Resbalón y caída

En cualquier parte que ocurra, sea en el supermercado, en un casino, en la calle, o en la residencia de un amigo, los accidentes de resbalones y caídas suelen producirse con mayor frecuencia que la que se cree. En algunos casos, el propietario del lugar donde se presenta la caída, es responsable de las lesiones sufridas por la persona accidentada, y en otros casos, no se habrá ninguna responsabilidad del propietario, es decir, no será responsible de la caída. Es importante informarse sobre estas responsabilidades si la persona tiene un evento de este tipo. En este artículo, puede encontrar información sobre las condiciones que generalmente conducen a accidentes por resbalones y caídas, y cómo probar fallas en un accidente por resbalones y caídas.

Condiciones que hacen que un accidente sea más probable

Los accidentes por resbalones y caídas suelen presentarse por un sinnúmero de razones. Aunque a veces las personas simplemente se tropiezan y caen, existen varias condiciones tanto en el interior como en el exterior de un lugar que pueden inducir a que un resbalón y posteriormente una caída sean más probables. Las razones que se presentan con mayor frecuencia en un accidente por resbalones y caídas al interior de un recinto ocurren porque el piso está húmedo, encerado incorrectamente o la alfombra está rota o abultada. En el exterior, factores relacionados con el clima; como el hielo o la nieve, una iluminación inadecuada, un piso deteriorado, pueden entre otras razones, ser las causantes de un accidente de resbalón y caída. Otra razón común para una lesión por resbalones y caídas es el mantenimiento deficiente de los estacionamientos o aceras.

Por supuesto, no todos los tipos de anomalías recaerán en la responsabilidad del propietario por las lesiones. En general, la responsabilidad de éste dependerá de si él o ella no tomó las medidas adecuadas para corregir el problema, o al menos advirtió a las personas sobre el posible peligro. Por ejemplo, si bien es completamente aceptable que los dueños de propiedades limpien, enceren o pulan sus pisos, es importante que hagan advertencias adecuadas o coloquen barreras alrededor del área húmeda o recientemente encerada.

Responsabilidad del propietario

En términos generales, un propietario de un lugar susceptible de ocurrir accidentes, tiene el deber de mantener condiciones razonablemente seguras en su propiedad. Si la persona lesionada en la propiedad de otra, está en capacidad de demostrar que el dueño de la propiedad tenía conocimiento o debería conocer sobre la condición peligrosa y no la reparó, es probable que la persona lesionada pueda presentar una demanda y de hecho, ganarla. Sin embargo, hay varios factores que entran en juego, como la duración de la condición peligrosa y la conducta de la persona lesionada.

Muchos estados siguen la regla de negligencia comparativa en accidentes de resbalones y caidas. La teoría de la negligencia comparativa expresa que si una persona contribuye al accidente, su indemnización por lesiones y otros daños se reducirá por el grado de responsabilidad de la que tuvo la culpa. Por ejemplo, si una persona enviaba mensajes de texto en su teléfono celular y no prestaba atención a una señal de advertencia, probablemente se encontraría que era relativamente negligente. El grado o porcentaje en que una persona es comparativamente negligente, es determinada por un jurado o juez.

Contratar a un abogado de lesiones personales

Si usted o un allegado ha sufrido un accidente de resbalón y caída en la propiedad de otra persona, es posible que desee consultar su caso con un abogado especializado en lesiones personales, para determinar si el propietario puede ser legalmente responsable de sus lesiones. Le conviene contactar un abogado rápidamente posterior a su lesión, pues hay límites de tiempo en los cuales una persona lesionada puede presentar una demanda por lesiones personales.