Fusiones y adquisiciones

La mejor manera de definir una fusión empresarial es compararla con otros términos comerciales que usualmente se suelen confundir al analizar el concepto de fusión. A continuación, se presentan una serie de definiciones que se deberían tener en cuenta antes de tomar una decisión al respecto:

Fusión: se presenta en el momento en el cual dos corporaciones separadas se unen para formar una nueva corporación unificada. En otras palabras, las dos corporaciones separadas dejan de existir y pliegan todos sus activos y pasivos y de hecho, sus actividades en una corporación recién creada.

Adquisición: término empleado para establecer que una empresa simplemente compra a otra. Una adquisición es diferente de una fusión porque no se forma una nueva corporación debido a que la corporación adquirente todavía existe.

Sociedad: hace referencia a una organización que es copropiedad de un grupo de individuos. Es diferente a una fusión debido a que una sociedad legalmente no es una entidad única, sino un grupo de personas que trabajan juntas para lograr un objetivo comercial común.

Asociación: surge cuando dos organizaciones de negocios establecen un acuerdo contractual para trabajar en un proyecto empresarial en particular para el beneficio de ambas organizaciones de negocios. Una asociación es diferente a una fusión porque es solo un acuerdo temporal para un propósito específico.

Alianza estratégica: es una asociación entre dos empresas para lograr un objetivo continuo, como comprar o producir un determinado producto a un costo mínimo para ambas compañías. Esto es diferente de una fusión porque, aunque las compañías están trabajando juntas, siguen siendo dos entidades separadas.

¿Por qué querría combinar su organización de negocios con otra compañía?

Para una pequeña empresa que intenta crecer, fusionarse con otra compañía puede ser una opción más lucrativa en comparación a hacer una oferta pública inicial (OPI), especialmente en un mercado complejo e inconveniente. En cambio, una pequeña empresa puede ponerse a la venta porque su adquisición podría representar una estrategia de crecimiento a largo plazo económicamente más segura.

Para una empresa que intenta ingresar a un nuevo mercado, fusionarse con otra empresa y atacar ese nuevo nicho, puede ser una alternativa económica favorable. Muchas empresas de tamaños considerables eligen fortalecerse al diversificar su línea de productos, por lo que adquirir otra compañía y fusionarse con otras empresas podría ser la mejor manera de lograr ese objetivo.

¿Debe consultar a un abogado de negocios?

Existen muchas complejidades y formalidades legales para realizar fusiones y adquisiciones entre empresas. Si usted es dueño de un negocio y está considerando fusionarse con otra empresa, lo más probable es que desee consultar a un abogado de negocios que posea experiencia en adquisiciones y fusiones. Un profesional capacitado le informará qué tipo de normas y regulaciones debe seguir en el proceso y se asegurará que sus intereses estén representados en cualquier contrato escrito y demás formas legales requeridas.