Ataques de animales

Aunque los perros suelen ser muy buenas mascotas, no siempre son tan tranquilos a veces pueden terminar atacando a alguien. Las mordeduras y ataques de animales pueden dejar a una persona gravemente herida, e incluso en ocasiones pueden causar graves lesiones u ocasionar la muerte. Las víctimas de mordeduras de perros y ataques de animales también pueden enfrentar el pago de costosas facturas médicas y salarios perdidos por la incapacidad producto del ataque. La responsabilidad por los animales domésticos generalmente depende de si el dueño del animal sabía que este era peligroso y propenso a la violencia. Hay algunos estados, sin embargo, que hacen responsable al dueño de un perro, independientemente de si el propietario sabía o no de la naturaleza peligrosa su mascota.

Diferentes estándares legales para distintos animales

Muchos estados han promulgado "leyes de mordeduras de perros", que imponen una responsabilidad estricta a los dueños por las lesiones causadas por sus animales. “Responsabilidad estricta” significa que el propietario es responsable de las lesiones causadas por su perro, independientemente de si el propietario fue personalmente culpable o no. Si no existe una ley de mordedura de perro que imponga una responsabilidad estricta al dueño, la parte lesionada debe probar que el dueño sabía, o debería tener conocimiento, que su perro era cruel. Independientemente de si existe o no una ley de mordedura de perro, una persona lesionada podría no ser capaz de recuperarse si el dueño del perro demuestra que la persona lesionada provocó a la mascota y, a veces, si la parte lesionada estaba invadiendo su espacio.

Las personas que tienen animales salvajes como mascotas a menudo están sujetas a estricta responsabilidad, porque los animales salvajes se consideran inherentemente peligrosos. Por esta razón, incluso si el dueño de la mascota hace todo lo posible por proteger a las personas de su animal salvaje, si Alguien es lesionado por el animal, el propietario puede ser considerado responsable. Por otro lado, los caballos y otros animales domésticos generalmente son tratados bajo la norma estándar de negligencia. Por lo tanto, el propietario generalmente será responsable si supiera, o debería haber sabido, que el animal tenía tendencias peligrosas.

Demostrar las propensiones viciosas de un perro

En los estados que no tienen una responsabilidad estricta por las mordeduras de perro, la parte lesionada debe probar que el animal tenía una tendencia viciosa que el propietario sabía o debería haber conocido. Hay varios factores que un demandante puede utilizar para demostrar que el perro tenía una propensión viciosa y peligrosa. Una buena manera de demostrar que el dueño sabía que el perro podría ser peligroso es si se presentaron quejas anteriores llamando a la atención del dueño. Si el propietario no hizo nada después de recibir las quejas, podría ser considerado responsable por las lesiones debido a su comportamiento negligente. Las acciones del dueño, como a menudo confinar o amordazar al perro, también podrían usarse como indicaciones de que el dueño sabía que el perro podía ser peligroso.

Contratar a un abogado de lesiones personales

Si usted o alguien de su familia ha sido lesionado por una mordedura de perro o un ataque de un animal, es posible que desee consultar con un abogado de lesiones personales para averiguar sus opciones legales. Le conviene ponerse en contacto con un profesional en el área poco después de su lesión porque hay límites de tiempo para presentar una demanda por lesiones personales.