Accidente de tren

Los accidentes que se ocasionan entre trenes suelen ser de los más catastróficos que se producen. Cientos de personas pueden resultar lesionadas e incluso perder la vida después de un impacto entre trenes o a raíz de un descarrilamiento. Además de lo anterior, estos accidentes pueden producir una gran cantidad de daños a la propiedad, daños frecuentemente traducidos en millones, o incluso cientos de millones de dólares.

Si una compañía ferroviaria fue responsable de un accidente que produjo su lesión, o la muerte de algunos de sus familiares, la empresa puede ser responsable por los daños y lesiones causadas o quienes hayan perecido, si se comprueba negligencia. Aquí se presenta una breve descripción de los juicios y acuerdos relacionados con accidentes de tren.

Negociaciones de liquidación

Muchas de los reclamos derivados de accidentes de trenes se resuelven fuera de los tribunales. Las compañías de trenes y las autoridades estatales de tránsito a menudo preferirían evitar la exposición y la prensa negativa que pueden surgir en el curso de una demanda. El acuerdo también permite que todos los involucrados eviten los gastos y riesgos relacionados en una demanda.

Las negociaciones de liquidación pueden tener lugar antes, durante, e incluso después que finalice una demanda por accidente de tren. Los acuerdos generalmente implican un intercambio de ofertas, en el que las partes proponen el monto que creen que cubriría los daños que se produjeron.

La liquidación presenta ventajas y desventajas. Por una parte, solucionar anticipadamente un reclamo puede ayudar a garantizar que la compañía tenga los recursos para pagar la cantidad de dinero acordada. Sin embargo, el acuerdo previo también elimina la posibilidad que un jurado determine una cifra mucho más alta de lo que la compañía aceptaría pagar en el caso de una conciliación entre las partes

Accidentes de tren. Demandas

Los juicios por accidentes de tren son muy similares a otros reclamos civiles que involucran lesiones personales o muerte por negligencia, excepto que, pueden involucrar a muchas más personas lesionadas de lo que ocurre en la mayoría de los otros tipos de demandas por lesiones.

Una demanda comienza cuando se presenta una queja formal ante un tribunal que tiene jurisdicción sobre el accidente. La empresa ferroviaria y sus aseguradoras presentan una respuesta, que incluye las defensas que puedan presentar a su favor. Las partes intercambian evidencias durante un período de "descubrimiento", este período es seguido de audiencias sobre cualquier moción que se tenga previa al juicio. Estas mociones se relacionan con el debate sobre qué evidencia se puede admitir, qué hechos acuerdan las partes y otros asuntos preliminares. Se lleva a cabo un juicio, después del cual se emite un veredicto y, si la empresa ferroviaria resulta comprometida, se establece la cantidad de daños.

Una razón de peso por la cual las negociaciones de acuerdo pueden ocurrir después que se emita una sentencia, implica el derecho a apelar la decisión de un tribunal. Cualquiera de las partes puede buscar un acuerdo posterior a la sentencia, a cambio del acuerdo de la otra parte para no presentar una apelación.

Límite de responsabilidad

Hay casos en los que su capacidad de recuperación puede ser limitada. En 1997, el Congreso aprobó una ley que limita la responsabilidad general de los ferrocarriles por accidentes ferroviarios de pasajeros a $ 200 millones de dólares. Esto significa que los accidentes verdaderamente catastróficos pueden provocar daños y lesiones que, en conjunto, superan con creces el límite establecido.

Desde la implementación de la ley, ha habido varios accidentes cuyos daños superaron con creces el límite. Los demandantes en estas situaciones desafortunadas pueden recibir una remuneración menor que sus daños totales. El límite de responsabilidad se aplica a todas las reclamaciones de los pasajeros contra las autoridades ferroviarias de alta velocidad, las autoridades de las cercanías, los operadores, los transportistas ferroviarios o los estados.

Empleados del ferrocarril

Los empleados de las empresas ferrocarrileras que se lesionan en un accidente de tren, están sujetos a una demanda por accidente y un proceso de liquidación completamente diferentes. Muchos trabajadores de esas empresas están cubiertos por la Ley Federal de Responsabilidad de los Empleadores [FELA.]. Aunque guarda similitud en muchos aspectos a las demandas por accidentes de trenes presentadas por pasajeros, un reclamo de FELA conlleva una carga de prueba "de peso pluma", y proporciona una causa federal de acción a los trabajadores heridos del ferrocarril, facilitando un poco la recuperación. Una ventaja significativa en este aspecto es que las reclamaciones de FELA no están sujetas al límite de responsabilidad presentado por demandas de ferrocarril.

Entérese en detalle sobre demandas y acuerdos por accidentes de tren, a través de un abogado

Las compañías ferroviarias dedican una millonaria cantidad de recursos a las demandas judiciales por accidentes de tren. Ellos, y sus aseguradores, buscan la ayuda de abogados con experiencia para defender sus intereses. Afortunadamente, también puede contratar a un abogado para que represente los suyos. Si ha estado involucrado en un accidente de tren, es mejor ponerse en contacto con un abogado de lesiones personales para hablar sobre sus opciones y derechos.