Mirena DIU

Muchas mujeres que buscan una solución anticonceptiva a largo plazo han recurrido al DIU Mirena, este es un pequeño dispositivo de plástico en forma de T se coloca en el útero, donde libera la hormona Levonorgestrel con el propósito de prevenir un embarazo no deseado. Desde que recibió la aprobación de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) en el año 2000, Mirena ha demostrado ser popular entre las mujeres y los médicos.

Diseñados para una vida útil hasta de cinco años, los DIU requieren menos mantenimiento que los condones y las píldoras anticonceptivas y se pueden retirar en cualquier momento. Sin embargo, como la mayoría de los métodos de control de la natalidad, existen posibles complicaciones. Las lesiones relacionadas con las complicaciones de Mirena han dado lugar a investigaciones, juicios y advertencias del gobierno.

Complicaciones comunes

Algunas mujeres han experimentado problemas con su DIU Mirena debido a que el dispositivo puede perforar la pared uterina o el cuello uterino, migrando desde el útero a otras partes del cuerpo y causar complicaciones pélvicas y provocar infecciones. Otras complicaciones incluyen dolores de cabeza, sensibilidad en los senos, sangrado menstrual irregular, dolor pélvico, quistes ováricos y vaginitis. Estas lesiones pueden provocar dolor, sangrado excesivo y problemas potenciales en otras áreas del cuerpo, además de existir el riesgo de embarazo. Un óvulo fertilizado puede implantarse fuera del útero, una situación potencialmente peligrosa conocida como embarazo ectópico. La falla del dispositivo también puede llevar a un embarazo normal dentro del útero, llamado embarazo intrauterino.

Las complicaciones de Mirena generalmente requieren la extracción del dispositivo, lo que puede conllevar a costos médicos adicionales, tiempo fuera del trabajo, dolor y sufrimiento. Los casos más graves, incluidos aquellos en los que el DIU Mirena migra desde el útero, pueden requerir cirugía para extraer el dispositivo y el tratamiento para los órganos internos dañados.

Advertencia Gubernamental y Demandas

Los problemas del DIU Mirena no han sido dejados de lado ni pasado desapercibidos por el gobierno. En diciembre de 2009, la Administración de Alimentos y Medicamentos emitió una carta de advertencia al fabricante de Mirena, Bayer Healthcare Pharmaceuticals. La carta alegaba que los materiales promocionales de Bayer habían exagerado la efectividad de Mirena para reavivar la intimidad, minimizaba u omitía los riesgos de infecciones y embarazos, y afirmaba falsamente que el uso de Mirena no implica rutinas mensuales. La FDA le solicitó a Bayer que dejara de usar los materiales promocionales con datos inexactos.

De igual forma, una serie de demandas judiciales han sido presentadas por mujeres que san sufrido complicaciones por el uso del aparato Mirena. Las compañías que fabrican productos de consumo que afectan a las personas pueden ser potencialmente responsables según la ley de responsabilidad del producto. La ley generalmente requiere que los productos cumplan con las expectativas normales de los consumidores, por lo que los productos que están diseñados, fabricados o comercializados de manera defectuosa violan esta regla. Muchas de las demandas se centran en los materiales promocionales con datos inexactos de Bayer.

Además de los fabricantes del DIU, los médicos y demás profesionales de la salud también pueden ser demandados por ciertas lesiones causadas por complicaciones de Mirena. Por ejemplo, un médico que implante incorrectamente un DIU en un paciente o no discuta acerca de los posibles riesgos relacionados con el procedimiento puede ser demandado por negligencia médica. La ley obliga a los médicos a evitar actos negligentes u omisiones que puedan provocar lesiones al paciente.

Uso continuado del DIU Mirena

A pesar de los juicios y las cartas de advertencia de la FDA, el DIU Mirena aún no se ha retirado. Cada vez más mujeres usan el DIU cada año, y el DIU Mirena sigue siendo una opción popular. Asimismo, la mayoría de los profesionales médicos siguen apoyando los DIU como una forma efectiva de control de la natalidad. Sin embargo, las mujeres que experimentan complicaciones con Mirena pueden desear consultar con un abogado para obtener más información sobre sus opciones legales.

Plantee sus reclamos de Mirena a un abogado experimentado

Muchas mujeres han recurrido al sistema legal después de haber sido perjudicadas por Mirena. Si cree que podría haber sufrido lesiones por el uso del DIU, es posible que desee comunicar los hechos relacionados con su situación anormal relacionada con Mirena con un profesional del derecho. Póngase en contacto con un abogado con experiencia en casos de medicamentos y dispositivos médicos para que lo ayude a comprender todas sus opciones y proteger sus derechos ante un caso de esta naturaleza.