Lesiones al Nacimiento

Lesiones al Nacimiento

Cuando una madre acaba de tener un bebé, estará acompañada de la emoción, el estrés y la preocupación que probablemente experimentó durante el embarazo y el parto, seguramente lo último que quiere escuchar es que su bebé sufrió una lesión en el proceso, lesiones que pueden ocurrir por complicaciones durante el trabajo y proceso de parto, o como resultado de una atención médica prenatal inadecuada.

Un profesional experto en Lesiones en el Nacimiento puede proporcionarle información detallada sobre las mismas y los derechos legales de las personas que han sufrido daños. También puede informarle sobre recursos de seguridad para el embarazo y sobre lesiones en el parto.


Lesiones de nacimiento Vs. Defecto de nacimiento


Inicialmente puede ser difícil determinar si ciertas complicaciones fueron causadas por un defecto de nacimiento o una lesión durante el mismo. A manera de ejemplo, la parálisis cerebral puede ser causada por la falta de oxígeno durante el parto, lesión de nacimiento que puede ser evitable, o puede ser el resultado de un defecto de nacimiento inevitable.

Es importante determinar si el bebé ha sufrido una lesión en el nacimiento o ha nacido con un defecto congénito, puesto que de ser así, podría recuperarse de una lesión en el nacimiento, pero no necesariamente por un defecto congénito.

Una lesión en el parto generalmente se define como una lesión que le ocurre al bebé durante el este proceso. No todas las lesiones de nacimiento proporcionarán como resultado un reclamo legal exitoso, ya que en ocasiones se producen a pesar del tratamiento profesional por parte del médico, de habilidades razonables y competentes. Sin embargo, si se produjo una lesión de nacimiento debido a una técnica médica inadecuada, o al mal uso de un dispositivo médico durante el parto, es probable que tenga un reclamo legal válido contra el especialista.

Aunque las lesiones en el parto generalmente se definen como hechos que se produce durante esta labor, un reclamo de este tipo es una opción, si un bebé o la madre sufren daños como resultado de la atención prenatal de un médico.

Si un medicamento recetado que se tomó bajo la guía y el cuidado de un médico o farmacéutico causa lesiones a un bebé o a su madre, es posible presentar un reclamo por lesiones de nacimiento contra ellos, así como también podrían recaer sobre el fabricante del medicamento.

Los defectos natales generalmente ocurren como resultado del daño a un bebé durante el embarazo. Pueden producirse por diversas razones, desde la genética, hasta el uso de drogas o alcohol durante el embarazo.

Los defectos de nacimiento también pueden ocurrir por razones desconocidas, debido a que hay muchos factores que podrían causar defectos de nacimiento. En términos generales es difícil presentar un reclamo legal exitoso, si un bebé nace con estas condiciones.

¿Quién puede ser responsable de una lesión de nacimiento?

Dependiendo de las circunstancias, un reclamo por lesiones de nacimiento puede incluir no solo al médico, sino también al hospital, paramédicos, enfermeras, anestesiólogos y organizaciones farmacéuticas. Si alguna de las personas anteriormente mencionadas participó en el acto en que se causó una lesión de nacimiento, es posible que también sea responsable de ésta.

Además del personal de apoyo del médico, es posible que un hospital también sea responsable, pudiendo ser considerados parte del hecho por su propia negligencia o "responsabilidad indirecta" por las acciones de sus empleados. En general, los empleadores pueden ser considerados indirectamente responsables por las acciones de sus empleados si sus acciones ocurrieron dentro del ámbito de su área profesional.

Si la lesión natal ocurrió debido a un medicamento recetado, se puede presentar una demanda contra el fabricante del producto. En general, el deber del fabricante del medicamento para con el consumidor es garantizar que éste sea razonablemente seguro, cuando se le utiliza según lo previsto.

Si el fabricante no advierte adecuadamente a un médico sobre los peligros de un medicamento, podría ser considerado responsable según la “teoría de responsabilidad del producto”.

Debido a que el principal deber de un fabricante es con el médico, y el este a su vez es un intermediario entre el fabricante y el paciente, a veces puede ser difícil demandar con éxito al fabricante, por una lesión que pueda causarse en el nacimiento.

Contratar a un abogado

Si se encuentra en una situación en la que se ha producido una lesión de nacimiento, puede ser una buena idea consultar con un profesional en área legal, para evaluar si existe o no un reclamo potencial de esta índole.

Los casos de este tipo de lesión pueden ser complejos e implican plazos para presentar una demanda, por lo tanto, es recomendable y conviene ponerse en contacto con un experto tan pronto como sea posible.

Subcategorias