Homicidio

A la acción de tomar la vida de otro, independientemente de la intención u otros detalles que rodean el incidente, se le llama homicidio. El homicidio no siempre es un delito, como en casos de autodefensa o la ejecución sancionada por el estado de ciertos delincuentes condenados a muerte por crímenes atroces. Los homicidios criminales involucran negligencia o intención voluntaria, y van desde homicidio involuntario (por ejemplo, matar a otro automovilista en un accidente por conducir ebrio), a asesinato en primer grado (acosar y matar a un miembro de una pandilla rival, por ejemplo). Las condenas también varían ampliamente, dependiendo de la gravedad del crimen y otros factores atenuantes. Por ejemplo, algunos estados condenan a muerte a asesinos convictos pero brindan tratamiento psiquiátrico a los asesinos absueltos por locura. Esta sección proporciona información sobre el homicidio en sus diversas formas. Si requiere información relacionada con su situación, debe hablar con un abogado de defensa criminal.

Defensas de asesinato en primer grado

Existen dos categorías generales para las defensas de asesinato. Una es cuando un abogado defensor intenta demostrar que la fiscalía está procesando a la persona equivocada, y la segunda cuando un abogado admite que el acusado de asesinato mató, pero lo hizo de una manera que estaba justificada, incluida la defensa propia, la defensa de otros, el ejercicio del deber, la locura y otras justificaciones más.

Penalizaciones y condenas por asesinato en primer grado

Las posibles sentencias por asesinato en primer grado varían ampliamente según el estado. Sin embargo, el castigo por asesinato en primer grado es uno de los más estrictos que puede ser dictado por el tribunal. Es uno de los pocos delitos que pueden ser legalmente castigados con la pena de muerte en ciertos casos. Factores agravantes incluyen aspectos del delito, del acusado o de la (s) víctima (s), harán que el acusado sea elegible para la pena de muerte o cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional.

Defensas voluntarias de homicidio

Hay varias defensas que un abogado puede utilizar para luchar contra un cargo de homicidio voluntario. Las más comunes incluyen:


- Defensa personal (el asesinato fue el resultado de un uso razonable de la fuerza para resistir un temor razonable a la muerte o lesiones corporales),


- Defensa de los demás (el uso de la fuerza debe ser oportuno y proporcional a la amenaza enfrentada, y la amenaza percibida de la muerte o el daño corporal deben ser razonables) y


- Muerte accidental (la muerte se produjo como resultado de un accidente).

¿Cómo puede ayudarle un abogado de defensa criminal?

Tener un abogado durante el proceso penal es fundamental para los acusados de cometer homicidio. Un caso de asesinato u homicidio puede implicar cientos de horas de trabajo para un abogado. Es el trabajo de los abogados de defensa criminal representar a los acusados de delitos en los tribunales. Las sanciones por delitos de homicidio pueden variar en severidad, incluidos los años de prisión o incluso la muerte. El trabajo de su abogado defensor de homicidios es proteger sus derechos y garantizar su acceso a un juicio justo. Al examinar las circunstancias que rodean su caso y sopesar la fuerza de la evidencia en su contra, su abogado defensor aplicará la ley actual, junto con el precedente legal anterior a su situación específica, y la utilizará para diseñar una estrategia legal sólida y construir el mejor caso posible por absolución.