Abandono infantil

El abandono de un niño se presenta cuando sus padres, tutores o personas a cargo desatienden al menor sin tener en cuenta su salud física, su seguridad, su educación o su bienestar con la intención de abandonarlo por completo, o en algunos casos, no suministrarle el cuidado necesario para un niño y/o adolecente.

Por lo general abandonar a un niño no solo implica abandono físico, tal como dejarlo en la puerta de una vivienda cuando no se sabe si hay alguien en la casa, así mismo, cabe incluir casos exagerados de abandono emocional, como cuando un padre se encuentra siempre ocupado para atender al niño, no brinda casi ningún contacto físico o soporte emocional por períodos muy extensos de tiempo.

Infortunadamente, los menores abandonados también llamados "fundamentos", que no compensan sus necesidades, en la mayor parte de los casos crecen con una muy baja autoestima, dependencia emocional, aislamiento y otros problemas subyacentes. Un padre, tutor o individuo acusado de abandonar a un pequeño puede enfrentar sanciones por delitos graves, delitos menores y otras consecuencias según sea el caso.

¿Qué constituye el abandono infantil?

La expresión "abandono infantil" se cataloga de forma abundante y se le da uso para describir una variedad de conductas. Los ejemplos específicos de abandono infantil son variables, pero en referencia a las acciones comunes que pueden llevar a cargos criminales se incluyen:

Dejar al niño al cuidado de otra persona sin los suministros necesarios para su sustento y sin una comunicación fluida con el niño por un período de tres meses;

La realización de escasos o mínimos esfuerzos para entablar comunicación con un niño;

No cumplir durante un período de por lo menos seis meses las visitas regulares para con el infante;

No darle importancia ni participar en planificaciones o programas adecuado para los infantes, con la intención de reunir al padre o tutor con un niño y/o adolecente;

Abandonar a un bebé en cualquier lugar, (frente de una puerta, en vertederos de basura, y/o en el camino de las carreteras, entre otros); lo que se constituiría en un delito muy grave.

Ausentarse sin contacto con el hogar por un tiempo determinado, en el cual se crea un peligro latente de afectar gravemente a un niño emocional o psicológicamente que se queda esperando por su padre, tutor o persona encargada en el hogar;

Hacer caso omiso a los avisos de los procedimientos de protección de niños y/o adolecentes; y

Al tomar la decisión de no proveer cuidado, sostén o supervisión para el menor.

Leyes de abandono infantil

Las leyes varían dependiendo del estado donde se encuentre el hogar. Muchos estados incluyen el abandono de un niño dentro de sus leyes de abuso infantil y viceversa, mientras que algunos estados dictan leyes dirigidas específicamente al hecho de abandonar a un niño.

La mayoría de los estados clasifican el abandono como un delito de suma gravedad, que puede incluir situaciones en las que un padre o tutor abandona físicamente a un niño en cualquier lugar con la intención de renunciar a todos los derechos y responsabilidades para con el del niño.

Otros estados clasifican la deserción de un niño como un delito menor (con penas menores), incluidas las situaciones que involucran actos no físicos de abandono.

En general, el abandono de un niño ocurre cuando un padre, tutor u otra persona tiene la custodia física o el control de un niño y, cuando actúa y coloca en riego sin tener en cuenta la salud mental o física, la seguridad o el bienestar del niño:

Dejar a un niño (generalmente menor de 13 años) sin supervisión por parte de una persona responsable (generalmente mayor de 14 años); o

No logra mantener el contacto con el niño o proporcionar un apoyo razonable por un período específico de tiempo.

En el contexto legal, la deserción infantil se define como el abandono físico de un niño, pero también puede incluir el abandono emocional, como no proporcionar las necesidades básicas a un niño. Por ejemplo, en algunos estados, un padre puede ser culpable de abandono si no proporciona la ropa, comida, refugio o atención médica necesaria para su hijo. En otros estados, sin embargo, los padres solo son castigados por abandonar intencionalmente a un niño.

Leyes de información obligatoria

Debido a que el abandono de un niño se considera abuso infantil en algunos estados, es requerimiento que las personas conocedoras del hecho, deban reportar casos conocidos o sospechosos de abandono infantil a las autoridades correspondientes. Verifique las leyes de abuso infantil de su estado para ver si califica como un "reportero obligatorio".

Excepción de la ley de asilo

La mayoría de las jurisdicciones tienen excepciones al abandono de niños en forma de leyes de refugio seguro. Safe Haven Laws permite a las madres abandonar a sus bebés recién nacidos de manera segura en lugares seguros, como iglesias, hospitales y estaciones de bomberos, sin temor a ser acusados del delito de abandono de niños.

Dejar a un niño solo en casa

Se sabe que en algunos casos es necesario dejar a un infante solo en la casa, los entes gubernamentales por lo general brindan modelos e información precisa con respecto a la edad para ayudar a los padres a no incurrir en los cargos por abandono. Como lo expresan algunas leyes estatales, dejar a un infante solo en casa puede constituirse en abandono infantil, según se presenten una serie de factores, incluidos entre ellos la edad del hijo, la permanencia de tiempo del niño que estuvo sin la supervisión de un adulto y las dificultades económicas o enfermedades del padre o madre. Siempre es recomendable atender recomendaciones sobre cómo dejar a un niño solo en la casa, para obtener un mejor conocimiento más profundo de cómo cumplir con sus obligaciones y responsabilidades.

El niño abandona las penas y el castigo

En algunos estados, un individuo implicado en abandono criminal de un niño y/o adolecente enfrenta una larga lista de sanciones y opciones de sentencia, todo esto dependiendo de cómo lo determine el estado, si considera que se cometió un delito grave o un delito menor, el tribunal tomará en consideración las causas influyentes en el caso, pero las sanciones pueden incluir desde multas hasta tiempo en prisión.

La asesoría e información que requiera para conocer en detalle los avatares de la normatividad en asuntos de abandono infantil , es el camino correcto, no deje de consultar al abogado especialista si su caso tiene que ver con este requisito legal.