Asesinato en primer grado

En la mayoría de los estados, el asesinato en primer grado está definido como un acto atroz ilegalmente cometido de forma voluntaria y premeditada, lo que significa que se llevó a cabo después de planear o "esperar" a la víctima. Por ejemplo, Un marido vuelve a casa y se encuentra con la sorpresa de encontrar a su esposa en la cama con su amante. Unos días después, el esposo espera detrás de un árbol cerca de la residencia del amante y cuando este sale de la casa le dispara causándole la muerte.

La mayoría de los estados también se adhieren a un concepto legal conocido como "regla de asesinato por delito grave", según el cual, una persona comete un asesinato en primer grado, si alguna muerte (incluso accidental) resulta de la comisión de ciertos delitos graves violentos, como:

Incendio provocado;
Robo;
Secuestro;
Violación; y
Robo.

Por ejemplo, unos asaltantes roban una tienda de licores, pero mientras huyen, el asaltado dispara y mata a uno de los asaltantes. Bajo la regla de asesinato por delito grave, al otro asaltante se le puede acusar de asesinato en primer grado por la muerte de su cómplice, aunque ninguno de los ladrones realmente cometió el asesinato.

Los elementos del asesinato en primer grado

Las leyes estatales que clasifican los asesinatos en primero, segundo y posiblemente en tercer grado, generalmente establecen que los asesinatos de primer grado incluyen tres elementos básicos

Voluntariedad;
Deliberación; y
Premeditación.

Algunos estados también requieren el "pensamiento previo de malicia" como un elemento adicional, aunque los estados difieren en cómo se debe demostrar la malicia y si se trata de un requisito separado de la toma voluntaria, deliberada y premeditada de la vida humana. La mayoría de los estados también enumeran ciertos tipos de asesinatos como asesinatos de primer grado sin necesidad de probar la intención, la deliberación y la premeditación.

No todos los estados dividen el asesinato en grados. En algunos, el crimen de asesinato de nivel superior es llamado por otro nombre, "asesinato capital".

Intención

En términos de voluntad, los asesinos de primer grado deben tener la intención específica de terminar con una vida humana. Esta intención no necesariamente tiene que corresponder a la víctima real. Un asesinato en el que el asesino intenta matar, pero mata a la persona equivocada o una persona aleatoria, se constituiría un asesinato en primer grado. Además, bajo muchas leyes estatales, matar a través de acciones que muestran una depravada indiferencia hacia la vida humana, pueden calificarse como asesinato en primer grado.

Deliberación y premeditación

Si un asesino actuó con la deliberación y la premeditación requeridas para cometer un asesinato en primer grado, solo se puede determinar caso por caso. La necesidad de deliberación y premeditación no significa que el perpetrador deba contemplar detenidamente o planificar mucho tiempo antes para formalizar el intento consciente de matar y luego actuar en la configuración del crimen. Si bien esto puede suceder muy rápidamente, la deliberación y la premeditación deben ocurrir antes y no al mismo tiempo en que se lleva a cabo el acto de matar.

"Malicia de antemano"

Bajo muchas leyes estatales, los perpetradores de asesinato en primer grado deben haber actuado con alevosía o "malicia pensada". La malicia generalmente incluye una disposición o propósito maligno y una indiferencia hacia la vida humana. Los estados tratan el concepto de "malicia" de manera diferente. Bajo algunas leyes, la malicia pensada significa esencialmente lo mismo que actuar con una intención premeditada de matar, o una extrema indiferencia hacia la vida humana. Otros estados requieren una demostración de malicia distinta de la voluntad, deliberación y premeditación, generalmente requeridas para el asesinato en primer grado.

Asesinatos de primer grado enumerados

Las leyes estatales a menudo clasifican tipos específicos de asesinatos como de primer grado. En estos casos, los elementos típicos de la intención específica de matar, deliberar y premeditar pueden no ser necesarios. Estos a menudo incluyen:

-El asesinato de un niño por el uso de una fuerza irrazonable;
- Ciertos asesinatos cometidos en un patrón de abuso doméstico;
-El asesinato a un oficial de la ley, y
-Homicidios ocurridos en la comisión de otros delitos como incendio, violación, robo u otros delitos violentos.

Esta lista simplemente ilustra algunos de los asesinatos de primer grado enumerados. Para obtener una lista completa, existe información completa y detallada sobre las leyes estatales, para casos de asesinatos y la gradualidad de los mismos.

Muchos estados también categorizan ciertos métodos de matar, como asesinato en primer grado. Estos incluyen envenenamientos intencionales, asesinatos resultantes de encarcelamientos o torturas y asesinatos en los que el asesino "hizo esperar" o emboscó a la víctima.

Obtener ayuda legal con su caso de asesinato de primer grado

En el sistema de justicia penal, el asesinato en primer grado es uno de los cargos más graves que puede enfrentar y conlleva las penas más severas. Por eso es importante ponerse en contacto con un abogado de defensa criminal con experiencia, si ha sido acusado de asesinato en primer grado.