Asistencia social

¿Qué es la Asistencia Social?

Es un programa gubernamental que proporciona ayuda financiera a individuos o grupos de personas que no pueden mantenerse por sí mismos. Los programas de asistencia social son financiados por los contribuyentes y permiten a las personas hacer frente a una difícil situación financiera durante los períodos críticos. En la mayoría de los casos, las personas que usan asistencia social recibirán un pago quincenal o mensual. Los objetivos del bienestar varían, ya que busca promover la realización de un trabajo, la educación o, en algunos casos, un mejor nivel de vida.

Abusando de la Asistencia

Los programas de asistencia social son iniciativas creadas por el gobierno para apoyar a los grupos de personas pobres, con dificultades de desarrollo y desfavorecidos de un país. El gobierno de los EE.UU. proporciona asistencia social a través de la Asistencia Temporal para Familias Necesitadas (TANF). TANF fue creado por el Congreso para evitar que los beneficiarios de asistencia social abusen del programa al exigir que todos los beneficiarios encuentren un trabajo en el término de dos años, o corran el riesgo de perder sus beneficios de asistencia social. El gobierno federal, bajo TANF, proporciona una subvención anual de asistencia social de $16.5 mil millones de dólares a todos los estados, que utilizan los fondos asignados para operar sus propios programas de bienestar. Sin embargo, para recibir la subvención federal, los estados también deben usar parte de su propio dinero para financiar sus programas individuales.

Una persona que recibe asistencia social, generalmente recibe bienes y servicios gratuitos o con grandes descuentos. El gobierno exige que las personas o familias que buscan asistencia deben proporcionar pruebas que demuestren que su ingreso anual cae por debajo del nivel de pobreza federal (FPL). El FPL es una medida económica del ingreso que se usa para determinar si una persona o familia califica para ciertos subsidios o ayudas. A partir de 2017, el FPL para una persona es de $ 12,060 y $16,240 dólares para un hogar de dos personas, con un incremento de $4,180 dólares por cada miembro adicional del hogar

¿Quién califica para la Asistencia?

La Asistencia del gobierno está dirigida principalmente hacia las personas con poco o ningún ingreso, los ancianos y los discapacitados. El bienestar puede ser en forma de subvenciones, cupones de alimentos, vales, Medicaid, atención médica y asistencia para la vivienda. El programa subsidiado solo está disponible para ciudadanos legales y residentes permanentes de los Estados Unidos. La ley federal prohíbe a los estados el uso de subvenciones para ayudar a la mayoría de los inmigrantes legales, a menos que hayan residido en el país durante cinco años o más. Se necesita un número de seguro social (SSN) válido para solicitar asistencia social. En los hogares con más de un miembro, todos deben tener un SSN. Además de cumplir con los requisitos postulados por el gobierno federal, las personas que solicitan asistencia social también deben cumplir con las exigencias de sus estados. Por ejemplo, algunos estados requieren que el solicitante sea residente de ese estado con la intención de que se establezca allí de manera permanente.

Algunas formas populares de asistencia incluyen Medicaid, Seguridad de Ingreso Suplementario (SSI), Programa de Asistencia de Nutrición Suplementaria (SNAP) y Programa de Seguro de Salud Infantil (CHIP).

Medicaid es un programa del tipo “seguro de salud” dirigido a personas de bajos ingresos y personas mayores. Las mujeres embarazadas, los niños, los discapacitados y los ancianos que se encuentran por debajo de un cierto umbral de ingresos, tienen cobertura garantizada en este programa.

El Ingreso de Seguridad Suplementaria es regido por la Administración del Seguro Social (SSA) y proporciona asistencia pública a las familias necesitadas en forma de dinero en efectivo.

El Programa de Asistencia de Nutrición Suplementaria (SNAP, por sus siglas en inglés), anteriormente conocido como el Programa de Cupones para Alimentos, es administrado por cada estado de forma individual y proporciona vales a hogares de bajos ingresos para comprar alimentos nutritivos y de bajo costo.

El Programa de Seguro Médico para Niños (CHIP) es administrado por el Departamento de Salud y Servicios Humanitarios de los EE.UU. (HHS, por sus siglas en inglés) y brinda atención médica de bajo costo en hogares que de otra manera no calificarían para Medicaid.

Los resultados deseados de la gente en la seguridad social dependerán principalmente de las circunstancias que se produjeron al solicitar la ayuda. No se puede esperar que una persona con discapacidad mental o física asuma su propia independencia sino después de un período de tiempo, por lo que un programa de asistencia social proporcionaría ayuda continua para mejorar su nivel de vida. Una persona que carece de educación, o que actualmente no puede valerse por sí misma, también puede recibir asistencia social. En este caso, se esperaría que la persona recibiera capacitación o tomara pasos hacia la independencia financiera. La asistencia social no es un aporte deseable para este tipo de individuo acorde a quienes lo brindan.