Invasión de privacidad

Si por alguna razón de descuido involuntario, deja en cualquier lugar una libreta con información y datos personales, una carta recibida de algún remitente o una misiva suya que pretende enviar, y la libreta o la carta son recogidas y leídas por otra persona, incluso si compartir esta información daña su reputación o causa otros daños, no es considerada una violación de su privacidad. Eso requiere una "expectativa razonable de privacidad", que se aplicaría si la carta no se dejara en público.

Pero si está teniendo una conversación privada en su hogar y un vecino usa un dispositivo electrónico para escuchar a escondidas (y esto causa lesiones a su personalidad), se viola su expectativa de privacidad. Esto se debe a que tiene una expectativa razonable, que su vecino no está utilizando el espionaje y la vigilancia en su hogar.

Una invasión de la privacidad es considerada nociva y ocurre cuando hay una intrusión en su expectativa razonable de que se quede solo. Este artículo cubre los cuatro tipos principales de reclamos de invasión de privacidad, un agravio intencional principalmente controlado por las leyes estatales.

Los cuatro tipos principales de invasión de reclamos de privacidad son:

-Intrusión de la privacidad
-Apropiación del nombre o semejanza
-Divulgación pública de hechos privados
-Falsa información

La siguiente información explora este tipo de reclamos y los conceptos básicos de la invasión de la ley de privacidad en términos generales.

Intrusión de la privacidad

Interrumpir la privacidad o los asuntos privados de otra persona está sujeto a responsabilidad, si la intrusión se considera altamente ofensiva para una persona. Este agravio a menudo se asocia con "espiando aTom"("peeping Toms"), alguien que intercepta ilegalmente llamadas privadas o husmea a través de los registros privados de alguien.

Tomar fotografías de alguien en público no sería una invasión de la privacidad; sin embargo, sí calificaría usar una cámara de largo alcance para tomar fotos de alguien dentro de su hogar. Hacer algunas llamadas telefónicas no solicitadas puede no constituir una invasión de la privacidad, pero sí llamar repetidamente después de que se le solicite que suspenda las llamadas.

Ejemplo: Un hombre con binoculares sube regularmente a una tapia o a un árbol frente de su patio, y observa a una mujer que cruza desnuda a través de la ventana de su baño.

Apropiación del nombre o semejanza

Los demandantes pueden presentar una reclamación por daños y perjuicios, si una persona (o empresa), utiliza su nombre para obtener un beneficio sin su permiso. Por lo general, esto implica un negocio que utiliza el nombre o la imagen de una celebridad en un anuncio. Algunos estados incluso limitan este tipo de responsabilidad extracontractual a usos comerciales.

Este no es siempre el caso. Por ejemplo, un detective privado que se hace pasar por otra persona para obtener información confidencial, ha invadido la privacidad de esa persona. El reconocimiento de este agravio es como un derecho de propiedad; en otras palabras, el nombre y la semejanza de una persona se manejan como propiedad de esa persona. Para las celebridades, esto a menudo se denomina "derecho de publicidad".

Ejemplo: Una agencia de publicidad contrata un músico para participar en una campaña para promocionar un nuevo automóvil. Cansados de esperar al artista lo reemplazan por personas que tienen una voz distintiva y fácilmente reconocible. Los anunciantes contrataron a alguien que suena como él para hacer la banda sonora, lo que llevó al musico a demandar al fabricante de automóviles por apropiarse de su imagen.

Divulgación pública de hechos privados

Este tipo de reclamo de invasión de privacidad debe compararse con la protección de la libertad de expresión de la Primera Enmienda. A diferencia de la difamación (difamación o calumnia), la verdad de la información divulgada no es una defensa. Si una persona revela públicamente información verdadera que no es de interés público, y que una persona razonable consideraría ofensiva si se hiciera pública, podría ser responsable por los daños causados.

Por ejemplo, una mujer a punto de dar a luz a un bebé a través de una cesárea, se compromete a permitir que la operación se filme solo con fines educativos, pero en lugar de eso se muestra al público en un teatro comercial. Esta es una invasión de su privacidad. Sin embargo, la publicación de un artículo sobre un personaje de la política, el deporte o la farándula, conocido por sus valores familiares, que tiene un romance con un miembro del personal, es de interés público y, por lo tanto, no es una invasión de su privacidad. Algunos estados, incluyendo Nueva York, no reconocen este tipo de reclamación.

Ejemplo: El apellido de soltera de una ex prostituta absuelta de asesinato fue revelado en una película sobre el caso. Desde el juicio, ella se había mudado a otra ciudad, se había casado y había adoptado un nuevo estilo de vida. Sus nuevos amigos desconocían su pasado, por lo que la revelación de esta información verdadera pero embarazosa, se consideró una invasión de su privacidad.

Falsa Información

Un reclamo de Información falsa es similar a un reclamo de difamación, puesto que le permite a una persona demandar por la divulgación pública de información que es engañosa (o pone a esa persona en una "Información falsa"), pero no técnicamente falsa. La diferencia clave es que las reclamaciones de difamación solo se aplican a la difusión pública de información falsa y, como ocurre con la difamación, a veces prevalecen las protecciones de la Primera Enmienda.

En general, un reclamo de Información falsa debe contener los siguientes elementos:


(1) el demandado hizo una publicación sobre el demandante;
(2) se hizo con desprecio y de manera imprudente; (3) colocó al demandante bajo una Información inventada y falsa; y
(4) sería altamente ofensivo o vergonzoso para una persona razonable.

Ejemplo: una mujer de 96 años demandó a un periódico de Arkansas por imprimir su foto junto al titular, "Entrega especial: ¡la compañía de periódicos más antigua del mundo, 101, renuncia porque está embarazada!" La mujer, que no estaba embarazada, recibió por daños y perjuicios $ 1,5 millones de dólares.

Obtenga ayuda legal por invasión de privacidad

Los problemas de privacidad son complicados y generalmente emocionales, lo que puede desembocar en procesos judiciales muy polémicos. Ya sea que se haya violado su privacidad o si alguien lo está acusando de violar su privacidad, puede beneficiarse de la asistencia de un abogado para asesorarlo en su caso. Comuníquese con un abogado de difamación local con experiencia en la ley de invasión de privacidad, para que le indique e informe sobre cómo pueden ayudarlo a defender sus derechos ante el tribunal.