Defectos congénitos

Finalizado un embarazo, el feliz resultado es el nacimiento de un bebé, y posteriormente de la emoción, el estrés y la ansiedad que posiblemente experimentaron los padres durante el complejo proceso, lo menos que pretenden oír es que su bebé sufrió una lesión durante el alumbramiento.

Las lesiones de nacimiento suelen suceder por dificultades presentadas durante el trabajo del proceso de parto, o como consecuencia de un cuidado médico prenatal inadecuado. La sección de Lesiones de Nacimiento suministra información minuciosa sobre las lesiones de nacimiento y los derechos legales de las personas que han padecido daños. En este artículo, del mismo modo puede hallar recursos de seguridad para el embarazo y vínculos a recursos sobre lesiones en el parto.

Lesiones de nacimiento vs. defecto de nacimiento

En principio puede ser difícil establecer si ciertas complicaciones fueron causadas por un defecto de nacimiento o una lesión causada durante el proceso. Con frecuencia suele suceder que la parálisis cerebral sea causada por la falta de oxígeno durante el parto, siendo esta una lesión de nacimiento evitable, o puede ser la resultante de un defecto de nacimiento inevitable. Es significativo establecer si su bebé ha padecido una lesión en el nacimiento o ha nacido con un defecto congénito, debido a que podría recuperarse de una lesión en el nacimiento, pero no esencialmente por un defecto congénito.

Una lesión en el parto por lo general se define como una lesión que le sucede al bebé durante o en el parto. Hay que tener en cuenta que no todas las lesiones de nacimiento darán por sentado un reclamo legal exitoso, ya que ocasionalmente suceden a pesar del concurso de un médico idóneo de habilidades razonables y competentes. No obstante, si se originó una lesión de nacimiento debido a un proceso inoportuno por parte del equipo médico o al uso inadecuado de un dispositivo durante el parto, es posible que pueda elevar un reclamo legal válido contra el médico.

Si bien las lesiones en el parto generalmente se especifican como una lesión que se produce durante el trabajo de parto o en el parto, una demanda por lesiones en el proceso podría ser efectiva si un bebé sufre daños como descuido de la atención prenatal de un médico. Si una medicina recetada, que se tomó bajo la guía y el cuidado de un médico o farmacéutico, origina lesiones a un bebé, es posible presentar una reclamación por lesiones ocasionadas en el nacimiento contra estos profesionales, de igual manera, esta reclamación podría, asimismo, afectar al fabricante del medicamento.

Los defectos de nacimiento generalmente sobrevienen como consecuencia del daño causado a un bebé durante el embarazo. Los defectos de nacimiento pueden presentarse por diversas razones, empezando por la genética, hasta ser producto del uso de drogas o alcohol durante el embarazo. Los defectos de nacimiento también suelen ocurrir por razones desconocidas. Debido a que hay diversas causas que podrían producir defectos de nacimiento, habitualmente es difícil presentar una demanda legal exitosa si un bebé nace con un defecto de nacimiento.

¿Quién puede ser responsable de una lesión de nacimiento?

Dependiendo de cada situación, en un reclamo por lesión de nacimiento no solo el médico puede estar inmerso, la responsabilidad puede involucrar también en el hospital, enfermeras, anestesiólogos y compañías farmacéuticas. Si una enfermera, anestesiólogo u otro profesional médico asistió al médico durante el acto que causó una lesión de nacimiento y contribuyó a la lesión, es viable que del mismo modo sean responsables de la lesión de nacimiento.

Aparte del personal de apoyo de un médico, como se mencionó anteriormente, es posible que un hospital también sea responsable, por su propia negligencia o "responsabilidad indirecta" por los trabajos de sus empleados. Usualmente, los empleadores pueden ser considerados indirectamente responsables por las labores de sus empleados, si las acciones de los empleados ocurrieron dentro de las funciones asignadas a su labor, especificadas en su contrato de trabajo.

Si la lesión de nacimiento se originó debido a un medicamento recetado, se puede presentar un reclamo por lesiones contra el fabricante del medicamento. Por lo regular, la obligación del fabricante del producto farmacéutico para con el consumidor es garantizar que el medicamento sea sensatamente seguro cuando se usa según lo previsto. Si el fabricante farmacéutico no advierte apropiadamente a un médico sobre los peligros de un medicamento, el fabricante podría ser considerado responsable según la teoría de responsabilidad del producto de no advertir.

Debido a que el principal deber de un fabricante es el médico, y el médico es un intermediario entre el fabricante y el paciente, en ocasiones puede ser difícil demandar con éxito a un fabricante de medicamentos por una lesión en el nacimiento.

Contrate a un abogado

En dado caso que se halle en una situación en la que se ha ocasionado una lesión de nacimiento, es recomendable informarse con un abogado especializado para examinar si existe o no un reclamo legal viable. Los procesos de lesiones de nacimiento suelen ser complicados e involucran caducidades para presentar una demanda, por consiguiente, es recomendable, contactar a un abogado experimentado tan pronto como sea posible inmediatamente después de que ocurra la lesión.