Infracciones de tránsito

Si usted es un conductor de vehículo, es importante estar informado sobre las infracciones que puede cometer que conlleven a una infracción y/o multa por desobediencia o descuido de éstas. Sin embargo, la mayoría de los delitos de tránsito son infracciones, que son delitos menores, pero aún logran tener consecuencias negativas. Las infracciones de tráfico logran generar multas costosas, tasas de seguro más altas y posiblemente la suspensión de su licencia de conducir. Ciertas infracciones de tráfico pueden incluso repercutir en cargos por delitos menores o delitos mayores.

Exceso de velocidad

Muchas veces por cumplir un compromiso, acudir a una cita, tener un afán inusitado, o simplemente esté deseoso por llegar a donde va, es probable que supere el límite de velocidad establecido. Por tal motivo, el exceso de velocidad es una de las razones más comunes para una multa de tráfico. Verdaderamente, hay tres tipos de límites de velocidad: absolutos, presumidos y básicos.

Un límite absoluto de velocidad es el tipo más común de ley de velocidad. Como caso típico de un límite de velocidad absoluto es cuando una señal indica que el límite de velocidad es de 65 mph. Bajo este tipo de límite de velocidad, una persona que supere el límite de velocidad informado, tan solo por 1 mph está violando la ley.

Un límite de velocidad presumido es un sistema que solo se usa en algunos estados, como California y Texas. Este sistema aprueba a las personas conducir legalmente por encima del límite de velocidad siempre que conduzcan de forma segura. Por ejemplo, si una persona maneja 40 mph en una zona de 35 mph, se supone que el conductor está violando la ley de velocidad. No obstante, el juez podría indultar al conductor si este es capaz de convencerlo de que los escenarios de manejo forman que la conducción por encima del límite de velocidad sea seguro.

En definitiva, la teoría de velocidad básica establece que puede violar la ley de velocidad básica inclusive si conduce en el límite de velocidad establecido. En este sentido, un oficial puede determinar que conducir en el límite de velocidad no es seguro dadas las condiciones de manejo. Como casos más comunes, si está lloviendo mucho, puede ser peligroso conducir a 65 mph, inclusive si ese es el límite de velocidad.

Saliendo de la escena de un accidente

Una de las infracciones de tráfico más graves es dejar la escena de un accidente, igualmente conocido como atropello y fuga. En general, la ley exige que las personas involucradas en un accidente se detengan cuando sea seguro hacerlo e intercambien información de contacto o seguro. No obstante, los procedimientos posteriores a un accidente son variados dependiendo del estado que se encuentre, por lo general se basan en el tipo de daño ocurrido.

Si una persona golpea un auto abandonado o una propiedad estacionaria, la mayoría de los estados generalmente requieren que el conductor deje una nota con su información de contacto. Si hay lesiones involucradas, los conductores por lo general tienen el deber de tomar medidas razonables para ayudar a la persona lesionada e informar el accidente a la policía. Una persona que no sigue los procedimientos adecuados después de un accidente puede recibir una multa de tráfico como mínimo. Si un conductor huye de la escena de un accidente en el que se produjo una lesión o la muerte, puede dar lugar a cargos penales graves, incluido un posible delito grave.

Contratar a un abogado

Una multa de tráfico simple no requiere la ayuda de un abogado. Pero, si tiene preguntas o siente que su situación es compleja, puede comunicarse con un abogado especializado en multas de tráfico. Si ha sido acusado de una infracción de tránsito más grave, lo mejor para usted es comunicarse con un abogado de defensa criminal.