empeorando, si los ancianos están cada vez más conscientes de sus derechos, o de ambos.

Señales de advertencia

Las señales de advertencia claras suelen ser físicas, como los moretones. Cambios descendentes en el estado de ánimo o actitud, pueden ser signos de abuso emocional. Si hay pérdida de peso repentina o la higiene del anciano bajo cuidado es pobre, es posible que las necesidades básicas requeridas no sean cumplidas como es debido.

Leyes contra el abuso

Hay leyes federales y estatales en contra el abuso de ancianos. Por ejemplo, la ley federal requiere que haya personal en los hogares de ancianos para que se pueda denunciar el abuso dentro de los plazos especificados. Muchos estados tienen leyes similares, y las leyes para desalentar la explotación financiera han sido aprobadas por los estados tales como, exigir letra grande y explicaciones claras en un contrato que involucre a una o más personas de la tercera edad. Hay estados que requieren hogares de ancianos para proporcionar a los residentes mayores recreación supervisada, para protegerlos del abandono.

Cómo puede ayudar un abogado

Un especialista en derecho de ancianos puede ayudar explicando las leyes federales y estatales de abuso de ancianos, para que el anciano afectado y los miembros de su familia entiendan los derechos y la protección de los mayores. Un abogado puede facilitar la denuncia del abuso de ancianos si ocurre, y tomar medidas legales contra el abusador.