Organización del negocio

Abogado de Organización del negocio

Las empresas eligen diferentes formas de gestión organizacional por razones múltiples. Estas razones incluyen responsabilidad y beneficios fiscales. Las diferentes formas de gestión que puede tomar una empresa incluyen convertirse en una corporación, LLC (sociedad de responsabilidad limitada), propiedad única, sociedad o sociedad limitada. Es importante evaluar las ventajas y desventajas de la forma de administración comercial específica para la empresa en la que planea participar, en aras de ser más competitiva, y desde luego, a obtener sus mejores resultados de participación, rentabilidad y ventas.

¿Qué debe considerar al seleccionar una estructura de gestión empresarial?

Entre las preguntas que debe considerar a fin de estructurar su negocio, puede incluir las siguientes:

  • ¿Cuáles son los riesgos y responsabilidades potenciales inherentes al negocio?
  • ¿En qué tipo de costos puede incurrir para establecer y mantener la estructura empresarial?
  • ¿Cuáles son sus posibles inversiones?
  • ¿De qué manera el gobierno estatal y federal impondrá impuestos al negocio?

Tipos de estructuras de gestión empresarial

Existen cinco estructuras de gestión básicas:

Propiedad Única

Una propiedad única tiene un solo propietario, el cual no se encuentra registrado en el estado como una corporación o una compañía de responsabilidad limitada. Son fáciles de configurar y mantener.

El propietario toma todas las decisiones de gestión y organización para el negocio. Todos los beneficios y responsabilidades de la empresa pertenecen a la propiedad única. Por lo tanto, si los activos de la empresa no pueden pagar las facturas, el propietario de la propiedad única será personalmente responsable ante los acreedores. Además, un elemento importante a considerar es que esta propiedad no es una entidad legal, por lo que no existe aparte de su propietario, por tanto, por motivos de responsabilidad, nadie podrá demandar a su propiedad única, sino al propietario personalmente.

Si bien una propiedad única es simple en teoría, es importante que el propietario cumpla con las leyes locales de registro, licencia comercial y demás permisos, a fin de garantizar que su negocio se mantenga en concordancia y legitimidad frente a la comunidad donde se desenvuelve y desarrolla sus actividades industriales y/o comerciales.

Asociaciones generales

Esta entidad no requiere de ninguna formalidad para ser considerada como sociedad. Una sociedad general surge cuando dos o más personas aceptan ser dueños del negocio juntos y tomar decisiones de gestión para el negocio. Los socios comparten las ganancias y pérdidas financieras de la sociedad.

Uno de los aspectos más importantes de una asociación general es que cada socio es responsable individualmente de las deudas comerciales si la empresa no puede pagar sus facturas. Además, un socio en una sociedad general puede llevar el contrato, la responsabilidad extracontractual y la responsabilidad penal al otro socio porque los socios se consideran agentes del otro. Sin embargo, los socios tienen el deber fiduciario de actuar de la forma más eficiente, para lograr el mejor interés de la asociación. En caso de que el socio incumpla su obligación fiduciaria con la sociedad, el otro (los) socio (s), puede demandar al otro socio por los daños que resulten del incumplimiento.

Sociedades limitadas

En una sociedad limitada, existen uno o más socios generales y uno o más socios limitados. En una sociedad limitada, se requiere que un socio sea el socio general. El socio general toma las decisiones de gestión de la empresa, mientras que los socios limitados no. Sin embargo, el socio general también asume el 100% del riesgo de pasivos y deudas de la sociedad limitada. Por el contrario, los socios limitados sólo arriesgan las contribuciones financieras que hacen a la sociedad limitada. En general, todos los socios de la sociedad limitada comparten los beneficios del negocio.

Corporaciones

Una corporación es una entidad legal de propiedad que posee accionistas. La propia corporación, no los accionistas, son responsables legalmente por las acciones y deudas en que incurre la misma. Otras partes que conforman una corporación incluyen funcionarios, directores y empleados. Una corporación puede comprar y vender propiedades, celebrar contratos y ser demandada en su propio nombre. La formación de una corporación requiere el cumplimiento estricto de las pautas específicas exigidas por los estatutos estatales. Los accionistas de una corporación generalmente no son responsables de las deudas de la corporación.

Compañías de responsabilidad limitada

Una compañía de responsabilidad limitada (LLC) comparte la responsabilidad limitada de una corporación, pero no está sujeta a los mismos requisitos estrictos de la gestión. Las similitudes con una corporación incluyen que sólo se puede crear una LLC siguiendo las leyes estatales. Una LLC generalmente se define como una entidad comercial donde se fusionan los beneficios y responsabilidades entre una corporación y una sociedad.

Una LLC posee en su haber gerentes, miembros y, en algunos casos, empleados. Los propietarios (o miembros) de la LLC participan en la administración del negocio. Los miembros, gerentes y empleados no son responsables personalmente por las deudas de la empresa.

¿Debe consultar a un abogado sobre la estructura de gestión de su negocio?

Las leyes de organización empresarial varían de estado a estado. El tipo de negocio que está tratando de formar también afecta al tipo de organización de negocios que puede formar. Un profesional experto en materia de negocios lo podría ayudar a determinar qué tipo de estructura comercial es la mejor y más conveniente para su organización.