Ley de transporte

La ley de transporte ofrece a los abogados y sus clientes un campo legal muy amplio para navegar. Posiblemente usted representa a una compañía de transporte que opera a larga distancia y por lo tanto, encara una gran cantidad de restricciones reglamentarias y legislativas desafiantes o la tarea a menudo tediosa de negociar con una compañía de seguros en nombre de un cliente comercial después de un terrible accidente en una carretera.

Sea cual fuere la situación legal que esté manejando, haga clic en la Biblioteca de Derecho del Centro Corporativo de Abogados. Vea otros artículos dirigidos a abogados que representan a las víctimas de lesiones en motocicletas, por ejemplo las lesiones más comunes de la médula espinal y más información sobre qué hacer si su cliente está involucrado en un caso de conducir bajo la influencia (DUI).

La ley de transporte abarca la mayoría de los aspectos de los viajes y el comercio en calles y carreteras, en el aire y en el agua, incluida la regulación de vehículos y embarcaciones; implementación de normas de seguridad; y la supervisión de la actividad de envío. El transporte está regulado tanto a nivel estatal como federal, y el Departamento de Transporte de los Estados Unidos (DOT, por sus siglas en inglés), es la principal agencia reguladora federal.

Los estados individualmente, también tienen sus propias leyes de transporte para regular aspectos de las carreteras y los centros de transporte de sus propios estados, sin embargo, las agencias federales lideran el camino a nivel nacional. Las agencias federales encargadas de regular los diversos medios de transporte incluyen:

Transporte aéreo por medio de la Administración Federal de Aviación (FAA);

Transporte por carretera a través de la Administración Federal de Carreteras;

Transporte ferroviario por medio de la Administración Federal de Ferrocarriles; y

Accidentes aéreos a través de la Junta Nacional de Seguridad del Transporte.

Muchas disputas legales acontecen en tierra, aire y agua, como la compensación de trabajadores, delitos penales, lesiones personales o problemas en el campo del empleo. Sin embargo, cuando ocurren en el agua o en el aire, las leyes de almirantazgo o aviación a menudo infieren con sus propias normas legales. Demos una mirada a estas dos áreas comunes de la ley: las leyes de almirantazgo y aviación.


Ley del Almirantazgo


La ley del Almirantazgo, también llamada ley marítima, es una serie de leyes estadounidenses e internacionales que cubre todos los contratos, agravios, lesiones o delitos que tienen lugar en aguas navegables. La ley del Almirantazgo se enfoca tradicionalmente en temas oceánicos, pero se ha expandido para cubrir cualquier espacio referente a vías navegables, incluyendo lagos y ríos. Estas leyes cubren en gran medida, situaciones ocurridas entre dos o más barcos, así como las obligaciones del capitán del barco con la tripulación y los pasajeros, y los derechos de los miembros de la tripulación, además de otros asuntos legales.

Los tribunales de distrito federal generalmente abarcan todos los casos de almirantazgo, pero los estados también pueden inferir en ocasiones. Los tribunales aplican reglamentos especiales y principios legales a los casos de este sector.


Ley de Aviación


Se espera un aumento considerable en el tráfico aéreo en los próximos 20 años, según la FAA. A medida que aumenta el tránsito aéreo, también aumenta el riesgo de que los pasajeros se vean involucrados en accidentes. Generalmente, el trasporte aéreo se considera un medio seguro, pero cuando se da el caso de accidentes, el fallecimiento de víctimas son comunes. Los accidentes de menor envergadura y que involucran aeronaves privadas son más frecuentes de lo que la gente cree, porque muchos de estos incidentes no son informados en los medios de comunicación.

La ley de accidentes de aviación abarca todos los medios de transporte aéreo. Esta incluye todos los aviones no comerciales, asi como aviones pequeños, grandes, comerciales, vuelos charter, embarcaciones de recreo, helicópteros y parapentes.


¿Cuándo es requerido un abogado de transporte?

La regulación de quién puede transportar por aire, mar o tierra es un asunto que a menudo requiere de un abogado especializado. El cómo se otorgan o revocan las licencias, por ejemplo, es una problemática muy habitual. ¿A quién recurre si su licencia de piloto está en peligro? ¿Qué hacer si su acceso al ferrocarril o al camión está en juego en una audiencia federal? ¿Qué hacer si se presentan cargos penales después de un incidente relacionado con la ley de transporte?

Todos estos son casos en los que uno se ve en la obligación de consultar un abogado. Por lo tanto, cuando se enfrenta a un problema legal en el que se aplica la ley de transporte, debe consultar a un abogado que esté familiarizado con estas leyes y reglas especiales en lugar de simplemente contratar a un abogado de lesiones personales.

Además, los abogados de transporte deben estar muy bien familiarizados con las numerosas leyes y regulaciones que deben aplicarse a este ramo. Por todas estas razones, asegúrese de comunicarse con un Abogado de Derecho del Transporte, para proteger mejor sus derechos en el procedimiento y el entorno legal.