Discapacidad de Seguridad Social

Discapacidad de Seguridad Social

SSDI es un programa del gobierno que ofrece beneficios mensuales en dinero efectivo a personas menores de 65 años que demuestren una discapacidad calificada y suficientes créditos laborales. Para recibir los beneficios, la persona debe cumplir con los dos pilares de calificación: historial laboral en el que ingresó al sistema de Seguridad Social y tener una discapacidad calificada.

Las personas de bajos ingresos que sufren de una discapacidad calificada pero que carecen o tienen pocos créditos de trabajo pueden ser elegibles para un programa diferente llamado Seguro de Seguridad Suplementario o SSI.

¿Qué tipo de discapacidades califica para SSDI?

Existe una variedad de discapacidades que podrían calificar para SSDI. Cuando la Administración del Seguro Social (SSA) se encuentre determinando si su discapacidad califica, esta tendrá en consideración los siguientes aspectos:

Incapacidad para ganar suficiente dinero debido a la discapacidad: si ya no puede trabajar o no posee la capacidad suficiente para obtener un ingreso que le permita vivir, entonces podrá calificar para el SSDI.

Gravedad de la discapacidad en relación con las tareas relacionadas con el trabajo: La discapacidad debe ser permanente y tan grave que no pueda realizar tareas básicas relacionadas con el trabajo.

La existencia de documentación médica: algunas discapacidades califican automáticamente para el ingreso de SSDI sin tener que demostrar otros requisitos. Pero si su discapacidad no se encuentra dentro de esa categoría, deberá proporcionar la documentación médica correspondiente.

Prueba de trabajo: La SSA también verificará si puede realizar el mismo tipo de trabajo o profesión que tuvo antes que ocurriera la discapacidad. Si no puede, ellos determinarán si podría realizar un nuevo trabajo según su edad, educación y experiencia laboral.

¿Cómo se solicita el SSDI?

Hay 3 formas de aplicar a este procedimiento:

Comunicándose con la SSA para hacer una solicitud por teléfono.

Aplicando en línea en el sitio web de la SSA.

Visitando la oficina de la SSA más cercana para hacer una solicitud personal.

En cualquiera de estas situaciones, asegúrese de tener todos los documentos necesarios e importantes a la mano Si acude a la oficina, tiene más posibilidades de que sus preguntas sean respondidas si no está seguro de dónde pueda encontrar los documentos necesarios.

¿Cuánto dinero recibirá de SSDI?

La cantidad de dinero puede variar de una persona a otra debido a que la SSA hace uso de una fórmula para determinar el monto de efectivo mensual para un destinatario. Los factores pueden incluir su historial de trabajo y otros ingresos percibidos. El beneficio mensual promedio recibido en 2018 era de $1,197 dolares.

La mayoría de las personas reciben entre $ 700 y $ 1,700 dólares.

¿Por qué puede ser negado su reclamo de SSDI?

SSDI puede ser negado por múltiples razones. Ejemplos comunes incluyen:

Generar demasiados ingresos, incluso si no es lo que solía recibir antes de su discapacidad.

No presentar la suficiente documentación médica sobre su discapacidad.

Que la SSA haya determinado que pueda realizar otro tipo de trabajo.

Que no posea los suficientes créditos laborales con la SSA para recibir tales beneficios.

¿Qué sucede si mi reclamo de SSDI es negado?

No muy común que se rechacen las reclamaciones de SSDI, pero no se desanime; usted puede tener derecho a una apelación. Cuando reciba una negación, incluirá una revisión de su discapacidad e información sobre cómo apelar. Por lo general, existen cuatro pasos para impugnar la negación de sus beneficios:

En la mayoría de los estados, primero debe hacer una solicitud por escrito de reconsideración. Al realizar esta solicitud, la SSA revisará su reclamo. Sin embargo, los funcionarios responsables de haber negado su reclamo desde el principio no lo revisarán; habrá un consultor médico y un examinador que revisará la reclamación. Algunas reclamaciones en esta etapa pueden ser revocadas y la persona podría comenzar a recibir beneficios, pero debe tener en cuenta que la mayoría de las solicitudes será negada de nuevo en esta etapa. Si se rechaza en la reconsideración, debe recibir otra notificación por escrito de la negación, así como información de los siguientes pasos para apelar.

La siguiente fase es una audiencia con un juez de Derecho Administrativo (ALJ). Los ALJ son abogados que celebran una audiencia en la que el solicitante debe presentarse para que se escuche su reclamo. El ALJ luego determinará si la negación es válida o no, en caso negativo el solicitante puede comenzar a recibir beneficios. Alrededor de la mitad de los solicitantes que tienen una audiencia con un ALJ recibirán tales beneficios.

La tercera fase es el Consejo de Apelaciones. Si su reclamo aún fue negado después de una audiencia, entonces podría apelar ante el consejo. Sin embargo, el consejo no tiene que escuchar su caso; pueden optar por hacerlo si el ALJ cometió algún error o irregularidad. Ser escuchado por el consejo puede ser difícil y ganar su caso con el consejo es poco probable.

La última opción de apelación es presentar una demanda contra la SSA en un tribunal federal. Esta opción solo está disponible después de pasar por los tres primeros procesos. Este es un proceso lento y costoso, sin embargo, algunos casos pueden remitirse a un ALJ para su reconsideración.

¿Cómo puede un abogado ayudarlo con los beneficios de SSDI?

Si usted ha solicitado beneficios del SSDI y los mismos fueron negados, un abogado puede ser muy útil y puede ser capaz de representarlo. Se recomienda contactar a un abogado al momento de preparar su caso ante una audiencia de ALJ con el propósito de poder obtener la mejor oportunidad posible para recibir los beneficios, además de la guía adecuada durante todas las etapas del proceso de apelación.

En caso de que no cumpla con los requisitos de la apelación, se rechazará su reclamo y es posible que se le prohíba presentar de nuevo otra apelación. Un abogado puede explicarle sus derechos y profundizar sobre el proceso y ayudarlo a presentar un mejor caso para obtener beneficios de SSDI.

Subcategorias