Abogado de Posesión de drogas

Las leyes federales y estatales sobre la posesión de drogas tipifican como delito la posesión deliberada de sustancias ilegales controladas como la marihuana, la metanfetamina, la cocaína, el LSD, las "drogas de club" y la heroína. Estas leyes también criminalizan la posesión de químicos "precursores" utilizados en el cultivo y la fabricación de drogas, así como ciertos accesorios relacionados con el uso de drogas. Sin embargo, lo que constituye la posesión de drogas puede variar según el tipo de droga, la cantidad y el área geográfica donde se cometió el delito.

El siguiente panorama general de la posesión de drogas abarca los elementos de un delito de posesión, la forma en que se clasifican estas leyes, los cargos por parafernalia y otros asuntos relacionados.

Requisitos para probar la posesión de drogas

La posesión de ciertas drogas ilícitas puede violar las leyes federales y estatales. Si bien las leyes sobre posesión de drogas varían ampliamente de un estado a otro, los elementos del delito son generalmente los mismos, ya que los fiscales deben poder demostrar, más allá de toda duda razonable, que el acusado:

  • Sabía que la droga en cuestión era una sustancia controlada; y
  • Que él o ella a sabiendas tenían la posesión o el control de la droga.

La posesión también incluye lo que se conoce como "posesión constructiva". Esto significa que un acusado tuvo acceso a una droga ilegal aunque no estuviera específicamente en su persona en el momento del arresto. Bajo la posesión constructiva, por ejemplo, se pueden presentar cargos contra uno o más individuos que tengan las llaves de un vehículo con narcóticos, asumiendo que se cumplen todos los demás elementos del delito y que no se aplican otras defensas.

Categorías de leyes de posesión de drogas

Las leyes sobre la posesión de drogas suelen corresponder a una de las dos categorías principales:

  • Posesión simple (para uso personal); y
  • Posesión con intención de distribuir.

Esta última categoría suele acarrear penas más severas al ser condenada, en comparación con la simple posesión, ya que el objetivo es castigar y disuadir a los traficantes de drogas. Para probar la posesión con intención de vender, los fiscales pueden presentar pruebas como balanzas digitales, bolsitas, grandes cantidades de la droga, grandes cantidades de dinero en billetes pequeños o el testimonio de testigos.

Además, algunos estados han creado categorías separadas de determinadas drogas, tratándolas por separado. Por ejemplo, algunos estados han legalizado la posesión de marihuana para uso médico o incluso recreativo, aunque todavía se considera ilegal en virtud de la legislación federal. Estas leyes cambian constantemente, por lo que es importante entender la ley en su área.

La parafernalia de drogas incluida en los crímenes de posesión

Las leyes de posesión de drogas también prohíben la parafernalia como jeringas, pipas de crack o bongs. El Estatuto Federal de Parafernalia de Drogas define lo que constituye la parafernalia de drogas, pero por lo general depende de la determinación del "uso primario". Por ejemplo, una pipa de agua recién comprada no puede considerarse una pipa de marihuana a menos que tenga residuos de droga o se venda explícitamente como una pipa de marihuana.

También existen leyes que restringen la posesión de ciertos productos químicos o materiales utilizados comúnmente en el cultivo o la fabricación de drogas, como el equipo de laboratorio utilizado para fabricar metanfetamina.