Responsabilidad civil del establecimiento

La ley de responsabilidad civil del establecimiento requiere que los dueños y propietarios de establecimientos mantengan la propiedad en una condición segura y que adviertan adecuadamente a los visitantes sobre cualquier riesgo, como una escalera débil, un piso resbaloso o un hoyo en el suelo. Alguien que sufra daños en un establecimiento inseguro puede tener derecho a recibir una compensación.

Si usted se lastimó por causa de un riesgo en la propiedad de alguien más, consulte a un especialista en responsabilidad civil de establecimientos en su localidad, quien le ayudará a determinar si tiene suficiente evidencia. En caso de tenerla, su defensor podrá preparar su demanda y evaluar la cantidad de compensación por gastos médicos, pérdida de salario y otros daños. Si el riesgo y la falta de advertencia fueran flagrantes, podrían aplicarse daños punitivos.

Algunos ejemplos de reclamos de compensación no laborales incluyen:

  • Productos defectuosos: si se lesionó en el trabajo debido a un producto defectuoso, es posible que pueda presentar una demanda con base en una teoría de responsabilidad de productos contra el fabricante. Un ejemplo común de esto es una máquina de montaje defectuosa.
  • Exposición a sustancias tóxicas: si estuvo expuesto a sustancias tóxicas en su lugar de trabajo, puede presentar una demanda por agravio tóxico contra el fabricante de la sustancia.
  • Actos intencionales/notorios por parte del empleador: puede presentar una demanda por lesiones personales contra su empleador si su conducta intencional o grave ha causado su lesión.
  • Falta de seguro: si un empleador no tiene seguro de compensación para trabajadores, es posible demandarlo en una demanda civil privada. De manera alternativa, puede cobrar reembolsos a través de fondos estatales.

¿Qué tipos de daños pueden ser recuperados?

Estas reclamaciones de compensación para no trabajadores a menudo brindan mayores posibilidades para que la parte lesionada recupere daños por sus pérdidas. Esto se debe a que en un reclamo típico de compensación de trabajadores, los pagos por discapacidad suelen ser algo bajos. Es posible que no cubran todos los gastos y pérdidas que debe asumir la parte perjudicada.

En comparación, una demanda exitosa de compensación no laboral generalmente cubrirá:

  • Gastos médicos, como facturas de hospital, pagos por medicamentos, sesiones de rehabilitación y terapia, etc.
  • Pérdida de salarios y pérdida de capacidad de ingresos debido a la lesión.
  • Cualquier daño a la propiedad personal o pertenencias
  • Finalmente, una diferencia importante entre la compensación de los trabajadores y una demanda privada es la disponibilidad de daños punitivos. Los daños punitivos no están disponibles en los reclamos de compensación a los trabajadores, pero a menudo son un aspecto importante de una demanda civil. Una indemnización por daños punitivos puede ayudar a disuadir al empleador o a un tercero de cometer las mismas violaciones nuevamente, y con frecuencia pueden acarrear una indemnización por daños y perjuicios significativamente mayores para el demandante.

¿Necesita un profesional en el área legal?

Si ha sido lesionado en su trabajo, pero la lesión no está relacionada con el trabajo, es posible que aún pueda recuperar sus pérdidas sin pasar por la compensación de los trabajadores. En tal caso, se beneficiará enormemente con la contratación de un especialista en la ley de lesiones personales o laborales en su área, este especialista puede ayudarlo a presentar la demanda, y ayudar a identificar las leyes, los testigos y las pruebas que serán útiles para su caso.