Fideicomiso expreso

Un fideicomiso expreso es cuando un fideicomisario crea un fideicomiso que se declara a sí mismo como fideicomisario de su propiedad, o transfiere dicha propiedad a otro fideicomisario. Si bien, un fideicomiso expreso es creado conforme a la intención del tercero, los tribunales pueden fallar a favor si están convencidos de que las partes desean crear un interés equitativo sobre éste y el sentido de esta relación es el medio apropiado para crear esa intención.

Tipos de fideicomisos expresos

Fideicomisos privados: fideicomiso que se crea para beneficiar al menos a una persona natural o corporativa se conoce como un fideicomiso privado.

Fideicomiso público: fideicomiso con fines de caridad (o cualquier otra figura que sea reconocida por la ley en este sentido) se conoce como un fideicomiso público.

Fideicomisos fijos: cuando se habla de fideicomisos fijos, los beneficiarios o la clase de beneficiarios se pueden determinar y tienen derecho a la propiedad del fideicomiso, y se verifican de acuerdo con los términos del fideicomiso. Los beneficiarios pueden obligar a la propiedad fiduciaria a ser administrada y distribuida.

Fideicomisos discrecionales: en los fideicomisos discrecionales, la discreción del fiduciario es absoluta. Por lo tanto, un fideicomisario puede destinar el ingreso del fideicomiso o el capital a los beneficiarios, o con fines benéficos. Los beneficiarios de un fideicomiso discrecional tienen una mera expectativa y, como consecuencia, no tienen derecho a reclamar el ingreso del fideicomiso, o capital hasta que el fideicomisario opte por ejercer la discreción a su favor.

Fideicomisos ejecutados: sobre un fideicomiso ejecutado, se han cumplido todos los pasos necesarios para completarlo, los términos son claros y los trámites finiquitados, por lo tanto, el fideicomiso ha sido "ejecutado".

Fideicomisos ejecutables: para los fideicomisos "ejecutorios", las intenciones del fideicomitente para establecer un fideicomiso son evidentes, pero hay otros pasos restantes para concluir la finalización, liquidación y definición de los términos del fideicomiso.

Fideicomisos sin fondos: el interés de un fideicomisario sobre un fideicomiso simple se limita a poseer únicamente el título legal de la propiedad del fideicomiso. No hay más obligación de desempeño, excepto transferir la propiedad a pedido a los beneficiarios, o según lo indiquen.

Cualquiera que sea su caso, la asesoría de un abogado especializado es la mejor recomendación.