Fideicomiso simple

Generalmente los fideicomisos se crean como una forma de administrar los bienes muebles o inmuebles de una persona y transferirlos a otra persona en un determinado momento. La persona que crea el fideicomiso se llama un fideicomitente, mientras que la persona que recibe la propiedad del fideicomiso se llama el beneficiario. La persona designada para administrar el fideicomiso se denomina fiduciario.

¿Cuál es el papel del administrador?

Los fideicomisarios tienen un título legal sobre la propiedad del fideicomiso hasta que se transfiere, y se consideran fiduciarios, lo que significa que el fideicomisario debe actuar buscando el mejor interés del beneficiario al tomar decisiones sobre el fideicomiso. Además, los interesados generalmente pueden elegir a cualquier persona viva o entidad legal como fideicomisario o beneficiario. Por ejemplo, un fideicomitente puede nombrar a una entidad, como una firma de abogados, como fideicomisario o una organización, como una organización benéfica, como un beneficiario. En general, el fideicomisario debe tener mucha discreción para crear un fideicomiso, algunas leyes estatales imponen restricciones.

Fideicomisos simples

Hay varios tipos de fideicomisos, un fideicomiso simple, también conocido como un fideicomiso sencillo, es el que el fiduciario no tiene que hacer nada más que asegurarse que la propiedad del fideicomiso se entregue al beneficiario designado dentro del plazo especificado por el fideicomiso. El fiduciario no tiene otros deberes, a diferencia de otros tipos de fideicomisos.

Como todos los fideicomisos, se rige por el acuerdo de fideicomiso, que es básicamente un contrato entre el fideicomisario y el fideicomitente que detalla los deseos e intenciones del fideicomitente. Las preguntas sobre la administración y distribución de la propiedad fiduciaria, así como, los roles y deberes de las diferentes personas y entidades involucradas, generalmente se responden siguiendo las instrucciones del acuerdo del fideicomiso. Si el acuerdo de fideicomiso no se puede resolver entre las partes, el asunto puede ir a la corte para ser resuelto por un juez de acuerdo con las leyes estatales de fideicomisos y estados.

Se puede crear un fideicomiso simple a través de un documento escrito, como un documento de confianza o un testamento, una declaración oral o una orden judicial. Los aspectos más importantes de la creación de un fideicomiso legalmente vinculante incluyen mostrar una clara intención de crear el fideicomiso, identificar claramente los bienes que se colocarán en el fideicomiso y nombrar específicamente a los beneficiarios de éste.

Costo para establecer un fideicomiso simple

Los costos para establecer y administrar un fideicomiso varían según el tipo de fideicomiso. Un fideicomiso simple puede ser menos costoso que otros, porque el trabajo del administrador es mínimo. Sin embargo, los costos pueden aumentar en función del tamaño del fideicomiso: cuanto mayores sean los bienes involucrados, más tiempo tendrán que dedicar los profesionales a factores como el mantenimiento de registros, la planificación fiscal y el mantenimiento de la cuenta, lo que puede incrementar los costos.

Obtención de ayuda legal

Aunque los fideicomisos simples no son tan complicados como otros fideicomisos, las leyes que rigen los fideicomisos pueden serlo, por lo que siempre es una buena idea hablar con un abogado calificado de fideicomisos, antes de elaborar cualquier tipo de fideicomiso.