Violencia doméstica - criminal

La violencia doméstica es un delito en el que un grupo familiar o un miembro de la familia realiza un hecho grave de violencia contra otro miembro de la familia. Los estatutos de violencia doméstica son ajustables a una amplia gama de relaciones familiares, no es exclusivo de los cónyuges. La violencia doméstica grave es catalogada como uno de los numerosos delitos graves. Esta puede ocurrir entre personas que están saliendo, entre padres e hijos, parejas del mismo sexo y otros miembros de la misma familia.

Los cargos por delitos graves de violencia doméstica por lo general se presentan como consecuencia de un asalto y agresión entre cónyuges. Aunque, del mismo modo pueden involucrar otros tipos de agresiones como la violación, los ataques sexuales o el secuestro.

Los elementos agravantes pueden cambiar un cargo de delito menor a un delito grave, ejemplo típico de ello es cuando el asalto simple se convierte en asalto agravado. Un acontecimiento de violencia doméstica habitualmente se cataloga como delito grave si comprende algunos de estos elementos agravantes:

Hechos de violencia que causan la muerte o lesiones corporales graves a la víctima,

Actos criminales dirigidos contra menores, en especial hacia niños muy pequeños,

Hechos violentos o amenazas que incluyan el uso de un arma mortal (amenazar a la víctima con un cuchillo o pistola con el propósito de intimidarla),

Actos criminales que abarcan abuso sexual forzado, como violación o asalto sexual.

¿Cuáles son los castigos legales por delitos graves de violencia doméstica?

La violencia doméstica grave es más delicada que la violencia doméstica menor. Los delitos menores son punibles con pequeñas multas económicas hasta sentencias de cárcel de hasta un máximo de un año si lo amerita el caso.

El cargo de infamia por violencia doméstica puede resultar con algunas de estas consecuencias:

Multas más y más fuertes, incluso varios miles de dólares,

Prisión en un centro penitenciario estatal o federal, por tiempos mayores a un año,

Inscripción a cursos obligatorios de rehabilitación,

Periodos de prueba.

Adicionalmente, ser declarado culpable podría repercutir en la pérdida de diversos privilegios para el delincuente, tales como:

Cancelación de los privilegios de posesión de armas (para los delincuentes que han recibido una orden de restricción por violencia doméstica),

Perdida en derechos de custodia o privilegios de visita,

Imposibilidad para asegurar un trabajo o vivienda.

Definitivamente, la mayoría de los cargos penales por violencia doméstica se consideran delitos menores, a menos que impliquen lesiones graves o situaciones peores a las lesiones. Aunque, en la mayoría de los estados, un tercer cargo por delito menor de violencia doméstica con frecuencia se considerará un delito grave debido a los delitos anteriores.

¿Existen correcciones o protecciones contra la violencia doméstica grave?

Hay varios recursos y protecciones legales útiles para las víctimas de delitos de violencia doméstica. Entre los cuales pueden incluir:

Una orden de restricción temporal (TRO): estas son formuladas por un juez después en una audiencia preliminar. Un TRO puede solicitar que el agresor cambie de residencia o evite el contacto con la víctima. Los TRO por lo general permanecen vigentes un corto período de tiempo (unas cuantas semanas) hasta que se realice una audiencia completa.

Una orden judicial permanente: se emiten posteriormente de una audiencia completa y pueden ser parte de la sentencia del acusado. Esta orden tiene un período de tiempo indefinido y además pueden decidir que el acusado no puede tener contacto con la víctima.

Demanda civil: la víctima puede presentar una demanda civil para recobrar pérdidas y gastos como por ejemplos las cuentas médicas.

Órdenes de custodia, manutención infantil o conyugal: estas se pueden cambiar para prevenir cualquier suceso adicional de violencia entre cónyuges, hijos u otras personas.

¿Necesito un abogado por delitos graves de violencia doméstica?

Si usted enfrenta cargos por delitos mayores de violencia doméstica, es recomendable asistirse con un abogado criminal de inmediato. El abogado le aconsejara sobre cómo proceder de acuerdo con las leyes estatales y federales de violencia doméstica.

Dicho de otra manera, si es víctima de un delito grave de violencia doméstica, debe buscar manera de asesorarse u otra atención de inmediato. De igual forma puede preguntar a un abogado de derecho de familia para establecer qué métodos de recuperación son los idóneos y estén disponibles para usted en particular con respecto a su caso. El abogado es necesario para ayudar a conseguir órdenes de protección, como una TRO o una orden judicial permanente.