Abogado especialista en Entretenimiento

Una jornada habitual en la vida de un abogado del entretenimiento transaccional puede comprender:

Redacción y negociación de contratos de desarrollo y producción, tales como acuerdos de escritor, acuerdos de talento y acuerdos de grabación.

Facilitar y negociar acuerdos de distribución para un proyecto de entretenimiento.

Trabajar en acuerdos de financiamiento para patrocinios, préstamos bancarios, inversiones en coproducción, concesiones y otros tipos de inversiones.

Preparación de acuerdos de formulario para clientes, como comunicados de apariencia, lanzamientos de ubicación y acuerdos de licencia.

Revisar contratos y otros documentos legales para analizar problemas de derechos u otros asuntos comerciales o legales.

Este trabajo incluye conceptos legales en múltiples áreas temáticas, abarcando propiedad intelectual, contratos, asociaciones comerciales, derecho de valores y derecho laboral. Además de comprender estas áreas sustantivas de la ley, los abogados de derecho del entretenimiento ayudan a los clientes con proyectos que no necesariamente se consideran trabajo legal tradicional, pero tienen implicaciones legales y comerciales, como revisar y comentar lanzamientos y presupuestos para series de televisión, películas y aplicaciones móviles, u otros proyectos de entretenimiento.

Aunque la ley de entretenimiento abarca todos los sectores de la industria, los abogados especilaizados en transacciones sobre estos temas, tienden a centrarse en uno o dos sectores del entretenimiento, ya que cada sector tiene sus propias normas de la industria. Por ejemplo, los abogados que atienden a clientes del sector de la música a menudo se especializan en ese sector. Del mismo modo, otros abogados se centran en clientes de la televisión o la industria del cine. En todos los sectores, las transacciones surgen en las fases de desarrollo, financiamiento, producción y distribución de un proyecto de entretenimiento.

Dependiendo de las características del proyecto, los abogados de entretenimiento pueden pasar mucho tiempo en llamadas telefónicas o correo electrónicos con los clientes y abogados opositores para resolver los problemas relacionados con contratos y acuerdos y resolver problemas relacionados con la producción y otras fases de un proyecto de entretenimiento.

La ley del entretenimiento es el cuerpo de leyes y los principios legales que se han ido desarrollado y evolucionado en el curso de la conducción de las empresas que se conocen como sucursales de la "industria del entretenimiento". Gran parte de la ley de entretenimiento se divide en dos grupos principales:

Litigio?: ley de propiedad intelectual que consta de ley de derechos de autor, ley de marcas registradas, secretos comerciales, difamación y calumnia (difamación), y el derecho de privacidad y publicidad.

Transacción?: leyes relacionadas con organizaciones comerciales y transacciones comerciales, incluido el cuerpo legal pertinente a los contratos, sociedades, impuestos, corporaciones, valores, derecho laboral y derecho internacional.

Las principales sucursales en la industria del entretenimiento son Música, Publicaciones, Películas, Televisión, Deportes y Teatro. Cada una de estas sub-industrias tiene sus propias características y de igual manera características únicas en común con las otras. Cada rama de la industria del entretenimiento generalmente está dominada por un pequeño número de organizaciones multinacionales más grandes que reciben gran cantidad de individuos y compañías más pequeñas. Todas las ramas del negocio del entretenimiento involucran la explotación comercial de un producto de entretenimiento que comenzó como una o más ideas creativas originales que se fijaron de forma tangible y, por lo tanto, se convirtieron en una forma de propiedad intelectual. A medida que estos productos atraviesan las diversas fases de la industria del entretenimiento, desde la creación, producción, distribución y comercialización originales, los derechos legales otorgados por ley al propietario original están protegidos y se pasan por las leyes de propiedad intelectual.

El derecho musical es por lo tanto, un área especializada del derecho del entretenimiento para una de las principales ramas de la industria: la "industria musical". El negocio de la música, a su vez, está compuesto por muchas subdivisiones que incluyen grabación, publicación, promoción de conciertos, gestión de talentos y comercialización. Los dos principales son la venta de grabaciones de sonido y la publicación de música.

Debido a la naturaleza subjetiva y creativa de los productos o propiedades intelectuales, y debido al grado de poder de un número relativamente pequeño de grupos, existe un gran énfasis en la política y las relaciones personales en la industria de la música. Al igual que con las otras industrias del entretenimiento, el negocio de la música está dominado en un momento dado por algunas compañías y personalidades poderosas.

En resumen, la ley de música consta de una amplia variedad de conceptos legales, normas, estatutos, reglamentos, jurisprudencia, prácticas, costumbres y principios legales que tienen una aplicación particular en la creación, producción, distribución y comercialización de propiedades intelectuales musicales.

Elegir a un abogado de entretenimiento calificado es crucial para el éxito. Para practicar eficazmente el derecho musical, uno tiene que tener un conocimiento práctico no solo de la "ley de letra negra"; El profesional de la ley de música también debe saber cómo funciona la industria musical, las costumbres y prácticas, y cómo se obtienen, protegen y transmiten legalmente los derechos de propiedad intelectual para una explotación comercial óptima para el cliente. Lo más importante, un buen abogado de música debe tener, fuertes contactos y relaciones con personas claves en la industria de la música, y deben tener una buena reputación.