Perjurio federal

El fraude en la corte, o el perjurio en la corte, está contemplado cuando se ha llevado a cabo una tergiversación material a la corte, o por la misma corte. El principal requerimiento es que la imparcialidad del tribunal se haya visto tan alterada que no pueda realizar sus tareas sin prejuicios ni prejuicios.

Algunos ejemplos de fraude en la corte incluyen:

Fraude al servicio de las citaciones judiciales (como retener una citación judicial de una parte)

Corrupción o influencia de un miembro de la corte u oficial

Fraude judicial

No informar de forma adrede a las partes de los nombramientos o requisitos necesarios, en un esfuerzo por obstruir el proceso judicial.

Esquemas "inconcebibles" para engañar o hacer declaraciones falsas mediante del sistema judicial

Es sustancial tener en cuenta que el fraude en la corte solo comprende a funcionarios de la corte u oficiales de la corte, como jueces o abogados designados por la corte. El fraude debe mandarse a la propia “maquinaria judicial”. Fraude en la corte por lo general NO significa:

Fraude entre las dos partes enfrentadas

Presentación de documentos fraudulentos

Perjurio o declaraciones falsas de testigos

¿Qué sucede con el juicio si se produce un fraude en la corte?

El fraude en la corte es una de las transgresiones más graves que pueden suceder en un tribunal de justicia. Si sucede y se comprueba la existencia de un fraude en la corte, el resultado es que todo el caso se anula o cancela. Cualquier decisión o sentencia que el tribunal haya emitido será nula. Generalmente, será preciso volver a intentar el caso con diferentes funcionarios judiciales, frecuentemente en una jurisdicción completamente diferente.

Para el funcionario que actuó de manera fraudulenta en el tribunal, es muy viable que se les requiera que renuncien a su cargo e inclusive que puedan ser sometidos a consecuencias penales, como una multa o una sentencia de cárcel. De la misma manera puede dar lugar a otras consecuencias graves, como el despido de un abogado o la expulsión de un juez.

Si se establece que un funcionario de la corte tiene prejuicios o prejuicios incluso antes de que ocurra el fraude, se les exige que se declinen del caso, y se debe designar un funcionario diferente. En ciertas jurisdicciones, un juicio contaminado por fraude en el tribunal estará desocupado o reservado por un período de tiempo determinado (por ejemplo, dos años), para ser "reabierto" en una fecha posterior.

¿Cómo puede ayudar un abogado con problemas de fraude en la corte?

El fraude en la corte puede ser catastrófico, fundamentalmente para una parte que puede estar esperando recibir beneficio de la corte. Si sospecha que su reclamo legal consigue implicar fraude en la corte, puede ser necesario consultar con un abogado criminalista. Inclusive puede ser necesario comunicarse con un nuevo abogado, principalmente si su abogado actual estuvo involucrado en el fraude. Los estatutos que regulan el fraude en la corte pueden cambiar levemente según la región.