Asesinato en segundo grado

El asesinato en segundo grado generalmente se define como: 1) un asesinato intencional que no es premeditado; o 2) un asesinato causado por la imprudencia que refleja una extrema indiferencia hacia la vida humana. El asesinato en segundo grado es como el término medio entre el asesinato en primer grado y el homicidio voluntario.

Si bien algunos estados no usan el término "asesinato en segundo grado", es probable que aún dividan el delito de asesinato en dos grados diferentes e impongan sentencias más bajas por el delito menor.

Asesinato de primer y segundo grado

La definición exacta de asesinato en segundo grado varía según la jurisdicción. Sin embargo, el crimen generalmente cubre:

Un asesinato intencional hecho sin planificación previa,
Un asesinato que resulta de un acto destinado a causar solo daños corporales graves,
Un asesinato que resulta de un acto que demuestra extrema indiferencia hacia la vida humana.

Asesinatos intencionales sin premeditación

Este tipo de asesinatos no implica ninguna planificación anticipada por parte del asesino. En el momento en que ocurre el asesinato, el asesino definitivamente intenta matar a la víctima, pero hasta ese momento, el asesino no tenía ningún plan para cometer un asesinato.

Por ejemplo, Adam y Bill son vecinos, y últimamente han tenido desacuerdos sobre la barrera entre sus propiedades. Adam le hace una visita a Bill para discutir el asunto, y estando allí agarra impulsivamente una escopeta que cuelga sobre la chimenea, dispara y mata a Bill.

Adam no tenía ningún plan para matar a Bill cuando fue a la casa de Bill ese día, por lo que no hubo premeditación. Sin embargo, cuando apretó el gatillo, Adam tenía la intención de matar a Bill. Los fiscales probablemente acusarían de asesinato en segundo grado.

Si, por otro lado, Adam mata a Bill durante una súbita disputa con provocación, el cargo probablemente sería homicidio voluntario. La idea es que si Adán es impulsado por el "calor de la pasión", disminuye la culpa moral.

La intención de causar sólo daños corporales graves

Una segunda situación que constituye un asesinato en segundo grado, es cuando el perpetrador tiene la intención de causar daños corporales graves, pero sabe que la muerte podría ser el resultado del acto.

Por ejemplo, en la situación anterior, en lugar de dispararle a Bill, Adam agarra una pala y golpea a Bill en la cabeza con toda su fuerza. Si bien Adam no tenía la intención específica de matar a Bill cuando lo golpeó, sí tenía la intención de golpearlo con la pala sabiendo que un golpe en la cabeza conllevaba una clara posibilidad de muerte. Adam matando a Bill de esta manera, sería clasificado como asesinato en segundo grado.

Indiferencia extrema a la vida humana

El tercer tipo principal de asesinato en segundo grado, ocurre cuando una víctima muere como resultado de la extrema indiferencia del perpetrador hacia el valor de la vida humana. En términos generales, la indiferencia extrema significa una total indiferencia ante la posibilidad de que un acto mate a alguien.

Volviendo a Adam y Bill, imagina que en lugar de golpear a Bill con una pala en la cabeza, Adam agarra su arma y dispara violentamente contra una multitud de espectadores. Adam no tenía necesariamente la intención de matar a nadie, pero tampoco pensó en el daño que sus acciones podrían causar a la gente de la multitud. Esto demuestra la extrema indiferencia de Adán para con la vida humana. Si una de las balas de Adam golpeó y mató a cualquiera en la multitud, es probable que Adam haya cometido un asesinato en segundo grado.