Zithromax

Zithromax, también conocida como azitromicina o Z-Pak, es un poderoso antibiótico que se usa comúnmente para tratar infecciones de oído, amigdalitis, entre otras infecciones bacterianas. Debido a que este medicamento proporciona un alivio más rápido para los pacientes que la mayoría de los otros recursos de antibióticos, ha aumentado rápidamente su popularidad en la industria médica de EE. UU.

Sin embargo, un nuevo estudio médico reveló una conexión perturbadora entre Zithromax (azitromicina) y múltiples problemas cardíacos fatales. La investigación mostró que los pacientes que tomaban Zithromax o Z-Pak, tenían 2,5 veces más probabilidades de morir por un problema cardíaco que los que tomaban otro antibiótico como la amoxicilina. Los científicos ya conocen que los antibióticos conllevan el riesgo de efectos secundarios graves, como insuficiencia o ataques cardíacos, pero el nuevo estudio de la Universidad de Vanderbilt muestra que Zithromax presenta un riesgo particularmente alto de complicaciones cardíacas en comparación con otros antibióticos. Los niños son especialmente vulnerables a una reacción alérgica conocida como síndrome de Stevens-Johnson que se ha asociado con el uso de Zithromax.

Los resultados del estudio Z-pak son tan alarmantes y preocupantes que la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA) está iniciando una investigación para determinar sobre los riesgos que presenta el medicamento. El fabricante de Zithromax laboratorios Pfizer sostiene que su producto popular es seguro de usar, aunque la etiqueta del medicamento advierte que los ritmos cardíacos anormales son un efecto secundario potencial de Z-Pak.

Los autores del estudio concluyen que el riesgo de problemas cardíacos asociados con Zithromax es relativamente bajo, pero que los pacientes con problemas cardíacos preexistentes o con alto riesgo de insuficiencia cardíaca, deberían considerar utilizar otros antibióticos. Por lo que si usted o un ser querido ha sido gravemente afectado o ha muerto por un problema cardíaco mientras toma Z-Pak, comuníquese con un abogado experimentado en efectos secundarios de los medicamentos en su localidad para explorar sus opciones legales.

Para los pacientes y las familias que han experimentado este tipo de problema, un abogado de lesiones por medicamentos recetados que se especializa en este tipo de casos puede brindar apoyo para encontrar respuestas y obtener una compensación de las empresas farmacéuticas y otras partes responsables, por lo que, si cree que usted o un ser querido ha sido perjudicado por un medicamento, contacte a un asesor legal de inmediato.