Avandia

Avandia (rosiglitazona) se usa para tratar la diabetes "tipo 2" o "de inicio en la edad adulta". Fue aceptado por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) en 1999 y es fabricado por laboratorios GlaxoSmithKline. A pesar de que muchos pacientes de Avandia se han beneficiado del medicamento, algunos han experimentado graves derivaciones para la salud, tales como, ataques cardíacos e infartos cerebrales, lo que ha generado numerosas quejas y desde luego, a la presentación de numerosas demandas contra el fabricante de Avandia, GlaxoSmithKline.

Avandia y complicaciones adversas para la salud

Avandia se compone de una sustancia conocida como rosiglitazona. Ciertos estudios médicos han relacionado la rosiglitazona con un mayor riesgo de ataque cardíaco y accidente cerebrovascular. En 2007, el New England Journal of Medicine anunció un estudio en el que examinó datos clínicos con pacientes que tomaron rosiglitazona. El estudio descubrió que los pacientes que tomaron el medicamento tenían un mayor riesgo de infracción miocárdica (ataque cardíaco) en comparación con los pacientes que no fueron tratados con rosiglitazona.

En diferente estudio, investigadores médicos inspeccionaron a pacientes ancianos que tenían diabetes tipo 2. Un grupo de pacientes tomó rosiglitazona y el otro grupo de pacientes tomó pioglitazona. El estudio encontró que los pacientes que tomaron rosiglitazona poseían un mayor riesgo de accidente cerebrovascular e insuficiencia cardíaca que los pacientes que tomaron pioglitazona.

En 2011, la FDA anunció que limitaría el acceso y la distribución de Avandia y otros medicamentos con el componente rosiglitazona. La FDA fundamentó su decisión en datos que muestran un mayor riesgo de ataques cardíacos en pacientes que tomaron rosiglitazona como de estableció anteriormente. Según los prototipos de la FDA, los pacientes y los proveedores de atención médica que recetan Avandia tienen que estar inscritos en un programa especial denominado Programa de estrategia de mitigación y evaluación de riesgos de rosiglitazona (REMS). Simultáneamente, solo las farmacias que cumplen con los requisitos de certificación especial pueden dispensar Avandia.

En noviembre de 2013, la FDA comunicó que iba a invalidar sus limitaciones en el uso y distribución de Avandia y otros medicamentos rosiglitazona. La FDA apoyó esta decisión en un estudio reciente que demostró que la rosiglitazona no tenía un mayor riesgo de ataque cardíaco y muerte en comparación con otros medicamentos para la diabetes tipo 2. Posteriormente que se cumplan ciertos cambios en el etiquetado de los medicamentos y se cumplan otros requisitos, los pacientes y los médicos ya no tendrán que registrarse en el programa REMS. Asimismo, la distribución de Avandia ya no estará limitada a farmacias especialmente certificadas.

GlaxoSmithKline declaración de culpabilidad y solución

En 2012, el fabricante de Avandia, GlaxoSmithKline, se declaró culpable de tres cargos criminales. El Departamento de Justicia (DOJ, por sus siglas en inglés) culpó a GlaxoSmithKline por supuestamente no anunciar ciertos datos de seguridad relacionados con Avandia a la FDA. Los otros cargos involucraron a la compañía supuestamente etiquetando erróneamente otros dos medicamentos para usos que la FDA no había aprobado. GlaxoSmithKline posteriormente acordó pagar $ 3 mil millones de dólares para resolver su responsabilidad penal y civil con respecto a Avandia y otras drogas.

Demandas Avandia

Miles de demandas de Avandia se han presentado en los tribunales estatales y federales. Muchos de los juicios se basan en la teoría de la responsabilidad del producto. Bajo la ley de responsabilidad del producto, los fabricantes y vendedores de medicamentos tienen el deber de garantizar que sus medicamentos sean seguros para los pacientes. Diversas de las demandas afirman que GlaxoSmithKline proporcionó advertencias defectuosas sobre el riesgo de ataque cardíaco y accidente cerebrovascular. Si las demandas son exitosas, a los demandantes se les pueden otorgar daños por salarios perdidos, gastos médicos, dolor y sufrimiento.

Actualmente, la mayor demanda de Avandia involucra miles de demandas federales que se han consolidado en un litigio multidistrital en el Tribunal de Distrito de los Estados Unidos para el Distrito Este de Pennsylvania. El juez asignado para este caso está sistematizando los datos durante los procedimientos previos al juicio. Ciertas demandas se han resuelto, mientras que otras aún están pendientes.

Si se siente afectado por perjuicios causados por Avandia, asesorese con un abogado especializado para que le prepare una demanda que le minimice los percances por salarios perdidos, gastos médicos, dolor y sufrimiento.