Crimen de Cuello Blanco

El "crimen de cuello blanco" se logra describir una amplia pluralidad de delitos, comúnmente todos y cada uno de ellos comprenden delitos llevados a cabo a través de engaños y generalmente motivados por ganancias financieras. Los delitos de cuello blanco más frecuentes son diversas formas de estafa, malversación de dineros, evasión de impuestos y lavado de dólares. Muchos tipos de timos y fraudes caen en el concepto de los delitos de cuello blanco, incluidos los esquemas Ponzi y el fraude de valores, como el abuso de información privilegiada. Los delitos más comunes, como el fraude de seguros y la evasión fiscal, igualmente constituyen delitos de cuello blanco.

Fraude

Muchos de los delitos de cuello blanco son fraudes. El fraude es un tipo general de delito que generalmente involucra el engañar a alguien para obtener ganancias monetarias. Un tipo común de fraude de cuello blanco es el fraude de valores. El fraude de valores es una estafa en la negociación de valores (acciones, por mencionar uno).

Fraude de seguridad

El fraude de valores se muestra de muchas maneras, pero un tipo común es el "intercambio de información privilegiada", en el cual una persona con información privilegiada sobre una compañía o una inversión negocia con esa información en desobediencia de un deber u obligación de confidencialidad. Como caso típico, un ejecutivo está al tanto de información confidencial sobre un próximo informe de ganancias de la compañía y decide vender una parte de sus acciones en la compañía. Esto es considerado fraude de valores, específicamente, información privilegiada.

Otro tipo de fraude de valores se genera cuando alguna persona busca inversiones en una compañía al informar erróneamente las perspectivas, la salud económica o las finanzas de la compañía, con el propósito de atraer a uno o más inversionistas para que depositen dinero basados en información falsa o engañosa, la compañía y las personas que la integran cometen fraude de valores. Afirmaciones falsas o engañosas en informes públicos de compañías que cotizan en bolsa también pueden complementar un fraude de valores. A fin de cometer fraude de valores, aquellos que hablan en nombre de la empresa deben hacer estas declaraciones falsas sabiendo que son engañosa, o tener un conocimiento razonable de las declaraciones falsas.

Otros fraudes de cuello blanco

Numerosostipos de diseños fraudulentos, comprendidos el fraude hipotecario y el fraude de seguros, se encuentran entre los delitos de cuello blanco más usuales. Así como un individuo que ingresa en un plan de seguro para cobrar ilegalmente una póliza después de mentir en el llenado de la solicitud. Asimismo, pueden agrandarse los proyectos de mayor escala por parte de las empresas para despojar a sus clientes u otros competidores en el mercado.

Los esquemas de Ponzi o llamados coloquialmente como esquema de pirámide y otras estafas relacionadas con negocios para adquirir dinero de manera fraudulenta de los inversionistas; estos forman parte de los crímenes de cuello blanco más famosos.

Malversación

La malversación es arrebatar dinero de forma indebida de alguien a quien le trabajas hacia una cuenta a nombre del empleado. Como caso típico más habitual es un empleado de la compañía que desfalca el dinero de su empleador, desviando dinero en una cuenta personal.

No obstante, la malversación puede tomar muchas formas. Los abogados que utilizan indebidamente los patrimonios de los clientes cometen malversaciones. Como lo hacen los asesores de inversiones que utilizan ilegalmente los fondos de los clientes los cuales se les ha confiado proteger.

Evasión de impuestos

La evasión fiscal penal es un crimen de cuello blanco en el que el perpetrador pretende evadir los gravámenes de los tributos los cuales deberían pagar. La evasión de impuestos abarca acciones dolosas comenzando con la simple presentación de formularios de impuestos con información falsa, inclusive la transferencia ilegal de propiedad para evitar obligaciones fiscales. Las personas, así como las empresas, son propensas a realizar evasión criminal de impuestos. Al igual que con el fraude, posiblemente hay infinitas formas de cometer la evasión fiscal.

Lavado de dinero

El lavado de dinero es el acto criminal de pasar el dinero obtenido ilegítimamente ("sucio") mediante de una serie de negocios diseñados para que el dinero simule ser legítimo ("limpio"). El lavado de dinero frecuentemente involucra tres pasos Primero, el dinero se deposita normalmente en una institución financiera como un banco o un corretaje. Segundo, el dinero se separa de su origen ilegal por capas de transacciones a menudo complejas, haciendo más difícil rastrear el dinero "sucio". El tercer paso es la unificación. Aquí es donde el dinero recién "limpio" se mezcla con el dinero obtenido ilegalmente, usualmente por medio de la compra o venta de activos.

¿Acusado de un delito penal de cuello blanco? Un abogado puede ayudar.

Acatando los cargos relacionados, las infracciones de cuello blanco pueden involucrar una diversidad de leyes estatales y federales con una extensa escala de posibles castigos. Un abogado con experiencia en defensa en casos financieros puede ayudarlo a defenderse de cualquier posible responsabilidad penal, así como las acciones que puedan estar disponibles. Póngase en contacto hoy mismo y encuentre un abogado especializado en defensa criminal, para construir su defensa ante el tribunal.