Abuso infantil

El abuso físico, mental, emocional o sexual en contra de una persona menor de edad, legalmente se denomina abuso infantil. Así mismo, los actos dirigidos hacia el menor que causen daño también pueden considerarse, o desembocar en cargos criminales. Un caso típico de descuido, es el abandono de un niño de corta edad en un vehículo mientras la persona (padre, madre, o allegado), va a realizar compras durante un tiempo prolongado podría considerarse negligencia porque hay ausencia de alguien que pueda supervisar, alimentar, cambiar pañales y/o, garantizar la seguridad del niño frente a otros peligros como deshidratación o sometimiento a temperaturas intensas. De forma general, todos los estados procesan el maltrato y abandono infantil, crímenes que son tomados muy en serio.

¿Qué es un caso de abuso infantil?

Hay dos aspectos fundamentales o tipos de casos de abuso infantil. Primero, los hechos criminales relacionados con delitos cometidos contra un niño, desde la agresión, hasta el abuso sexual. Estos casos pueden terminar en el arresto, multas y probablemente la derogación de los derechos de los padres.

También se presentan casos de maltrato infantil generalmente tratados en el juzgado de familia o de niños. El estado, a través de los Servicios de Protección Infantil (CPS), puede aislar a un menor del hogar de los padres de forma temporal o permanente por abuso y/o negligencia en el hogar.

Leyes de abuso infantil

Cada estado presenta diversos estatutos con relación a la definición del abuso y/o la negligencia infantil y a quienes les corresponde denunciar la sospecha de abuso o negligencia infantil. Si usted es un médico o un trabajador empleado de la escuela, es posible que su contratante le haya proporcionado instrucción sobre informes obligatorios que debe presentar con relación a los comportamientos de las personas al interior de la escuela. En cambio, algunos estados o regiones requieren que todas las personas reporten sospechas de abuso infantil. Es posible que algunas personas no se den cuenta de que deben denunciar el abuso infantil, como un líder religioso o quien realiza cuidados domésticos.

Recursos de abuso infantil

Si usted o algún ser querido está involucrado en un caso de abuso infantil en este momento, el simple hecho que un caso de abuso infantil sea presentado en su contra, o por el contrario, realiza una acusación de abuso infantil en contra de otra persona, puede ser una experiencia muy molesta. Con seguridad buscará agotar todos los esfuerzos para hacer todo lo que esté a su alcance. De otra manera, puede haber consecuencias graves, tales como perder la custodia de su hijo, multas por no notificar el abuso y/o la negligencia infantil. De manera favorable, la división de recursos para el abuso infantil incluye vínculos a enlaces específicos del estado que pueden ayudarlo a establecer cómo actuar en concordancia, si existiera sospecha que se está abusando de un infante.

Obtención de ayuda legal

Si considera que necesita ayuda frente a un caso de abuso, es el momento de contratar a un abogado especializado en la materia. Si su caso de abuso infantil se relaciona con algún cargo criminal, debe hablar con un abogado de defensa criminal, dentro de la mayor prontitud.