Mordida de perro

Cada año, miles de personas son mordidas por animales, la mayoría por perros. En muchos casos, estas personas pueden tener el derecho legal de recuperar los daños del propietario del animal u otra parte responsable.

Si un animal te muerde

Lo primero que debe hacer si es mordido por un animal es buscar atención médica de inmediato. Si no recibe tratamiento, la mordedura puede causar lesiones graves, infecciones, e incluso la muerte si el animal estaba enfermo. Una vez que haya sido evaluado médicamente, también debe considerar consultar a un abogado con experiencia en estos casos. Este podrá decirle si tiene un reclamo legal válido y qué daños puede recuperar.

Un profesional en el área le pedirá información detallada sobre las circunstancias de la mordedura. Como mínimo, debe proporcionar el nombre y el número de teléfono del propietario del animal. Si no tiene esta información, es posible que un vecino o un testigo puedan proporcionarla. Además, si hubiera testigos, también debería obtener sus nombres e información de contacto.

Responsabilidad del propietario por mordeduras de perro / animal

Al decidir quién es responsable de la mordedura de un animal, lo primero que se debe determinar es: ¿Quién es el dueño del animal? Algunos estados imponen lo que se conoce como "responsabilidad estricta" a los dueños de animales cuyos animales muerden o atacan a otros. Bajo la teoría de la responsabilidad estricta, un propietario es legalmente “responsable” por una mordedura de animal, independientemente de si hizo algo malo con respecto a proteger a otros de un ataque. Según esta teoría, incluso si el propietario no tenía ninguna razón para saber que su animal era peligroso, si el animal muerde a alguien, el propietario seguiría siendo responsable. En otros estados, el propietario de un animal puede ser responsabilizado por las lesiones que inflige, siempre que este sepa, o haya tenido razones para saber, que el animal tiene "propensiones peligrosas". En otras palabras, si el propietario sabe que su animal es peligroso y podría causar lesiones a una persona, puede ser considerado responsable de las acciones dañinas del mismo.

Determinar si un dueño sabía de las "propensiones peligrosas" de un animal puede ser difícil. La primera pregunta que surge a menudo al hacer esta determinación es si el propietario necesita saber acerca del potencial de daño del animal en particular, o si solo necesita saber que el tipo de animal es potencialmente dañino. Por ejemplo, cuando una persona tiene un Pit Bull como mascota, ¿Significa eso que el dueño sabe o debería saber que la mascota será dañina, simplemente porque, en general, los Pit Bulls pueden ser dañinos?

Defensas potenciales en casos de mordeduras de perro / animal

Hay casos en los que el propietario de un animal vicioso no puede ser considerado responsable de un ataque por parte del mismo. Por ejemplo, si el propietario advirtió adecuadamente a otras personas que su animal era peligroso y tomó medidas para mantenerlo alejado de las personas, una persona que haya ignorado las advertencias y resultó herida por el animal, podría no tener éxito en su demanda. En términos legales, el comportamiento de la persona lesionada en tal situación se conoce como "negligencia contributiva" o "asunción del riesgo". Una persona lesionada es contributivamente negligente cuando no ejerce el grado de cuidado por su seguridad que una persona razonable ejercitaría en circunstancias similares.

Por ejemplo, si alguien trepa por una cerca y es mordida por un perro al otro lado, un jurado podría decidir no responsabilizar al dueño del perro si creyera que una persona normal y razonable no hubiera trepado la pared en primer lugar. Para usar otro ejemplo, si el propietario coloca una señal de "Cuidado con el perro", y una persona la ignora y es herida por el perro, es posible que el propietario no sea responsable de la lesión. Sin embargo, si el propietario del animal reclama "asunción de riesgo" o "negligencia contributiva", el propietario tiene la responsabilidad de convencer al jurado de sus argumentos.

El dueño de un animal también puede argumentar que la persona lesionada provocó al animal, y esta puede ser una manera para que este evite la responsabilidad. Por ejemplo, si una persona hace un gesto amenazador hacia un animal y este lo ataca, esto podría anular la responsabilidad del propietario.

Otras partes responsables potenciales

Los dueños de animales no son las únicas personas responsables de las mordeduras de animales. Aquí hay algunos escenarios comunes en los que alguien que no sea el dueño del animal podría ser responsabilizado por una mordedura de animal:

Guardianes de animales: cualquier persona que sea responsable del cuidado o la custodia de un animal puede ser considerada como dueña o cuidadora y puede ser considerada responsable de una mordedura. Los ejemplos incluyen perreras, o un cuidador de animales entre otros.

Padres de menores: incluso si una persona menor de 18 años posee el animal en cuestión, en muchos estados una persona lesionada puede presentar una demanda legal contra los padres del menor, incluso si los padres no tuvieron una participación directa con el animal.

Dueños de propiedades: el dueño de una propiedad puede ser responsable por las lesiones causadas por un animal si este le permitió ingresar.

Propietarios: si el propietario de un apartamento sabía (o debería haber sabido) que un inquilino era dueño de un animal peligroso, el propietario también podría ser responsable por sus lesiones.

¿Qué daños puede recuperar?

Dependiendo de la gravedad de las lesiones resultantes de un ataque animal, es posible que tenga derecho a recuperar:

  • Gastos médicos.
  • Salarios perdidos.
  • Dolor y sufrimiento.
  • Daño a la propiedad.

En algunos casos, también puede tener derecho a daños punitivos, que se otorgan para castigar a alguien por su comportamiento. Para justificar la adjudicación de estos daños, la conducta del malhechor generalmente debe ser más que negligente, como una conducta imprudente o intencional. Por ejemplo, si el dueño de un perro sabe que su perro es muy peligroso, de todas formas le permite correr libre cerca de la escuela repetidamente, y el perro finalmente ataca a un niño, un jurado podría concluir que los daños punitivos son apropiados.

Si un animal lo ha mordido a usted o a un ser querido, es posible que tenga derecho a recuperar daños y perjuicios por las lesiones resultantes. La determinación de sus derechos legales puede ser complicada y puede que no esté claro contra quién presentar un reclamo y a qué tipo de daños tiene derecho a protestar. Para asegurarse de que recibe una compensación justa, debe considerar ponerse en contacto con un profesional en el area de lesiones personales con experiencia en el manejo de casos de mordeduras de perros y animales.