Discriminación por país de origen

La discriminación basada en la raza, el color o el origen nacional se causa cuando una persona recibe un trato desfavorable o deficiente debido a su raza, su color, ael aspecto de su piel o su origen nacional. Según el Título VII de la Ley de Derechos Civiles de 1964, es ilegal que un empleador con 15 o más empleados discrimine a una persona solicitante de empleo o un empleado por su raza, color u origen nacional. El Título VII también se aplica a una persona con mal trato debido a su relación, por matrimonio o por asociación con una persona, organización o grupo, con una persona de cierta raza, color u origen nacional.

La ley prohíbe las decisiones de empleo discriminatorias basadas en raza, color u origen nacional cuando se relacionan con los siguientes tipos de decisiones de empleo: contratación,  promociones, despidos, compensación, beneficios, asignaciones de trabajo y capacitación.

La ley prohíbe a un empleador la discriminación intencional y la discriminación basada en una política neutral con un efecto discriminatorio.

Una política neutral se considera ilegal si:


-Tiene un impacto negativo en personas de una raza, color u origen nacional en particular;

-No tiene relación con el trabajo; y

-Es innecesario para el funcionamiento de un negocio.

Discriminación racial en el trabajo.

La discriminación racial en el trabajo se produce cuando un empleador considera a un solicitante de empleo no capacitado o la carrera de un empleado, en función de su raza, cuando toma una decisión adversa relacionada con el empleo por este motivo.

El Título VII prohíbe que ocurran en el trabajo los siguientes tipos de color y discriminación racial:



-Acoso: la ley prohíbe los insultos raciales, los comentarios despectivos y la exhibición de símbolos racialmente ofensivos cuando el comportamiento es lo suficientemente frecuente y severo como para crear un ambiente de trabajo hostil u ofensivo, o como resultado de una decisión de empleo adversa contra la víctima. La ley protege a los empleados del acoso por parte de supervisores, compañeros de trabajo e incluso clientes.

-Discriminación de color: el color se refiere a la pigmentación, el cutis o el tono de la piel de una persona. La ley prohíbe la discriminación basada en la claridad u oscuridad del color de una persona.

-Discriminación basada en características relacionadas con la raza: La discriminación basada en las características físicas de una raza en particular, como la textura del cabello, el color de la piel, los rasgos faciales y la altura, es ilegal a menos que se demuestre que está relacionado con el trabajo y es necesario para llevar a cabo la operación de un negocio. Las políticas neutrales a veces tienen un efecto discriminatorio. Por ejemplo, las políticas de "no barba" pueden discriminar de manera desproporcionada contra los hombres afroamericanos con más frecuencia, que los hombres en otros grupos raciales que sufren de pseudofolliculitis barbae, una condición de la piel que causa graves problemas de afeitado.

-Reclutamiento, contratación y avance discriminatorios: un empleador debe aplicar los requisitos del trabajo de manera constante y equitativa. Si un requisito excluye significativamente a las personas de cierta raza o color, puede ser ilegal requerir ciertos títulos educativos o ciertas habilidades si no está relacionado con el desempeño del trabajoofrecido o si no es necesario para la operación del negocio.

-Preguntas previas al empleo sobre la raza: si un empleador solicitó información previa al empleo que reveló la raza o tuvo la tendencia a revelar la raza y los miembros de una raza en particular fueron excluidos de la contratación, se puede suponer que el uso de la información creó una base ilegal, para tomar la decisión de la contratación.

-Segregación de empleados: es ilegal aislar a los miembros de cierta raza en un área física o alejarlos del contacto con los clientes.

Discriminación de origen nacional en el trabajo.

La discriminación de origen nacional ocurre en el lugar de trabajo cuando un empleador toma una decisión relacionada con el empleo, basada en un solicitante de empleo o en el país de origen, cultura, acento, origen étnico o etnia supuesta de un empleado.

La ley prohíbe los siguientes tipos de discriminación por origen nacional:


Acoso: la ley prohíbe los comentarios ofensivos y despectivos sobre el origen nacional, el origen étnico o el acento de una persona cuando es lo suficientemente grave como para crear un entorno laboral hostil u ofensivo, o como resultado una decisión de empleo adversa contra la víctima. La ley protege a los empleados del acoso por parte de supervisores, compañeros de trabajo, y clientes.

Discriminación basada en la ciudadanía: la Ley de Reforma y Control de Inmigración de 1986 prohíbe a los empleadores contratar, despedir o reclutar según la ciudadanía o el estatus migratorio de una persona. A menos que la ley lo exija, es ilegal contratar solo a ciudadanos de los Estados Unidos o residentes permanentes legales.

Requisitos de idioma: Un empleador puede crear una regla solo en inglés si es necesario para la función de un negocio. Sin embargo, si la regla se aplica a los empleados durante los descansos, puede ser ilegal. Un empleador no puede tomar decisiones de empleo basadas en el acento de una persona a menos que interfiera con la función de un trabajo.

Un solicitante de empleo o empleado puede presentar una demanda por discriminación contra un empleador, según las leyes estatales y federales. Un reclamante tiene 300 días desde el acto discriminatorio para presentar en una agencia estatal, o 180 días desde el acto discriminatorio para presentar una reclamación federal ante la Comisión de Igualdad de Oportunidades en el Empleo (EEOC).

 

Si considera que ha sido víctima de discriminación relacionada con hechos derivados del color, la raza, el idioma, el origen y demás aspectos, lo recomendable es contratar un abogado laboral, para su defensa y para que le haga respetar sus derechos