Acciones

Las organizaciones pequeñas que requieren de conseguir capital para el desempeño de sus actividades industriales, comerciales o de servicios, de manera general tienen dos opciones: solicitar préstamos comerciales a través de las entidades crediticias, o asegurar inversiones de capital.

Establecer cuál es la mejor opción para su negocio, estará ligada al tipo de negocio que posea, su solvencia crediticia y su carácter de tener a alguien que lo vigile.

Ventajas de los préstamos comerciales

Usted conserva la propiedad completa de su negocio y sigue siendo la única voz para su funcionamiento,

El prestamista no obtiene ninguna parte de sus ganancias ni algún beneficio derivado de su negocio,

Dirigir sus finanzas para el pago del préstamo es más fácil que contabilizar las ganancias con un inversionista de capital. Con un préstamo, generará pagos mensuales frecuentes durante un período fijo,

Los pagos de intereses pueden ser derivados contablemente como un gasto de negocios,

Utilizar el dinero de un préstamo comercial del modo que lo considere más adecuado,

Si lo requiere, amortizar un préstamo a través del pago de cuotas mensuales, es un motivador excelente para trabajar considerablemente duro, pero de forma consistente para que su negocio tenga éxito.

Desventajas de los préstamos comerciales

Tiene que pagar intereses sobre el préstamo, de modo que al final pagará más dinero de lo que pidió prestado,

Si su historial crediticio es malo y derivado de lo anterior posee mal crédito, es viable que no consiga obtener un préstamo,

Es posible que tenga que suministrar una garantía de propiedad personal, o un fiador para garantizar el préstamo,

Inclusive si el préstamo no está asegurado por propiedad personal, si no cumple con el pago del préstamo, es viable que el prestamista lo demande por incumplimiento de pago, o que se incrementes los intereses del préstamo.

Si el negocio falla, no queda exonerado, aún tiene que pagar el préstamo por completo, más los intereses.

Ventajas de las inversiones de capital

Los inversionistas generalmente pueden ser más convenientes para suministrar grandes sumas de capital. Los bancos muchas veces dudan de prestar sumas muy grandes debido al riesgo de incumplimiento,

Los plazos de amortización son más flexibles que los préstamos comerciales,

Dependiendo del inversionista, es viable que tenga una red de asesoría y asesoramiento empresarial asociada para ayudar a su empresa,

El tener capital invertido en el negocio, hace que los inversionistas se sientan motivadas e interesadas en que el negocio y por lo mismo, lo ayudarán a cumplir sus objetivos empresariales,

Si el negocio quiebra, habitualmente no tiene que pagar a los inversionistas (por supuesto, siempre y cuando haya ausencia de fraude).

Desventajas de las inversiones de capital

Se pierde un poco el control total sobre la dirección o las operaciones diarias de su negocio. Los inversionistas pretenden ser parte de la junta directiva y supervisar las operaciones,

Los inversionistas son generalmente capitalistas de riesgo que ordinariamente invierten en negocios que tienen el potencial de ofrecer grandes rendimientos de sus inversiones (es decir, compañías de software, inventos científicos) y habitualmente no están interesados ​​en la mayoría de las pequeñas empresas que no pronostican un gran crecimiento potencial,

Es probable que deba compartir una fracción más grande de sus ganancias con los inversionistas de capital,

Los inversores conservan los derechos legales con respecto a la administración de la empresa y tienen el derecho de demandarlo si se vulneran estos derechos.

Los capitalistas de riesgo y los inversores ángel

Muchas personas escuchan el término capitalistas de riesgo y atribuyen que estos inversionistas estarán atraídos ​​en convertirse en inversionistas de capital en sus negocios. Aunque, los capitalistas de riesgo son como cualquier gran inversor y están buscando un gran retorno de su inversión. Por tal motivo, los capitalistas de riesgo no están interesados ​​en la totalidad de las pequeñas empresas, que por lo general buscan obtener una ganancia suficiente como para tener una vida cómoda para el propietario y los empleados. A menos que su empresa proyecte grandes beneficios potenciales (caso típico, tiene un restaurante que cree que tiene potencial para ser franquiciado o tiene un invento en el que está trabajando y necesita capital para investigación y desarrollo), olvídese de los capitalistas de riesgo.

Lo que puede estar buscando es un inversionista "ángel". Los inversores Ángeles (el nombre proviene de un término antiguo que describe a los inversores en producciones de Broadway) igualmente buscan un retorno de su inversión, pero su objetivo en la inversión es ocasionalmente más altruista. Con frecuencia, son empresarios adinerados que desean compartir sus conocimientos y ayudar a las empresas a despegar y de hecho, obtener beneficios económicos.

La información sobre inversionistas ángeles no es tan minuciosa como las encuestas de capitalistas de riesgo o prestamistas tradicionales, y frecuentemente es difícil distinguir la diferencia entre un inversionista de negocios normal y un inversionista ángel (un inversionista ángel también podría ser un miembro de la familia o un amigo), pero conforme con la Administración de Pequeños Negocios, están ahí afuera, y están invirtiendo para lograr el éxito de muchas pequeñas empresas.

Elegir entre préstamos de negocios e inversiones de capital

En última instancia, tendrá que determinar cómo se emplean en usted y a su empresa las ventajas y desventajas de un préstamo comercial y una inversión de capital. Si su plan de negocios proyecta un crecimiento potencialmente grande, los inversionistas de capital pueden ser atractivos por sus términos de pago comprensivos, bajo riesgo (no lo demandarán a menos que los defraude) y su visión para los negocios.

Desde otro punto de vista, si proyecta un crecimiento módico (es decir, no planea dirigir una gran empresa comercial) o desea una autonomía completa para tomar decisiones de negocios, un préstamo podría ser una mejor elección para usted.

Cualquiera sea la opción que elija, asegúrese de considerar cuidadosamente los pros y los contras de un préstamo o una inversión de capital, y conseguirá tomar una decisión bien pensada.

Permita que un abogado lo ayude con sus decisiones de financiamiento de negocios

¿No está seguro de cuál convendría ser el próximo paso para su negocio? Si está pensando una inversión de capital o un préstamo, tiene que informarse acerca de todo lo que pueda sobre la ley y los convenios que se derivan de estos cursos de acción, ya que tomar una decisión errada para su empresa alcanza a afectar sus posibilidades de éxito. Logra conocer más acerca de su situación reuniéndose con un abogado de pequeñas empresas con experiencia que se encuentre cerca de su área de trabajo.