Desorden público

¿Tienes derecho a realizar protestas pacíficamente?

En efecto, todas las personas sin distingo de raza, religión, genero, edad, color, etc., tienen la potestad y el derecho de manifestarse en contra de factores sobre los cuales no está de acuerdo, expresarse en contra de sus gobernantes, del presidente, de cualquier ley o funcionario electo; también se permite el derecho a reunirse legalmente. Esos derechos emanan de la Primera Enmienda de la Constitución de los Estados Unidos y son dos de los principios más inquebrantables de cualquier población que promueva la libertad y la democracia.

Los norteamericanos han practicado cabalmente estos derechos con el transcurso del tiempo, bien sea para enfrentar leyes arbitrarias, luchar por los derechos civiles o tan solo para expresar una opinión.

Pero, en ciertos momentos la protesta pacífica logra convertirse en situaciones de desobediencia civil ante los ojos de la ley. A partir la insubordinación de Sayas a fines del período de 1700, incluso ejemplos más próximos como las sublevaciones de Los Ángeles Rodney King, ocasionalmente los movimientos de expresión libre pueden convertirse en desobedientes, e incitar a las poblaciones seguras de cambiar las leyes.

Por otra parte, se muestran las formas en las que pueden presentarse violaciones de desórdenes civiles, contradiciendo el reglamento federal que restringe dicha actividad y cualquier sanción viable. Además, se presenta un ejemplo reciente y no muy frecuente de lo que el gobierno contempló como un acto de "desorden civil", donde un individuo llevó armas de fuego a un tribunal, y hasta dónde puede limitarse un acto de desobediencia, si se le inculpa de una violación de este delito hacia la administración estatal.

Trastorno civil explicado

La ley federal contra el desorden civil puede ser vulnerada de tres modalidades diferentes:

Instruir o demostrar a cualquier otro individuo el uso, aplicación o la elaboración de cualquier arma de fuego, explosivo o dispositivo incendiario, capaz de ocasionar heridas o la muerte a personas, saber acerca de, o poseer elementos impulsivos para estar al enterado o pretender que se empleen de modo ilegal para ser usados como protección de un desorden civil, que pueda en cualquier forma o nivel obstruir el curso normal de la convivencia ciudadana y también demorar o afectar negativamente la comercialización o la tendencia de cualquier artículo o mercancía en el comercio, la conducta o el desempeño de cualquier ocupación protegida por el gobierno federal.

Trasladar o elaborar para el transporte en el comercio cualquier arma de fuego, explosivo o dispositivo incendiario, y estar al corriente asumiendo razones para saber o pretender que el mismo dispositivo se utilizará ilegítimamente para originar un desorden civil; o a su vez perpetrar o intentar cometer cualquier acto para obstruir o imposibilitar la actividad de cualquier bombero o funcionario que esté involucrado en el ejercicio legal de sus obligaciones durante la comisión de un desorden civil; que de alguna manera o grado obstruya, retrase, o perturbe negativamente al comercio o al movimiento de cualquier artículo o mercancía o la conducta y desempeño de cualquier función protegida por el gobierno federal.

Si una persona es declarada culpable en virtud de este reglamento, afrontara una condena de hasta cinco años en una prisión federal y/o una penalidad monetaria.

Ejemplo de desorden civil en un palacio de justicia

Los disturbios y las protestas no son exclusivamente el lugar donde hemos notado esta ley en acción. En 2011, Darren Huff, creyendo que el presidente Obama estaba quebrantando las leyes de traición a la patria, debido a un alegato sin bases; destacando que el presidente no era un ciudadano natural, fue declarado culpable de la tenencia de un arma de fuego con la intención que se empleara ilegalmente para originar el desorden civil.

Huff reconoció haber ideado un complot para ir a un tribunal de Tennessee y "hacerse cargo" del ayuntamiento mediante la ejecución de una "orden de arresto" de un ciudadano, para el presidente Obama y otros burócratas gubernamentales. Estaba planeando hacer esto mientras estaba armado con un Colt .45 cargado, un AK-47 y 300 cartuchos de municiones. Aunque Huff se reunió con otras personas con ideales parecidos cerca del juzgado, terminó regresando a su casa en Georgia después de no poder conseguir suficiente apoyo de los concurrentes. Huff fue arrestado más tarde con una orden federal y condenado a prisión.

Trastorno Civil: Delitos Relacionados

Existen una serie de infracciones relacionadas con las personas implicadas en desórdenes civiles que generalmente son acusadas tales como: ingresar sin autorización, conducta desordenada, perturbar la paz o resistirse al arresto.

¿Arrestado por cargos de desorden civil? Obtener ayuda legal

Bien sea que esté marchando en Washington, en el campus o en las calles, si ha sido arrestado y acusado de desorden civil, debe estar al tanto de sus derechos. Estos casos a menudo pueden tener una gran carga emocional y aspirar a ser representado por un abogado con experiencia en el trato con el gobierno. Póngase en contacto con un abogado de defensa criminal con experiencia en la materia, para enterarse sus derechos y opciones.