Alteración del orden público

La alteración del orden público es una conducta configurado como un delito en todos los estados de la Unión, delito también conocido como violación o perturbación de la paz, Se constituye como tal ante la evidencia de un hecho bochornoso, mediante el cual una persona se involucra en algún tipo de comportamiento público indisciplinado y fuera de lo normal, como pelear, discutir acaloradamente, o causar ruidos excesivamente fuertes. A quienes incurren en actos de este tipo se les puede acusar de perturbar la paz.


¿Qué constituye alterar el orden público?


Existen leyes que hacen que sea un crimen crear una interrupción pública o conmoción. Estas leyes varían de estado a estado, pero generalmente prohíben:


-Pelear o desafiar a alguien a pelear en un lugar público;

-Utilizar palabras ofensivas, o usar lenguajes agresivos en un lugar público que pueda incitar a la violencia y desde luego, a la alteración de la paz;

-Gritar en un lugar público con la intención de incitar a la violencia o a actividades ilegales;
-Acosar a un estudiante en o cerca de los terrenos de la escuela;

-Golpear con fuerza a las puertas del hotel con el propósito de molestar a los huéspedes que se encuentra allí hospedados;

-Celebrar una asamblea pública ilegal;

-Gritar palabras soeces desde la ventana de un automóvil en la vía pública, o frente a una institución educativa, religiosa, o la casa de una persona.;

-Permitir ladridos excesivos de perros en una zona residencial; y

-Reproducir intencionalmente música fuerte durante la noche, que continúa incluso después de una advertencia justa.

En la mayoría de los estados, la conducta de la persona debe haber sido realizada a propósito (intencional) o con mala intención (malintencionada). No es suficiente que una persona se involucre y participe en una conducta que simplemente molesta, acosa o avergüenza a otra persona. La anomalía que se presentó debe haber sido ilegal, y no en defensa propia o en defensa de otros.

Para determinar la culpa, los tribunales analizan las circunstancias particulares de cada caso. Algunos de los factores que un juez puede considerar incluyen: la ubicación, la hora, el lugar, las palabras, las acciones y la persona a la que se habló o maltrato (por ejemplo, un oficial de policía, un maestro, un estudiante, un familiar o un transeúnte).

Las acciones comunes que no se constituyen como perturbadoras para la paz pueden incluir:

-Participar en juegos bruscos;

-Simplemente avergonzar a alguien;

-Simplemente molestar a alguien;

-Accidentalmente chocar con alguien; y

-Hacerle a alguien un gesto de rechazo, como mostrarle el dedo medio de la mano.

Sanciones y Castigos.

La alteración del orden público es un delito menor. Dependiendo de la jurisdicción, los infractores podrían enfrentarse a penas de cárcel, multas o actividades alternativas como el servicio comunitario. Los delincuentes por primera vez pueden evitar el tiempo en la cárcel dependiendo de las circunstancias de cada caso.

¿Qué puede hacer una víctima?

Solicite que suspenda el comportamiento

Si el perpetrador es un vecino o una persona que usted conoce, y no se siente físicamente amenazado o con un daño potencial, puede explicar que la conducta en cuestión es problemática y pedirle que detenga el comportamiento. En caso de que la situación se agrave, debe retirarse de inmediato.

Contacte a la policia

Si el daño continúa o si hay un peligro inminente (como irse las manos), debe comunicarse con la policía. Una persona que interrumpe la paz a menudo recibe una advertencia justa por parte de la policía, seguida de acciones de ejecución, si es necesario. En la mayoría de los casos, la acción de involucrar a la policía puede detener por completo el comportamiento perturbador.

Póngase en contacto con un abogado

Finalmente, si ninguna de las acciones anteriores contribuye a la solución del problema, es posible que desee ponerse en contacto con un abogado. Ciertos tipos de disturbios repetitivos, como la música alta y constante de un vecino, también pueden ser contrarias o entrar en conflicto con leyes de derechos, en cuyo caso puede tener la opción de presentar una demanda civil, si es necesario.

Defensas para la Alteración del orden público

Perturbar la paz es bastante subjetivo, por lo que la policía puede aplicarla a muchos tipos de comportamiento perturbador. En general, las defensas se dividen en tres categorías:

(1) "No lo hice";

(2) "Lo hice, pero tuve que hacerlo" (como en defensa propia o en defensa de otros); o

(3) “Mi conducta no molestó a nadie”.

También es posible que las acciones objetadas queden bajo la protección del derecho a la libertad de expresión de la Primera Enmienda.

Uso en la negociación de motivo

Debido a su naturaleza flexible, una acusación de perturbar la paz se usa a veces para resolver una variedad de otros delitos penales de bajo nivel. Los fiscales pueden permitir que una persona arrestada por un delito, como intoxicación pública, conducta desordenada, exposición indecente, agresión, molestia pública o prostitución, se declare culpable o no impugne por alterar la paz. Al abogar por un cargo menor, una persona puede potencialmente evitar las consecuencias de antecedentes penales que pueden afectar el empleo o el estatus migratorio.

Obtenga ayuda legal con su caso de perturbar la paz

Si ha sido acusado de perturbar la paz o alteración del orden público, o cualquier otro delito, puede ser riesgoso manejar el asunto por su cuenta. Asegúrese de hablar con un abogado experimentado que conozca tema. Póngase en contacto con un abogado de defensa criminal”.