Fideicomiso discrecional

En el evento de un fideicomiso discrecional (o fideicomiso familiar), los beneficiarios carecen de un derecho fijo o interés en los fondos fiduciarios. El fiduciario tiene la discreción de determinar cuáles de los beneficiarios recibirán el capital y los ingresos del fideicomiso y cuánto recibirá cada uno de estos beneficiarios. Sin embaro, no tiene la potestad total en este asunto. El fiduciario solo puede distribuir a los beneficiarios dentro de una clase previamente designada, según lo establecido en los términos de la escritura del fideicomiso.

¿Quiénes son los actores?

Hay cuatro papeles que deben considerarse al establecer un Fideicomiso Discrecional:

El Fideicomitente

El fideicomitente es la persona que crea el fideicomiso al "liquidar" una suma de dinero o elemento de propiedad en fideicomiso para los beneficiarios.

El Fideicomisario

El fideicomisario es el propietario legal de la propiedad fiduciaria, aunque no el propietario beneficiario. El fideicomisario realiza todas las transacciones del fideicomiso en su propio nombre y debe firmar todos los documentos a favor y en nombre del fideicomiso. El deber primordial del fiduciario es obedecer los términos de la escritura de fideicomiso y actuar en la defensa del mejor interés de los beneficiarios.

El Nombrante

El nombrante es la persona designada en la Escritura de Fideicomiso, que posee el poder de eliminar y nombrar a los fideicomisarios. Esto ocurre comúnmente cuando:

el fideicomisario muere, se declara en bancarrota o queda incapacitado;

y en el caso de una empresa, cuando la empresa se cierra.

Los Beneficiarios

Los beneficiarios son las personas (incluidas las entidades), para cuyo beneficio el fideicomisario posee el fideicomiso. Un fideicomiso discrecional generalmente tiene una amplia gama de beneficiarios, incluidas las empresas y otros fideicomisos. Los beneficiarios de un fideicomiso discrecional no tienen competencia en los activos del fideicomiso. Simplemente tienen el derecho a ser considerados o tener una simple expectativa hasta que el administrador ejerza su discreción para hacer una distribución.

Los beneficiarios generales son aquellos beneficiarios nombrados en la escritura del fideicomiso que son elegibles para recibir una distribución de ingresos o capital a discreción del fiduciario (sujeto a la aprobación del Designante). Los beneficiarios restantes son los beneficiarios que tienen derecho automáticamente a recibir una distribución proporcional de ingresos o capital en la medida en que el fideicomisario no haya ejercido su Fideicomiso de otra manera.

El Fondo Fiduciario

El fondo fiduciario es la totalidad de la propiedad del fideicomiso, incluida la suma de la liquidación, los ingresos acumulados y cualquier otro dinero y propiedad en poder del fiduciario de conformidad con los términos del fideicomiso.

La Escritura del Fideicomiso

La escritura de fideicomiso define la relación entre el fiduciario y los beneficiarios. Las partes de la escritura de fideicomiso son el fideicomitente y el fideicomisario. La escritura del fideicomiso establece específicamente los deberes y poderes de inversión del fideicomisario, los beneficiarios y otros aspectos relevantes.

¿Por qué usar un fideicomiso discrecional?

- Beneficios fiscales

- Protección de activos

- Planificación patrimonial

- Explotaciones de tierras

- Ingresos/Renta

Como su nombre lo sugiere, un fideicomiso discrecional le permite al administrador fiduciario a discreción, determinar cada año, qué beneficiario recibe cualquier ingreso de las actividades del fideicomiso. Esto tiene beneficios claros cuando existe una disparidad en los ingresos de los beneficiarios y permite la donación de ingresos a tasas impositivas reducidas.

Protección de Activos

Un Fideicomisario de un fideicomiso discrecional posee la propiedad de manera beneficiosa para los beneficiarios. Los bienes en poder de una persona como fideicomisario no pueden ser tomados por un acreedor en bancarrota, a menos que la deuda relacionada con el acreedor fuera una deuda de fideicomiso. De manera similar, los acreedores no pueden tomar bienes en posesión de una compañía como fideicomisario de un fideicomiso, en una liquidación de esa compañía a menos que la deuda sea una deuda del fideicomiso. Cualquier propiedad mantenida en fideicomiso solo puede ser acreditada por acreedores de ese fideicomiso.

Un abogado especializado es el profesional indicado para que le asesore y represente en el evento que sus interes se vean envolatados o amenazados.