Asalto bancario

El término de robo se define como la toma de propiedad usando la fuerza, la violencia o la intimidación. Al hablarse de un asalto bancario se hace referencia a la toma de propiedad bancaria haciendo uso también de la fuerza y/o la intimidación, por lo que no incluye delitos de cuello blanco, como el fraude con cheques. Sin embargo, entregarle una nota a un cajero exigiendo dinero es un robo bancario, incluso si no existe una fuerza o violencia involucrada (una nota puede intimidar).

¿Por qué la penalidad por robo de un banco es diferente de otros robos?

El robo a un banco se penaliza de manera diferente a un robo "normal" debido a que los bancos son instituciones federales. Como resultado, el robo a un banco es un delito federal que conlleva un castigo federal. Las sanciones federales por robos a entidades bancarias por lo general son mucho más severas que las leyes estatales por un robo convencional.

¿Cuáles son las posibles consecuencias del asalto a un banco?

El asalto bancario es un delito grave en todos los estados del país, por lo que se castiga severamente y con frecuencia incluye:

Largo período en prisión: muchos ladrones de bancos consiguen cadena perpetua.

Ninguna posibilidad de libertad condicional para cualquier condena por robo a una entidad bancaria.

Pena de muerte: la pena de muerte es una gran posibilidad, si se comete otro delito mientras se asalta una entidad bancaria.

El intento de robar a un banco también es severamente castigado en los Estados Unidos.

¿Debe contactar a un abogado de defensa criminal?

El robo a una entidad bancaria se considera un delito muy grave el cual puede resultar fácilmente en una cadena perpetua o incluso la muerte en caso de condena. En caso de ser acusado por el robo de un banco, es imperativo que se comunique con un profesional con experticia en el área de defensa criminal a fin de que pueda obtener más información sobre sus derechos y oportunidades de defensa.