Fraude de lesiones personales

El fraude de lesiones personales se presenta cuando un individuo suministra información falsa con relación a una demanda por lesiones personales. Del mismo modo puede involucrar argumentos en los que una persona muestra una exigencia económica por una lesión que nunca ocurrió o cuando usa evidencia falsa para comprobar una lesión.

La estafa de lesiones personales sucede en muchos contextos y en diferentes situaciones. Del mismo modo que otros tipos de estafa, el fraude por lesiones personales es prohibido y puede acarrear severas consecuencias legales.

¿Cuáles son algunos ejemplos de fraude de lesiones personales?

Hay muchas formas en que las personas pretenden implicarse en el fraude de lesiones personales. Entre los cuales podemos nombrar:

Presentar información falsa de reclamo de seguro;

Mostrar una demanda superficial (por ejemplo, por un reclamo que probablemente fracasará en la corte);

Fraude al solicitar atención médica;

Contratar a un médico para que suministre información y argumentos falsos sobre una lesión;

Pedir una incapacidad o compensación para el trabajador utilizando información falsa sobre lesiones;

Exagerando lagravedad de un daño legítimo;

Utilizar una lesión anterior como la base de una nueva reclamación por lesiones;

Mostrar cantidades exageradas de daños y perjuicios ocasionados por una lesión de menor calibre.

El fraude por lesiones personales frecuentemente implica otros problemas legales, incluidos los relacionados con seguros, información de empleo y otros. Ciertas lesiones comunes falsas incluyen el latigazo, lesiones en los hombros, articulaciones y lesiones en la columna vertebral.

Esto se debe a que estos tipos de lesiones con frecuencia son difíciles de detectar o medir en términos de la gravedad de la lesión al momento en que se causó la contusión. Para entender mejor la incidencia y profundidad de una lesión, recurra al profesional de la salud adecuado y de ser dudosa la lesión escale una demanda a través de un abogado especializado en lesiones personales.

¿Existen consecuencias legales al cometer fraude de lesiones personales?

La participación fraudulenta en el manifiesto de lesiones personales conlleva a consecuencias legales comprometedoras. Del mismo modo que diferentes tipos de cargos de fraude, esto puede implicar sanciones en resultados de delitos menores, como multas penales y penas de cárcel, para casos de mayor relevancia. La estafa por lesiones personales igualmente puede ocasionar que la compañía de seguros tome las siguientes medidas:

Negarle el otorgamiento de cualquier reclamo que haya presentado con ellos;

Cancelación su cobertura de seguro actual;

Revocar cualquier transacción judicial o compensación de seguro;

Presentar una demanda civil contra el infractor para cobrar daños causados.

¿Existen defensas contra el fraude de lesiones personales?

Para ser responsable de un fraude de lesiones personales, debe tener intención de cometer la estafa. Debe haber tenido intención de hacer una declaración o presentar evidencia falsa para mentir o defraudar a alguien y estar en pleno conocimiento que lo está haciendo.

Existen defensas que se pueden utilizar para defender una lesión personal. En general, igualmente debe saber que la declaración o evidencia mostrada no fue verídica en el momento en que la presentó. No es fraude siempre y cuando:

Usted cometió un error honesto al declarar los hechos del accidente;

No tuvo ningún propósito al hacer la declaración de estafa o al proporcionar evidencia fraudulenta;

Usted creyó que la información era verdadera, pero no estaba muy seguro y no tenía intención de mentir.

¿Necesito un abogado para obtener ayuda con problemas de fraude en lesiones personales?

El fraude por lesiones personales con frecuencia implica una sucesión de diferentes problemas legales, y se presta para algunas demandas muy complejas. Es probable que convenga contratar a un abogado de lesiones personales en el supuesto de requerir ayuda con cualquier asunto de fraude de lesiones personales. Su abogado puede ayudar a investigar las leyes relevantes y darle a conocer cómo las leyes en su área podrían afectar su caso, de igual manera, si su situación legal se complica la asistencia y representación de un abogado que lo defienda, es la opción más aconsejable.