Extorsión federal

La mayoría de los estados definen la extorsión como una manera ilícita de engañar mediante amenazas orales o escritas, intimidación o mediante un reclamo falso. Aunque generalmente se considera una forma de robo/hurto, la extorsión difiere del robo debido a que la amenaza en cuestión no representa un peligro físico inminente para la víctima.

La extorsión es un delito grave en todos los estados. El chantaje es una forma de extorsión en la que la amenaza se produce al exponer información vergonzosa y perjudicial a familiares, amigos o al público en general. Inherente a esta forma común de extorsión es la amenaza de exponer los detalles de la vida privada de alguien al público, a menos que se intercambie dinero por ello.

Otro delito común de extorsión es ofrecer "protección" a un empresario para mantener su negocio a salvo de robos o vandalismo. Por ejemplo, un hombre va al lugar de negocios de otro y exige que se le pague mensualmente por la "protección" de la empresa contra el vandalismo después del horario de oficina. Ante el temor de que él o su negocio sufran daños por no cumplir con el trato, la víctima acepta pagarle a su extorsionador.

La extorsión puede realizarse por teléfono, correo, texto, correo electrónico u otra forma computarizada o alguna comunicación inalámbrica. Si se utiliza algún método de comercio interestatal en la extorsión, puede ser un delito federal. Otros ejemplos típicos de extorsión incluyen:

Amenazar con dañar físicamente a la víctima u otra persona cercana a la víctima.

Amenazas de dañar los bienes de la víctima.

Amenazas de arruinar la reputación de la víctima, también llamada chantaje.

¿Cuál es la diferencia entre la extorsión y el robo?

Tal y como se mencionó anteriormente, la extorsión se define de forma más amplia que el robo puesto que las amenazas no necesitan ser inmediatas. En cambio, pueden ser amenazas de algún daño futuro. Asimismo, la propiedad no necesita ser tomada en el momento en que se hace la amenaza; de hecho, se puede obtener mucho más tarde.

¿Cuáles son las posibles consecuencias de la extorsión?

La extorsión es un delito grave en los Estados Unidos y conlleva consecuencias severas para quien lo ejerce. Por otra parte, si la extorsión interfiere con el comercio interestatal, el delito se convierte en un delito federal, donde una persona condenada por extorsión podría enfrentar una serie de sanciones, las cuales pueden incluir:

Prisión

Multas

Decomiso de bienes

Restitución a la víctima

La libertad condicional no está disponible en los casos de extorsión a menos de que sólo se haya intentado sin tener éxito.

¿Qué debe hacer si le han acusado de extorsión?

En caso de obtener una demanda por extorsión, lo más recomendable es contactar un abogado de defensa penal competente de manera inmediata a fin de obtener más información sobre sus derechos, sus defensas y cómo defenderse de los cargos.

¿Qué debe hacer como víctima de la extorsión?

Si usted cree que está siendo extorsionado, llame a la policía de inmediato. Si existen pruebas suficientes de extorsión, la policía enviará su caso a la oficina del fiscal del distrito local. Un fiscal de distrito adjunto procesará al extorsionador y posiblemente obtendrá una restitución de su dinero y propiedades en caso de haber sufrido pérdidas.