Ejecución Hipotecaria

Ejecución Hipotecaria

La ejecución hipotecaria se produce cuando un acreedor toma posesión de una vivienda, debido a que el propietario cesa y no cumple con sus pagos hipotecarios. Para hacerse a la posesión de la propiedad, el préstamo o la hipoteca deben estar asegurados por la vivienda.  Una vez que se completa la ejecución hipotecaria, la vivienda se convierte en propiedad del acreedor. 



¿Qué pasos se toman en una ejecución hipotecaria?



En general, antes de iniciar un procedimiento de ejecución hipotecaria, el prestamista debe enviar una notificación de incumplimiento al propietario de la vivienda. Esto generalmente se hace después de 3 meses posteriores a la fecha en que el deudor dejo de pagar sus cuotas del préstamo  de su vivienda. El aviso generalmente indica que el propietario de la vivienda no ha sido consecuente en sus pagos y que el acreedor tiene la capacidad de recuperar la vivienda. El prestamista también puede formular un embargo de ejecución hipotecaria a la casa.

Si el propietario continúa sin realizar pagos, o establece un nuevo acuerdo con el prestamista, el prestamista iniciará un procedimiento de ejecución hipotecaria. En estos procedimientos, todo lo que el prestamista debe probar es la existencia de una hipoteca, y que el propietario de la vivienda está en mora en los pagos.

Una vez que la propiedad está en ejecución hipotecaria, el prestamista generalmente la venderá en una subasta para tratar de recuperar sus pérdidas. Si la casa obtiene menos de lo que se le debe al prestamista, es posible que el propietario tenga que pagar la diferencia, lo que se denomina juicio por deficiencia.



¿Qué protecciones tiene el propietario durante la ejecución hipotecaria?



Si bien el prestamista tiene el derecho legal de solicitar el reembolso de un préstamo, el propietario todavía tiene algunas protecciones. Estas protecciones incluyen:

Patrimonio de la redención: el propietario de la vivienda tiene derecho a pagar el saldo del préstamo, si es posible, antes de que se ejecute la ejecución hipotecaria.

Aviso público de venta de ejecución hipotecaria: el público debe ser notificado que la casa se está subastando. Esto aumenta el número probable de ofertantes, lo que aumenta el precio que es probable que obtenga la vivienda, lo que hace que sea menos probable un juicio por deficiencia importante.

Derecho del propietario a ofertar en la venta por ejecución hipotecaria: Esto le da al propietario la última oportunidad de recomprar la casa al prestamista.

Supervisión judicial del precio: si el prestamista hace una oferta baja en una venta por ejecución hipotecaria y luego la revende a un precio muy alto, el propietario puede tener derecho a una parte del exceso de ganancias.

Derecho legal de redención: este derecho de redención se aplica después que la casa ya haya sido ejecutada.  Le otorga al propietario de la vivienda un período de tiempo limitado para pagar la deuda, después que la ejecución hipotecaria se haya convertido en definitiva.



¿Necesita un abogado para un procedimiento de ejecución hipotecaria?



La ejecución hipotecaria puede ser un proceso desalentador y emocional para muchas personas. Si se enfrenta a una ejecución hipotecaria, un abogado de bienes raíces puede ayudarlo a evaluar sus opciones y asegurarse de que sus derechos se cumplan durante todo el proceso.

Subcategorias